_Otros

La resurrección de Alberto Contador en Tirreno

Enrique Julián Gómez @EnriqueJulian23 16-03-2014

etiquetas:

Enrique JULIÁN

Enrique JULIÁN GÓMEZEl nuevo año ha llegado con un nuevo Alberto Contador bajo el brazo, una renovación o una resurrección del ciclista de Pinto, como se quiera ver, tras su desastrosa temporada 2013. Al menos estas son las sensaciones que deja Contador tras las dos etapas montañosas de la Tirreno-Adriatico, en las que ha exhibido una forma, superioridad, inteligente valentía y capacidad de lectura que hacía tiempo que no se le veían.

En la preciosa y turísticamente desconocida zona central de Italia y de los Apeninos, Alberto Contador dio su primer zarpazo con su victoria en el ascenso a Selva Rotonda, en Cittareale. Tras una maratoniana jornada de 244 kilómetros, los favoritos llegaron juntos a la parte final del puerto, cuando Alberto Contador lanzó un medido ataque para poder imponerse en meta batiendo a Nairo Quintana, mientras Dani Moreno, con su habitual rush final alcanzaba la tercera posición. Las diferencias fueron mínimas y Kwiatkowski mantenía el liderato, pero Contador recuperaba sensaciones ante los mejores y superaba ya sus victorias del año pasado, sumada esta a la que consiguió en el Alto de Malhao durante la Volta ao Algarve.

Lo mejor para Contador llegó en la segunda etapa por la región del Abruzzo. El ascenso del Passo Lanciano, uno de los más reconocidos puertos de paso en Italia precedía al final en Guardiagrele, pueblo al que se accede mediante un brutal muro que alcanza picos del 30% de desnivel. Alberto Contador atacó en el Passo Lanciano, a más de 35 kilómetros de meta y la jugada le salió perfecta. Nairo Quintana, lejos de su pico de forma que alcanzará en el Giro, no pudo seguirle la rueda, tampoco un excepcional Mikel Nieve, que fue la cara visible del Sky tras la retirada de Richie Porte, según el equipo por enfermedad.

Tras el descenso, Contador alcanzó junto a Hansen a los escapados -King, Geschke y De la Cruz- y remató, obligado a hacer eses por el excesivo desnivel de la carretera en los metros finales, en el muro de Guardiagrele. Ahora, el excampeón de Giro, Tour y Vuelta es líder con más de dos minutos de ventaja sobre el resto de sus rivales, ventaja más que suficiente para vencer la Carrera de los Dos Mares, y se muestra sus credenciales para un nuevo asalto al Tour de Francia. ¿Regreso o espejismo?


Rui Costa, Carlos Betancur y Arthur Vichot en el podio de París-Niza
 

Mientras tanto, en Francia finalizó la atípica edición de París-Niza, cuyo recorrido ha dejado satisfecho en general a organización y público especializado. La propuesta de las cinco etapas finales como cinco clásicas, sin finales de alta montaña al uso, con numerosos puertos de paso y repechos, ha dejado etapas muy combativas e igualdad hasta el final. El colombiano Carlos Betancur, merced en especial a su actuación en sus dos victorias de etapa, se llevó el triunfo final de la Carrera hacia el Sol, convirtiéndose en el primer ciclista del país cafetero en vencer la prueba francesa. Justo premio a su equipo, el AG2R, que lleva un excepcional inicio de temporada con muchos ciclistas destacados y controló perfectamente la carrera para Betancur.

En la penúltima etapa, la explosividad del neerlandés Tom-Jelte Slagter le dio su segundo parcial en el final en cuesta de Biot, por delante de Rui Costa, de nuevo segundo, el propio Betancur y Rojas, de nuevo cuarto. Y en la última etapa, con el clásico final en Niza tras el decisivo ascenso al Col d'Eze, todos los favoritos llegaron al sprint, en el que venció el campeón francés Arthur Vichot por delante de José Joaquín Rojas, al que se le volvió a escapar una victoria que tenía en la mano. De hecho, el murciano parece marcado por el destino, puesto que perdió el tercer puesto del podio, que tenía casi asegurado tras la crisis de Stybar en Eze, en favor del propio Vichot, gracias a un segundo de bonificación que cogió en un sprint intermedio. Así, el podio junto a Betancur y Vichot lo completó Rui Costa -su sexto segundo puesto este año- pese a su caída en los metros finales en Niza.

