_Fórmula 1

Las opciones de Fernando Alonso

Abraham Marqués @AbrahamMarques_ 25-05-2020

Antes de que Fernando Alonso disputase su último Gran Premio de Fórmula 1 en la temporada 2018 ya se hablaba de su posible vuelta. Especulaciones sobre posibilidades en un buen equipo, alguna declaración del español, muchas voces destacadas queriendo su regreso… Lleva más de un año fuera de la categoría y se habla de él mucho más que de la mayoría de personalidades que trabajan en Fórmula 1. Y no solo en España, también en gran parte de Europa se hacen continuas especulaciones sobre su regreso.

El motivo de estar constantemente hablando del español es la repercusión que genera cualquiera de sus acciones. Al público, como norma general, le suele interesar mucho más cualquier noticia sobre Alonso que otras publicaciones importantes sobre el desarrollo del campeonato. Y esto es por el carisma y la personalidad que ha ido forjando el asturiano a lo largo de su trayectoria automovilística.

Lleva sin ganar un campeonato de Fórmula 1 desde 2006, pero ha sido considerado uno de los mejores de la categoría hasta el día en que se fue. Han pasado casi ocho años del último campeonato en el que tuvo opciones de ganar su tercer título, y todavía muchos creen que, con las herramientas adecuadas, puede conseguirlo.

Con todo esto, nos encontramos una vez en el cuento de nunca acabar de Fernando Alonso firmando por un equipo para luchar por el campeonato. Hace poco dejamos atrás para siempre la famosa frase: “Esto acerca a Alonso a Ferrari”. El fichaje de Carlos Sainz por los de Maranello cerró toda opción de que el bicampeón regresase con ellos, pero esto no quita que se siga hablando sobre su vuelta.

Yo fui el primero que, el día que el español dijo ‘Hasta luego’ en Abu Dabi, afirmé que era un hasta siempre, que no volvería. Y eso era lo que Fernando dejaba caer con sus movimientos. Ahora, la situación ha cambiado.Fernando se muere de ganas por regresar a la Fórmula 1. Su problema es el mismo que cuando se fue: nadie le ofrece un monoplaza para luchar por victorias. Tiene la puerta cerrada en Mercedes, Red Bull y Ferrari. El cuarto equipo de 2019, McLaren, ha firmado a Ricciardo para 2021. Los únicos asientos que quedan disponibles son en escuderías inferiores.

Enterrado el “esto acerca a Alonso a Ferrari”, surgió la esperanza de otro regreso a Renault, el equipo con el que logró sus mejores marcas en Fórmula 1. Se ha hablado incluso de una vuelta junto con Briatore. Sueños, aunque algunos movimientos han apuntado a que podían hacerse realidad.

Todos recordamos esos maravillosos años de Alonso ganando al volante de ese Renault azul y amarillo. Pero eso no quiere decir que si volvemos a juntar al español y al italiano en la escudería francesa se revivan esos momentos. La marca del rombo pasa por horas bajas y no se encuentra en disposición de competir ni tan siquiera por podios.

Fernando dijo por activa y por pasiva que solo regresaría a la Fórmula 1 en caso de tener opciones de ganar. Si no, se dedicaría a otras competiciones. Lo repitió hasta la saciedad. Sería contraproducente verle regresar a un equipo que en 2021 lucharía por acabar en zona de puntos.

También repitió en más de una ocasión que no se planteaba disputar la temporada completa de IndyCar, que era un sacrificio demasiado grande. La hazaña de ganar los campeonatos de Fórmula 1, WEC e IndyCar parecía descartarla.

Cambio de rumbo en las intenciones de Fernando

Pues bien, hace poco ha cambiado el rumbo de sus declaraciones en estos dos aspectos. Ha afirmado que lo que busca en estos momentos es centrar sus próximos dos, tres o cuatro años en una categoría. Ante esta situación, cabría la posibilidad de firmar con un equipo de Fórmula 1 que le prometa crecimiento y esperar que no le falle como lo fue el proyecto de McLaren Honda. También cabe la opción de dedicar sus esfuerzos a aprender todo lo necesario para ganar la IndyCar.

Fernando Alonso tras sufrir un percance en el GP de Canadá (Getty Images)

Analizando los movimientos de Fernando, la realidad es clara: quiere regresar a la Fórmula 1. Su problema es que solo le queda una opción y no es muy jugosa. En Renault no pueden ofrecerle algo realmente esperanzador. Pocos ánimos dan la marcha por la puerta de atrás de Daniel Ricciardo, que ha decidido abandonar este proyecto para firmar por McLaren. No le tiene que haber gustado al australiano lo que ha visto en Enstone para marcharse de tan mala manera, más aún con el alto salario que percibía.

El otro equipo realmente interesante en Fórmula 1 es Aston Martin. Su alianza con Mercedes es muy fuerte, Lawrence Stroll ha depositado una gran cantidad de dinero en el equipo y Toto Wolff ha decido dar el salto y comprar acciones de la marca. El equipo tiene muy buena pinta y, quién sabe, puede que Toto esté realizando el trasvase de Mercedes a Aston Martin ante una futura salida de las flechas de plata de la categoría.

