_Alemania

Lo llaman fidelidad

Juanma Perera @juanmaHumilAfic 09-05-2018

etiquetas:

En la época del ‘fútbol negocio’ ver a los llamados ‘One club men’ tiene cada vez más mérito. Esos futbolistas que dedican toda su carrera a vestir y defender los colores de un mismo equipo es algo que se estila cada vez menos. Algo que se ve más en clubes humildes. Ejemplos como los de Puyol, Xabi Prieto, Totti y muchos otros, no es que abunden en un mundo cada vez más invadido por el dinero y por los intereses económicos que por el sentimental. Precisamente el sentimental es el que ha llevado a nuestros protagonistas a ocupar estas líneas. Tras confirmarse el descenso del FC Köln a la 2.Bundesliga, cuando se esperaba que algunos de sus jugadores más importantes abandonarían el barco hacia un destino mejor, fueron cayendo las sorpresas. Dos de los futbolistas más importantes de la plantilla, Timo Horn y Jonas Hector, han confirmado que estarán con el club en la 2ª División. 

Tanto Horn como Hector llegaron al primer equipo de la mano de Holger Stanislawski, en la 2012-13, tras otro descenso. El equipo necesitaba regenerarse y tanto el portero como el polivalente futbolista comenzaron a tomar los galones del equipo, siendo fijos prácticamente desde el inicio de la temporada. Con ellos dos, el equipo se regeneró poco a poco y fueron parte importante en el regreso a la máxima categoría, e incluso, en su vuelta a Europa. Mientras el portero ha sido internacional en todas las categorías inferiores, el lateral zurdo no llegó a ser convocado con Alemania hasta 2014, tras el Mundial que Die Mannschaft conquistó en Brasil. Hector se convirtió, poco a poco, en una pieza importante para Joachim Löw. Tanto, que ha disputado unos 36 partidos en poco más de tres años. Ha descendido a 2ª División el primer campeón de la historia de la Bundesliga y, con él, bajan dos de los futbolistas alemanes más cotizados del momento que no juegan en alguno de los transatlánticos germanos. Será curioso ver si Löw sigue contando con Jonas Hector aún estando éste en otra categoría, pero como el seleccionador es un hombre de ideas fijas, la respuesta está más que clara, Hector seguirá siendo internacional, aún estando en Segunda. Solo una lesión o sanción apartaría al lateral o medio centro de una convocatoria con el equipo nacional.

Esa es la fidelidad. La de un chaval que nació a poco más de 250 kilómetros de la ciudad de Colonia, y que llegó al equipo sin haber sido mayor de edad, que poco a poco fue escalando puestos y ya ha superado los 170 partidos con ‘los mayores’, llegando a ser uno de los capitanes. O la de un niño que, con seis años, y habiendo nacido en la misma ciudad de Colonia, entró en la estructura de la cantera del FC Köln y, ahí sigue, a día de hoy, siendo uno de los porteros mejor valorados del país. Sí, cualquiera podía pensar que, con el descenso del equipo, estos dos futbolistas saldrían del club y buscarían mejores ofertas. Pero Horn y Hector saben lo que es la 2ª División. Ahí nacieron a nivel profesional y ahí empezaron a hacerse futbolistas. Pasaron de la cantera a la Regionalliga y, de allí, al primer equipo. Aunque en la primera temporada se quedaron a cuatro puntos de optar, al menos, a la Relegation, en la temporada siguiente acabaron como campeones y volvieron, a lo grande, a la máxima categoría. Todo eso, como no, con Horn y Hector siendo parte importante en el equipo, creciendo cada vez más.

Pero no son los únicos. Tras ellos dos, otro compañero decidió mantenerse en la plantilla aún estando en la 2ª División, pero su caso es diferente. Como Timo Horn, Marcel Risse nació en Colonia. Sin embargo, no fue hasta 2013 cuando fichó por el equipo de la ciudad. Risse se formó durante una década en el equipo vecino, el Leverkusen y, tras pasar por un par de equipos, fue al finalizar el primer año en 2.Bundesliga cuando se incorporó por fin a su Colonia. Risse, internacional en categorías inferiores, formó parte del regreso del equipo a la Bundesliga, junto a los otros dos y, hace unos días, vivió la caída. Las lágrimas de los tres (y las del resto de la plantilla) el día que se confirmó el descenso, fueron más que notables. Ellos subieron al FC Köln tras el último descenso y ellos se quedarán para devolver al equipo a la máxima categoría. Porque con ‘su equipo’ lo han vivido todo, ascensos, descensos, participación en Europa… Colonia es su casa y el FC Köln su refugio. Lo de Horn, Hector y Risse es, sin duda, eso que todos llaman ‘Fidelidad’.

