_Fútbol femenino

Laura Fernández: “Estoy en el lugar perfecto”

David Orenes @david_lrl 03-11-2021

La trayectoria de Laura Fernández Borge (Valladolid, 1992) ha dado un giro en los últimos tiempos. El pasado verano fichó por el Deportivo de la Coruña, un club y una ciudad muy diferentes a las experiencias vividas en el grueso de su carrera, concentrada sobre todo en Pucela y Madrid. Su última etapa en el Espanyol no fue nada fácil, pero ahora ha recuperado la sonrisa en Abegondo. Nos lo cuenta en el programa de ‘EstrELLAS a escena’, en el canal de Twitch de Sphera Sports.

“Estoy muy contenta aquí. Es verdad que el año pasado fue complicado allí en Barcelona, los resultados no fueron los que esperábamos. Y este año necesitaba ese cambio, sentirme otra vez futbolista. La pasada temporada me perdí más de la mitad de partidos. Tenemos un grupo muy bueno, así que tengo muchas ganas de poder ayudar al equipo, aportar lo máximo y que sea un bonito año para todos”.

De Madrid a Barcelona, y de Barcelona a A Coruña. ¿Qué le convenció para cambiar tan bruscamente de aires? “Me encantaba el club. Desde que empezó en 2016 me pareció un proyecto muy bueno, que siempre ha apostado mucho por la sección femenina”. Otra de las razones pasa por la afición deportivista, una de las más especiales del panorama nacional. “Todos los fines de semana cuando jugamos en Abegondo está la ciudad deportiva a reventar de gente. Mañana juegan los juveniles de la Champions (Youth League) y creo que llevan 16.000 entradas vendidas. Es de agradecer que, sea la categoría que sea, la afición está ahí siempre”.

Laura militó en las filas del Atlético de Madrid dos veces campeón de Liga, y llegó a ser importante en el Madrid CFF. También llegó a formar parte de las categorías inferiores de la Selección, donde coincidió con Jorge Vilda (como preparador físico, nada menos). Tras muchos años en la élite, la pucelana juega en una categoría inferior después de tanto tiempo, pero para nada lo considera un paso atrás.

“Creo que estoy en el lugar perfecto y momento perfecto. El año pasado tuve la mala suerte de que no fue una buena temporada para mí. Por la lesión, el fallecimiento de mi abuela… esas cosas te marcan y a nivel mental no estás igual. En el momento en el que falla la cabeza, hay que priorizar otras cosas. Por eso no considero que sea un paso atrás. Creo que esto me va a ayudar, me va a servir de aprendizaje. Necesito recuperar mi mejor versión, la confianza”.

Laura cree que es importantísimo el aspecto psicológico en el rendimiento de una futbolista. “Hace poco vi una entrevista de Alexia (Putellas), que decía que las jugadoras con confianza y sin confianza eran completamente diferentes. Y es que es verdad, una deportista que tiene la autoestima por las nubes le ayuda al rendimiento, al físico… ese chute de energía que se necesita muchas veces. Pero sin la confianza, si tienes una lesión o entras en una dinámica mala, es verdad que eso te merma poco a poco. Mi objetivo este año es seguir hacia adelante, ganar la confianza que me faltó. Estoy con muchas ganas y ambición. Evidentemente, he venido aquí para ascender”.

Trabajar con un psicólogo es clave, como bien apunta la delantera blanquiazul. En ese sentido le ayudó mucho Xavi Lucas, profesional del Espanyol, la campaña anterior. “Me ayudó a trabajar esos aspectos para ser más fuerte a nivel mental en el campo, en mi día a día… El fútbol tiene poca memoria,y vale lo que hagas ahora (…) No todo es color de rosa. La exigencia del deporte, el trabajo, el esfuerzo. Hay momentos que no se está bien anímicamente y claro que influye. A mí me parece fundamental tener buena salud mental”.

Un Reto apasionante

El Deportivo es tercero, a cinco puntos de la cabeza tras caer el pasado fin de semana en un enfrentamiento directo ante uno de los grandes candidatos al ascenso, el DUX Logroño. Era la primera derrota del conjunto coruñés. “Nos fijamos en nosotras mismas, en el trabajo que hacemos cada día. Es verdad que este año la liga está súper competitiva. El hecho de que solo suba un equipo y que el próximo año cambie el formato es complicado. Todos los equipos quieren ganar los máximos puntos. Vamos partido a partido, aunque suene a tópico. Evidentemente el objetivo es claro, pero tampoco nos agobiamos ni nos sumamos una presión añadida”.

DUX Logroño, Espanyol, Osasuna, Deportivo… y Levante las Planas. Si la competencia era feroz con los recién descendidos y el equipo rojillo (que ha luchado el ascenso en las últimas temporadas), un ‘tapado’ se ha metido de lleno en la pelea, pues el equipo catalán suma pleno de victorias: 7 de 7. “Se puede decir que es la revelación. Tiene muy buena plantilla, conozco a muchas jugadoras y he tenido suerte de jugar con ellas. Pero es verdad que la Liga es súper larga y puede pasar cualquier cosa, a ver cómo acaba todo”.