Pues bien, en Aston Martin no hay hueco. Un asiento es para el hijo del dueño, Lance Stroll, y el otro lo ocupará Sergio Pérez hasta 2022. Por lo tanto, lo único que queda en Fórmula 1 es Renault.

El cambio de normativa podría haber sido un motivo de esperanza para creer en Renault en 2021, pero se ha retrasado hasta 2022. De este modo, no se esperan grandes cosas de los franceses para las dos próximas temporadas.

Todo pasa por Renault, la IndyCar o un regreso a WEC

Analizada la situación, pasamos a comentar lo que tiene Fernando en su mano. En primer lugar, un posible regreso a Renault. Dudoso cuanto menos tanto por las condiciones deportivas del equipo como por las económicas. Se empieza a hablar incluso de una salida de los franceses de Fórmula 1 debido a recortes en la empresa.

Si Alonso no consigue regresar a la categoría donde más alegrías ha cosechado, se le plantean dos opciones. La primera de ellas, embarcarse en el campeonato de IndyCar y trabajar durante los próximos tres años para conseguir la triple corona de campeonatos, algo que nadie ha conseguido nunca.

El reto suena muy bien, pero, quitando las míticas 500 millas de Indianápolis, el campeonato americano no parece apasionar mucho al asturiano. La configuración del monoplaza para los circuitos ruteros de la categoría no es de su agrado y en el calendario visitan óvalos muy peligrosos. Demasiado riesgo. Por último, está un posible regreso al WEC para competir en los nuevos Hypercars. Fernando disfrutó mucho proclamándose campeón en esta categoría, pero sabe que no le llena tanto como la Fórmula 1. El Dakar lo ha descartado. Volverá a él más adelante.

Con todo esto, no parece estar muy claro cuál va a ser el paradero del español en 2021. Regresar a la Fórmula 1 a un equipo no competitivo podría ser un muy mal tiro en el pie. El asturiano quiere firmar por un buen proyecto que le dure unos cuatro años. No sabemos por qué se decantará y parece que tardaremos todavía algún tiempo en conocer su decisión. Una cosa está clara: se va a seguir hablando mucho de él y la gran mayoría de los aficionados estarán expectantes para conocer cuál será su nuevo proyecto. 

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

Antes de que Fernando Alonso disputase su último Gran Premio de Fórmula 1 en la temporada 2018 ya se hablaba de su posible vuelta. Especulaciones sobre posibilidades en un buen equipo, alguna declaración del español, muchas voces destacadas queriendo su regreso… Lleva más de un año fuera de la categoría y se habla de él mucho más que de la mayoría de personalidades que trabajan en Fórmula 1. Y no solo en España, también en gran parte de Europa se hacen continuas especulaciones sobre su regreso.

El motivo de estar constantemente hablando del español es la repercusión que genera cualquiera de sus acciones. Al público, como norma general, le suele interesar mucho más cualquier noticia sobre Alonso que otras publicaciones importantes sobre el desarrollo del campeonato. Y esto es por el carisma y la personalidad que ha ido forjando el asturiano a lo largo de su trayectoria automovilística.

Lleva sin ganar un campeonato de Fórmula 1 desde 2006, pero ha sido considerado uno de los mejores de la categoría hasta el día en que se fue. Han pasado casi ocho años del último campeonato en el que tuvo opciones de ganar su tercer título, y todavía muchos creen que, con las herramientas adecuadas, puede conseguirlo.

Con todo esto, nos encontramos una vez en el cuento de nunca acabar de Fernando Alonso firmando por un equipo para luchar por el campeonato. Hace poco dejamos atrás para siempre la famosa frase: “Esto acerca a Alonso a Ferrari”. El fichaje de Carlos Sainz por los de Maranello cerró toda opción de que el bicampeón regresase con ellos, pero esto no quita que se siga hablando sobre su vuelta.

Yo fui el primero que, el día que el español dijo ‘Hasta luego’ en Abu Dabi, afirmé que era un hasta siempre, que no volvería. Y eso era lo que Fernando dejaba caer con sus movimientos. Ahora, la situación ha cambiado.Fernando se muere de ganas por regresar a la Fórmula 1. Su problema es el mismo que cuando se fue: nadie le ofrece un monoplaza para luchar por victorias. Tiene la puerta cerrada en Mercedes, Red Bull y Ferrari. El cuarto equipo de 2019, McLaren, ha firmado a Ricciardo para 2021. Los únicos asientos que quedan disponibles son en escuderías inferiores.

Enterrado el “esto acerca a Alonso a Ferrari”, surgió la esperanza de otro regreso a Renault, el equipo con el que logró sus mejores marcas en Fórmula 1. Se ha hablado incluso de una vuelta junto con Briatore. Sueños, aunque algunos movimientos han apuntado a que podían hacerse realidad.