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

En la época del ‘fútbol negocio’ ver a los llamados ‘One club men’ tiene cada vez más mérito. Esos futbolistas que dedican toda su carrera a vestir y defender los colores de un mismo equipo es algo que se estila cada vez menos. Algo que se ve más en clubes humildes. Ejemplos como los de Puyol, Xabi Prieto, Totti y muchos otros, no es que abunden en un mundo cada vez más invadido por el dinero y por los intereses económicos que por el sentimental. Precisamente el sentimental es el que ha llevado a nuestros protagonistas a ocupar estas líneas. Tras confirmarse el descenso del FC Köln a la 2.Bundesliga, cuando se esperaba que algunos de sus jugadores más importantes abandonarían el barco hacia un destino mejor, fueron cayendo las sorpresas. Dos de los futbolistas más importantes de la plantilla, Timo Horn y Jonas Hector, han confirmado que estarán con el club en la 2ª División. 

Tanto Horn como Hector llegaron al primer equipo de la mano de Holger Stanislawski, en la 2012-13, tras otro descenso. El equipo necesitaba regenerarse y tanto el portero como el polivalente futbolista comenzaron a tomar los galones del equipo, siendo fijos prácticamente desde el inicio de la temporada. Con ellos dos, el equipo se regeneró poco a poco y fueron parte importante en el regreso a la máxima categoría, e incluso, en su vuelta a Europa. Mientras el portero ha sido internacional en todas las categorías inferiores, el lateral zurdo no llegó a ser convocado con Alemania hasta 2014, tras el Mundial que Die Mannschaft conquistó en Brasil. Hector se convirtió, poco a poco, en una pieza importante para Joachim Löw. Tanto, que ha disputado unos 36 partidos en poco más de tres años. Ha descendido a 2ª División el primer campeón de la historia de la Bundesliga y, con él, bajan dos de los futbolistas alemanes más cotizados del momento que no juegan en alguno de los transatlánticos germanos. Será curioso ver si Löw sigue contando con Jonas Hector aún estando éste en otra categoría, pero como el seleccionador es un hombre de ideas fijas, la respuesta está más que clara, Hector seguirá siendo internacional, aún estando en Segunda. Solo una lesión o sanción apartaría al lateral o medio centro de una convocatoria con el equipo nacional.

Esa es la fidelidad. La de un chaval que nació a poco más de 250 kilómetros de la ciudad de Colonia, y que llegó al equipo sin haber sido mayor de edad, que poco a poco fue escalando puestos y ya ha superado los 170 partidos con ‘los mayores’, llegando a ser uno de los capitanes. O la de un niño que, con seis años, y habiendo nacido en la misma ciudad de Colonia, entró en la estructura de la cantera del FC Köln y, ahí sigue, a día de hoy, siendo uno de los porteros mejor valorados del país. Sí, cualquiera podía pensar que, con el descenso del equipo, estos dos futbolistas saldrían del club y buscarían mejores ofertas. Pero Horn y Hector saben lo que es la 2ª División. Ahí nacieron a nivel profesional y ahí empezaron a hacerse futbolistas. Pasaron de la cantera a la Regionalliga y, de allí, al primer equipo. Aunque en la primera temporada se quedaron a cuatro puntos de optar, al menos, a la Relegation, en la temporada siguiente acabaron como campeones y volvieron, a lo grande, a la máxima categoría. Todo eso, como no, con Horn y Hector siendo parte importante en el equipo, creciendo cada vez más.

Pero no son los únicos. Tras ellos dos, otro compañero decidió mantenerse en la plantilla aún estando en la 2ª División, pero su caso es diferente. Como Timo Horn, Marcel Risse nació en Colonia. Sin embargo, no fue hasta 2013 cuando fichó por el equipo de la ciudad. Risse se formó durante una década en el equipo vecino, el Leverkusen y, tras pasar por un par de equipos, fue al finalizar el primer año en 2.Bundesliga cuando se incorporó por fin a su Colonia. Risse, internacional en categorías inferiores, formó parte del regreso del equipo a la Bundesliga, junto a los otros dos y, hace unos días, vivió la caída. Las lágrimas de los tres (y las del resto de la plantilla) el día que se confirmó el descenso, fueron más que notables. Ellos subieron al FC Köln tras el último descenso y ellos se quedarán para devolver al equipo a la máxima categoría. Porque con ‘su equipo’ lo han vivido todo, ascensos, descensos, participación en Europa… Colonia es su casa y el FC Köln su refugio. Lo de Horn, Hector y Risse es, sin duda, eso que todos llaman ‘Fidelidad’.

etiquetas:

_Alemania

El hundimiento

Juanma Perera @juanmaHumilAfic
18-01-2022

_Alemania

Callando bocas

Juanma Perera @juanmaHumilAfic
11-01-2022