Laura tuvo la suerte de debutar en el Teresa Herrera, nada menos que en Riazor, pero una lesión muscular le dejó fuera en las primeras jornadas. A su vuelta se asentó en la titularidad e incluso marcó frente a un rival directo como Osasuna. Miguel Llorente, técnico blanquiazul, la está colocando en la mediapunta, su posición preferida, y la vallisoletana reconoce que se está beneficiando del juego asociativo que propone el ex de las categorías inferiores del Barça.

“Yo soy una jugadora ofensiva, desde pequeña empecé a jugar de mediocentro o mediapunta, y para mí la mediapunta es la más cómoda y donde me siento mejor, te da esa libertad. Pero he jugado de delantera, de extremo, de volante en un rombo… Todo lo que sea ofensivo me encuentro bien. Es verdad que el juego que plantea Miguel es muy asociativo, de tener la posesión, salida con el balón jugado. A todas nos favorece un montón. De tres cuartos para arriba cada jugadora sabe lo que tiene que hacer”.

Graduada en Educación Física y Fisioterapia y con sus pinitos en comunicación (ha comentado partidos en la radio con mucha soltura), Laura Fernández tiene pasado como jugadora de fútbol sala, e incluso al principio de su carrera deportiva hizo un paréntesis de dos años para dedicarse a ello en Valladolid.Todo sirve de aprendizaje. El haber jugado a fútbol sala me da un pequeño plus que la gente que solo ha jugado a  fútbol 11 no está acostumbrada. Tengo buena experiencia allí a pesar de que me lesioné el cruzado, me llevé grandísimas amigas. El fútbol sala está guay, pero me quedo con el fútbol 11 (risas)”.

Antes de disputar la Primera División femenina de fútsal, la pucelana jugó dos temporadas en el Real Valladolid, cuya sección femenina desapareció en 2011. Laura espera que se recupere en un futuro cercano, y volver a vestir algún día la blanquivioleta. “En el momento en el que Ronaldo compró las acciones del club, planteó una serie de cambios. Uno de ellos fue crear una sección femenina. Ahora se ha quedado un poco en el aire, porque muchos clubes dependen de cómo está el masculino, y en este caso el año pasado descendió a Segunda. El objetivo es que suban, y a partir de ahí hacer cambios e incorporar la sección femenina. Yo confío en que lo hagan pronto, a corto-medio plazo. Me encantaría volver en el día de mañana a Valladolid, a mi casa”. Apúntalo, Ronnie.

Contenido patrocinado por Iberdrola

Imagen de cabecera: @RCDeportivo

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

La trayectoria de Laura Fernández Borge (Valladolid, 1992) ha dado un giro en los últimos tiempos. El pasado verano fichó por el Deportivo de la Coruña, un club y una ciudad muy diferentes a las experiencias vividas en el grueso de su carrera, concentrada sobre todo en Pucela y Madrid. Su última etapa en el Espanyol no fue nada fácil, pero ahora ha recuperado la sonrisa en Abegondo. Nos lo cuenta en el programa de ‘EstrELLAS a escena’, en el canal de Twitch de Sphera Sports.

“Estoy muy contenta aquí. Es verdad que el año pasado fue complicado allí en Barcelona, los resultados no fueron los que esperábamos. Y este año necesitaba ese cambio, sentirme otra vez futbolista. La pasada temporada me perdí más de la mitad de partidos. Tenemos un grupo muy bueno, así que tengo muchas ganas de poder ayudar al equipo, aportar lo máximo y que sea un bonito año para todos”.

De Madrid a Barcelona, y de Barcelona a A Coruña. ¿Qué le convenció para cambiar tan bruscamente de aires? “Me encantaba el club. Desde que empezó en 2016 me pareció un proyecto muy bueno, que siempre ha apostado mucho por la sección femenina”. Otra de las razones pasa por la afición deportivista, una de las más especiales del panorama nacional. “Todos los fines de semana cuando jugamos en Abegondo está la ciudad deportiva a reventar de gente. Mañana juegan los juveniles de la Champions (Youth League) y creo que llevan 16.000 entradas vendidas. Es de agradecer que, sea la categoría que sea, la afición está ahí siempre”.

Laura militó en las filas del Atlético de Madrid dos veces campeón de Liga, y llegó a ser importante en el Madrid CFF. También llegó a formar parte de las categorías inferiores de la Selección, donde coincidió con Jorge Vilda (como preparador físico, nada menos). Tras muchos años en la élite, la pucelana juega en una categoría inferior después de tanto tiempo, pero para nada lo considera un paso atrás.

“Creo que estoy en el lugar perfecto y momento perfecto. El año pasado tuve la mala suerte de que no fue una buena temporada para mí. Por la lesión, el fallecimiento de mi abuela… esas cosas te marcan y a nivel mental no estás igual. En el momento en el que falla la cabeza, hay que priorizar otras cosas. Por eso no considero que sea un paso atrás. Creo que esto me va a ayudar, me va a servir de aprendizaje. Necesito recuperar mi mejor versión, la confianza”.