[Sigue toda la actualidad del ciclismo en @CiclismoSphera]

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

Enrique JULIÁN GÓMEZEl nuevo año ha llegado con un nuevo Alberto Contador bajo el brazo, una renovación o una resurrección del ciclista de Pinto, como se quiera ver, tras su desastrosa temporada 2013. Al menos estas son las sensaciones que deja Contador tras las dos etapas montañosas de la Tirreno-Adriatico, en las que ha exhibido una forma, superioridad, inteligente valentía y capacidad de lectura que hacía tiempo que no se le veían.

En la preciosa y turísticamente desconocida zona central de Italia y de los Apeninos, Alberto Contador dio su primer zarpazo con su victoria en el ascenso a Selva Rotonda, en Cittareale. Tras una maratoniana jornada de 244 kilómetros, los favoritos llegaron juntos a la parte final del puerto, cuando Alberto Contador lanzó un medido ataque para poder imponerse en meta batiendo a Nairo Quintana, mientras Dani Moreno, con su habitual rush final alcanzaba la tercera posición. Las diferencias fueron mínimas y Kwiatkowski mantenía el liderato, pero Contador recuperaba sensaciones ante los mejores y superaba ya sus victorias del año pasado, sumada esta a la que consiguió en el Alto de Malhao durante la Volta ao Algarve.

Lo mejor para Contador llegó en la segunda etapa por la región del Abruzzo. El ascenso del Passo Lanciano, uno de los más reconocidos puertos de paso en Italia precedía al final en Guardiagrele, pueblo al que se accede mediante un brutal muro que alcanza picos del 30% de desnivel. Alberto Contador atacó en el Passo Lanciano, a más de 35 kilómetros de meta y la jugada le salió perfecta. Nairo Quintana, lejos de su pico de forma que alcanzará en el Giro, no pudo seguirle la rueda, tampoco un excepcional Mikel Nieve, que fue la cara visible del Sky tras la retirada de Richie Porte, según el equipo por enfermedad.

Tras el descenso, Contador alcanzó junto a Hansen a los escapados -King, Geschke y De la Cruz- y remató, obligado a hacer eses por el excesivo desnivel de la carretera en los metros finales, en el muro de Guardiagrele. Ahora, el excampeón de Giro, Tour y Vuelta es líder con más de dos minutos de ventaja sobre el resto de sus rivales, ventaja más que suficiente para vencer la Carrera de los Dos Mares, y se muestra sus credenciales para un nuevo asalto al Tour de Francia. ¿Regreso o espejismo?


Rui Costa, Carlos Betancur y Arthur Vichot en el podio de París-Niza
 

Mientras tanto, en Francia finalizó la atípica edición de París-Niza, cuyo recorrido ha dejado satisfecho en general a organización y público especializado. La propuesta de las cinco etapas finales como cinco clásicas, sin finales de alta montaña al uso, con numerosos puertos de paso y repechos, ha dejado etapas muy combativas e igualdad hasta el final. El colombiano Carlos Betancur, merced en especial a su actuación en sus dos victorias de etapa, se llevó el triunfo final de la Carrera hacia el Sol, convirtiéndose en el primer ciclista del país cafetero en vencer la prueba francesa. Justo premio a su equipo, el AG2R, que lleva un excepcional inicio de temporada con muchos ciclistas destacados y controló perfectamente la carrera para Betancur.

En la penúltima etapa, la explosividad del neerlandés Tom-Jelte Slagter le dio su segundo parcial en el final en cuesta de Biot, por delante de Rui Costa, de nuevo segundo, el propio Betancur y Rojas, de nuevo cuarto. Y en la última etapa, con el clásico final en Niza tras el decisivo ascenso al Col d'Eze, todos los favoritos llegaron al sprint, en el que venció el campeón francés Arthur Vichot por delante de José Joaquín Rojas, al que se le volvió a escapar una victoria que tenía en la mano. De hecho, el murciano parece marcado por el destino, puesto que perdió el tercer puesto del podio, que tenía casi asegurado tras la crisis de Stybar en Eze, en favor del propio Vichot, gracias a un segundo de bonificación que cogió en un sprint intermedio. Así, el podio junto a Betancur y Vichot lo completó Rui Costa -su sexto segundo puesto este año- pese a su caída en los metros finales en Niza.

[Sigue toda la actualidad del ciclismo en @CiclismoSphera]

etiquetas:

Enrique JULIÁN