_Sevilla

La media sevillista

José Gavilán @futbol_internac 07-02-2019

etiquetas:

Las sensaciones del Sevilla Fútbol Club no son demasiado halagüeñas a estas alturas de temporada. El conjunto de Pablo Machín pasa por el momento más complejo desde la llegada del técnico soriano al banquillo del Ramón Sánchez-Pizjuán. El gran desempeño de los sevillistas en el primer tramo de la competición sirve de rédito mientras el equipo está de capa caída. Las acertadas decisiones del míster se han bloqueado y los futbolistas que están llamados a tirar del carro sufren físicamente debido a la acumulación de partidos en sus piernas. La percepción es la misma para todos en Nervión. Por ello, hablemos de números.

Ganar en casa y mínimo, empatar fuera. La media inglesa, en condiciones normales, no suele dar para cumplir los objetivos. Una fórmula que ha venido utilizando el Sevilla Fútbol Club en los últimos años y que en la mayoría de ocasiones no parece ser suficiente. Unai Emery o Jorge Sampaoli dirigían a equipos imbatibles en el Ramón Sánchez-Pizjuán y algo más vulnerable lejos de la capital andaluza. Conseguir tres puntos como local y no perder cuando no tienes delante al jugador número 12 significa conseguir 61 puntos a final de temporada. El conjunto hispalense solo ha batido este registro en las temporadas 2016/17 (72 puntos), 2014/15 (76 puntos), 2013/14 (63 puntos) y 2009/10 (63 puntos) en la última década. En ese lapso de tiempo, rara vez han bastado 61 puntos para acabar como cuarto clasificado.

En la actualidad, Pablo Machín y sus discípulos suman 23 puntos de 30 posibles en casa (el cuarto mejor de La Liga) y 13 puntos de 36 como visitante (el octavo mejor registro de La Liga). En total, el Sevilla ha obtenido 36 puntos de 66, seis menos si aplicamos la famosa media. El fortín de Nervión debe seguir siendo inexpugnable pero para conseguir el objetivo final el equipo debe modificar la fórmula para convertir la receta inglesa en una propia. Villarreal, Huesca, Espanyol, Valladolid, Getafe, Girona y Atlético de Madrid son los destinos que aún le quedan al Sevilla Fútbol Club. Siete desplazamientos, en su mayoría asequibles, en los que hay que sacar mínimo 15 puntos para seguir permaneciendo a la parte más alta de la clasificación. Cinco victorias en siete encuentros. O cuatro victorias y tres empates. Menos, obliga a no ceder ningún punto en casa.

La media sevillista es aquella que permita al conjunto hispalense volver a disputar la Champions League. La prioridad es el cuarto puesto. La obligación pasa por estar entre los cuatro mejores equipos de La Liga. La mentalidad, el juego y el resultado lejos del Ramón Sánchez-Pizjuán debe cambiar, y debe hacerlo ya. Las sensaciones aprietan, los números ahogan.

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

Las sensaciones del Sevilla Fútbol Club no son demasiado halagüeñas a estas alturas de temporada. El conjunto de Pablo Machín pasa por el momento más complejo desde la llegada del técnico soriano al banquillo del Ramón Sánchez-Pizjuán. El gran desempeño de los sevillistas en el primer tramo de la competición sirve de rédito mientras el equipo está de capa caída. Las acertadas decisiones del míster se han bloqueado y los futbolistas que están llamados a tirar del carro sufren físicamente debido a la acumulación de partidos en sus piernas. La percepción es la misma para todos en Nervión. Por ello, hablemos de números.

Ganar en casa y mínimo, empatar fuera. La media inglesa, en condiciones normales, no suele dar para cumplir los objetivos. Una fórmula que ha venido utilizando el Sevilla Fútbol Club en los últimos años y que en la mayoría de ocasiones no parece ser suficiente. Unai Emery o Jorge Sampaoli dirigían a equipos imbatibles en el Ramón Sánchez-Pizjuán y algo más vulnerable lejos de la capital andaluza. Conseguir tres puntos como local y no perder cuando no tienes delante al jugador número 12 significa conseguir 61 puntos a final de temporada. El conjunto hispalense solo ha batido este registro en las temporadas 2016/17 (72 puntos), 2014/15 (76 puntos), 2013/14 (63 puntos) y 2009/10 (63 puntos) en la última década. En ese lapso de tiempo, rara vez han bastado 61 puntos para acabar como cuarto clasificado.

En la actualidad, Pablo Machín y sus discípulos suman 23 puntos de 30 posibles en casa (el cuarto mejor de La Liga) y 13 puntos de 36 como visitante (el octavo mejor registro de La Liga). En total, el Sevilla ha obtenido 36 puntos de 66, seis menos si aplicamos la famosa media. El fortín de Nervión debe seguir siendo inexpugnable pero para conseguir el objetivo final el equipo debe modificar la fórmula para convertir la receta inglesa en una propia. Villarreal, Huesca, Espanyol, Valladolid, Getafe, Girona y Atlético de Madrid son los destinos que aún le quedan al Sevilla Fútbol Club. Siete desplazamientos, en su mayoría asequibles, en los que hay que sacar mínimo 15 puntos para seguir permaneciendo a la parte más alta de la clasificación. Cinco victorias en siete encuentros. O cuatro victorias y tres empates. Menos, obliga a no ceder ningún punto en casa.

La media sevillista es aquella que permita al conjunto hispalense volver a disputar la Champions League. La prioridad es el cuarto puesto. La obligación pasa por estar entre los cuatro mejores equipos de La Liga. La mentalidad, el juego y el resultado lejos del Ramón Sánchez-Pizjuán debe cambiar, y debe hacerlo ya. Las sensaciones aprietan, los números ahogan.

etiquetas:

_Sevilla

Dicen que nunca se rinde

Marcos Pimentel @PimenMarcos77
28-04-2021

_Sevilla

«Querida afición …»

Alberto López Frau @alberlopezfrau
17-02-2021