Todos recordamos esos maravillosos años de Alonso ganando al volante de ese Renault azul y amarillo. Pero eso no quiere decir que si volvemos a juntar al español y al italiano en la escudería francesa se revivan esos momentos. La marca del rombo pasa por horas bajas y no se encuentra en disposición de competir ni tan siquiera por podios.

Fernando dijo por activa y por pasiva que solo regresaría a la Fórmula 1 en caso de tener opciones de ganar. Si no, se dedicaría a otras competiciones. Lo repitió hasta la saciedad. Sería contraproducente verle regresar a un equipo que en 2021 lucharía por acabar en zona de puntos.

También repitió en más de una ocasión que no se planteaba disputar la temporada completa de IndyCar, que era un sacrificio demasiado grande. La hazaña de ganar los campeonatos de Fórmula 1, WEC e IndyCar parecía descartarla.

Cambio de rumbo en las intenciones de Fernando

Pues bien, hace poco ha cambiado el rumbo de sus declaraciones en estos dos aspectos. Ha afirmado que lo que busca en estos momentos es centrar sus próximos dos, tres o cuatro años en una categoría. Ante esta situación, cabría la posibilidad de firmar con un equipo de Fórmula 1 que le prometa crecimiento y esperar que no le falle como lo fue el proyecto de McLaren Honda. También cabe la opción de dedicar sus esfuerzos a aprender todo lo necesario para ganar la IndyCar.

Fernando Alonso tras sufrir un percance en el GP de Canadá (Getty Images)

Analizando los movimientos de Fernando, la realidad es clara: quiere regresar a la Fórmula 1. Su problema es que solo le queda una opción y no es muy jugosa. En Renault no pueden ofrecerle algo realmente esperanzador. Pocos ánimos dan la marcha por la puerta de atrás de Daniel Ricciardo, que ha decidido abandonar este proyecto para firmar por McLaren. No le tiene que haber gustado al australiano lo que ha visto en Enstone para marcharse de tan mala manera, más aún con el alto salario que percibía.

El otro equipo realmente interesante en Fórmula 1 es Aston Martin. Su alianza con Mercedes es muy fuerte, Lawrence Stroll ha depositado una gran cantidad de dinero en el equipo y Toto Wolff ha decido dar el salto y comprar acciones de la marca. El equipo tiene muy buena pinta y, quién sabe, puede que Toto esté realizando el trasvase de Mercedes a Aston Martin ante una futura salida de las flechas de plata de la categoría.

Pues bien, en Aston Martin no hay hueco. Un asiento es para el hijo del dueño, Lance Stroll, y el otro lo ocupará Sergio Pérez hasta 2022. Por lo tanto, lo único que queda en Fórmula 1 es Renault.

El cambio de normativa podría haber sido un motivo de esperanza para creer en Renault en 2021, pero se ha retrasado hasta 2022. De este modo, no se esperan grandes cosas de los franceses para las dos próximas temporadas.

Todo pasa por Renault, la IndyCar o un regreso a WEC

Analizada la situación, pasamos a comentar lo que tiene Fernando en su mano. En primer lugar, un posible regreso a Renault. Dudoso cuanto menos tanto por las condiciones deportivas del equipo como por las económicas. Se empieza a hablar incluso de una salida de los franceses de Fórmula 1 debido a recortes en la empresa.

Si Alonso no consigue regresar a la categoría donde más alegrías ha cosechado, se le plantean dos opciones. La primera de ellas, embarcarse en el campeonato de IndyCar y trabajar durante los próximos tres años para conseguir la triple corona de campeonatos, algo que nadie ha conseguido nunca.

El reto suena muy bien, pero, quitando las míticas 500 millas de Indianápolis, el campeonato americano no parece apasionar mucho al asturiano. La configuración del monoplaza para los circuitos ruteros de la categoría no es de su agrado y en el calendario visitan óvalos muy peligrosos. Demasiado riesgo. Por último, está un posible regreso al WEC para competir en los nuevos Hypercars. Fernando disfrutó mucho proclamándose campeón en esta categoría, pero sabe que no le llena tanto como la Fórmula 1. El Dakar lo ha descartado. Volverá a él más adelante.

Con todo esto, no parece estar muy claro cuál va a ser el paradero del español en 2021. Regresar a la Fórmula 1 a un equipo no competitivo podría ser un muy mal tiro en el pie. El asturiano quiere firmar por un buen proyecto que le dure unos cuatro años. No sabemos por qué se decantará y parece que tardaremos todavía algún tiempo en conocer su decisión. Una cosa está clara: se va a seguir hablando mucho de él y la gran mayoría de los aficionados estarán expectantes para conocer cuál será su nuevo proyecto. 

_Fórmula 1

Todo circo necesita su mago

Abraham Marqués @AbrahamMarques_
08-07-2020

_Fórmula 1

Parc Fermé: Austria 2020

Abraham Marqués @AbrahamMarques_
06-07-2020