Laura cree que es importantísimo el aspecto psicológico en el rendimiento de una futbolista. “Hace poco vi una entrevista de Alexia (Putellas), que decía que las jugadoras con confianza y sin confianza eran completamente diferentes. Y es que es verdad, una deportista que tiene la autoestima por las nubes le ayuda al rendimiento, al físico… ese chute de energía que se necesita muchas veces. Pero sin la confianza, si tienes una lesión o entras en una dinámica mala, es verdad que eso te merma poco a poco. Mi objetivo este año es seguir hacia adelante, ganar la confianza que me faltó. Estoy con muchas ganas y ambición. Evidentemente, he venido aquí para ascender”.

Trabajar con un psicólogo es clave, como bien apunta la delantera blanquiazul. En ese sentido le ayudó mucho Xavi Lucas, profesional del Espanyol, la campaña anterior. “Me ayudó a trabajar esos aspectos para ser más fuerte a nivel mental en el campo, en mi día a día… El fútbol tiene poca memoria,y vale lo que hagas ahora (…) No todo es color de rosa. La exigencia del deporte, el trabajo, el esfuerzo. Hay momentos que no se está bien anímicamente y claro que influye. A mí me parece fundamental tener buena salud mental”.

Un Reto apasionante

El Deportivo es tercero, a cinco puntos de la cabeza tras caer el pasado fin de semana en un enfrentamiento directo ante uno de los grandes candidatos al ascenso, el DUX Logroño. Era la primera derrota del conjunto coruñés. “Nos fijamos en nosotras mismas, en el trabajo que hacemos cada día. Es verdad que este año la liga está súper competitiva. El hecho de que solo suba un equipo y que el próximo año cambie el formato es complicado. Todos los equipos quieren ganar los máximos puntos. Vamos partido a partido, aunque suene a tópico. Evidentemente el objetivo es claro, pero tampoco nos agobiamos ni nos sumamos una presión añadida”.

DUX Logroño, Espanyol, Osasuna, Deportivo… y Levante las Planas. Si la competencia era feroz con los recién descendidos y el equipo rojillo (que ha luchado el ascenso en las últimas temporadas), un ‘tapado’ se ha metido de lleno en la pelea, pues el equipo catalán suma pleno de victorias: 7 de 7. “Se puede decir que es la revelación. Tiene muy buena plantilla, conozco a muchas jugadoras y he tenido suerte de jugar con ellas. Pero es verdad que la Liga es súper larga y puede pasar cualquier cosa, a ver cómo acaba todo”.

Laura tuvo la suerte de debutar en el Teresa Herrera, nada menos que en Riazor, pero una lesión muscular le dejó fuera en las primeras jornadas. A su vuelta se asentó en la titularidad e incluso marcó frente a un rival directo como Osasuna. Miguel Llorente, técnico blanquiazul, la está colocando en la mediapunta, su posición preferida, y la vallisoletana reconoce que se está beneficiando del juego asociativo que propone el ex de las categorías inferiores del Barça.

“Yo soy una jugadora ofensiva, desde pequeña empecé a jugar de mediocentro o mediapunta, y para mí la mediapunta es la más cómoda y donde me siento mejor, te da esa libertad. Pero he jugado de delantera, de extremo, de volante en un rombo… Todo lo que sea ofensivo me encuentro bien. Es verdad que el juego que plantea Miguel es muy asociativo, de tener la posesión, salida con el balón jugado. A todas nos favorece un montón. De tres cuartos para arriba cada jugadora sabe lo que tiene que hacer”.

Graduada en Educación Física y Fisioterapia y con sus pinitos en comunicación (ha comentado partidos en la radio con mucha soltura), Laura Fernández tiene pasado como jugadora de fútbol sala, e incluso al principio de su carrera deportiva hizo un paréntesis de dos años para dedicarse a ello en Valladolid.Todo sirve de aprendizaje. El haber jugado a fútbol sala me da un pequeño plus que la gente que solo ha jugado a  fútbol 11 no está acostumbrada. Tengo buena experiencia allí a pesar de que me lesioné el cruzado, me llevé grandísimas amigas. El fútbol sala está guay, pero me quedo con el fútbol 11 (risas)”.

Antes de disputar la Primera División femenina de fútsal, la pucelana jugó dos temporadas en el Real Valladolid, cuya sección femenina desapareció en 2011. Laura espera que se recupere en un futuro cercano, y volver a vestir algún día la blanquivioleta. “En el momento en el que Ronaldo compró las acciones del club, planteó una serie de cambios. Uno de ellos fue crear una sección femenina. Ahora se ha quedado un poco en el aire, porque muchos clubes dependen de cómo está el masculino, y en este caso el año pasado descendió a Segunda. El objetivo es que suban, y a partir de ahí hacer cambios e incorporar la sección femenina. Yo confío en que lo hagan pronto, a corto-medio plazo. Me encantaría volver en el día de mañana a Valladolid, a mi casa”. Apúntalo, Ronnie.

Contenido patrocinado por Iberdrola

Imagen de cabecera: @RCDeportivo