_Otros

La FIFA saca tarjeta amarilla a la Federación Española

La delicada situación que atraviesa la Federación Española de Fútbol (RFEF) es seguida con atención y preocupación por la FIFA, que ya advirtió de que no tolerará una injerencia del Gobierno de España en su proceso de elección de autoridades.

La propia RFEF asumió hoy la «enorme preocupación» del máximo organismo rector del fútbol, horas después de que el diario «El País» desvelara que el aviso de la FIFA llegó vía carta y con la amenaza de dejar fuera del Mundial de Rusia 2018 a la selección española, si prosiguen las supuestas injerencias del Ejecutivo presidido por Mariano Rajoy.

Éstas, aclaró «El País», supondrían una violación de los estatutos de la FIFA y pondrían en riesgo la autonomía del ente que gobierna el fútbol español.

«Los representantes de FIFA y UEFA mostraron una enorme preocupación por la situación que está atravesando la Real Federación Española de Fútbol», indicó la Federación en su nota. «Y manifestaron su más firme interés en desplazarse a España y mantener, lo antes posible, una reunión con las más altas instancias deportivas de nuestro país, con el fin de tener un mejor y más amplio conocimiento del tema», amplió la RFEF.

La cuestión sobrevino después de que el gubernamental Consejo Superior de Deportes español (CSD) presentara el pasado octubre ante el Tribunal Administrativo del Deporte (TAD) un recurso extraordinario para que las elecciones a la presidencia del organismo que ya tuvieron lugar el pasado mayo pudieran repetirse.

De los comicios de mayo volvió a salir como máximo mandatario el histórico Ángel María Villar, actualmente suspendido cautelarmente de su cargo.

El entonces vicepresidente de la FIFA y de la UEFA tuvo que cesar de sus funciones, después de verse implicado en julio en la denominada «operación Soule», una trama que se habría apropiado indebidamente de los derechos audiovisuales y de patrocinio de la selección española.

Villar fue detenido en el marco de esa operación, aunque fue liberado semanas después tras el pago de una fianza. El español dejó sus cargos en la UEFA y la FIFA pero se resiste a presentar la dimisión en la RFEF.

Sin embargo, fue suspendido de la presidencia por un año por el CSD. La RFEF es presidida interinamente por Juan Luis Larrea, quien fue tesorero de la federación durante 28 de los 29 años que Villar presidió el organismo.

Hoy, en su comunicado, la RFEF recordó que la entidad se encuentra regulada por los estatutos de la FIFA y de la UEFA, y que por ello se compromete a respetar los reglamentos y las decisiones que tomen ambos organismos.

El ente apuntó, además, que trasladó el mensaje de la FIFA «al Ministro de Educación, Cultura y Deporte y al Secretario de Estado para el Deporte» para que «se concrete una fecha para poder celebrar la citada reunión».

Horas antes de que el organismo se pronunciara, el propio presidente del Gobierno español había aludido desde Bruselas a la audiencia solicitada por los máximos rectores del fútbol.

«El ministro me ha dicho que no ha recibido ninguna comunicación de la FIFA, sólo una carta de alguna gente (de la FIFA) pidiendo una audiencia», afirmó Rajoy, preguntado por la cuestión en la capital europea.

«Ese escenario no lo contemplo, estoy absolutamente convencido de que España irá al Mundial de Rusia y, además, de que lo va a ganar», añadió el máximo mandatario de español en un intento de calmar los ánimos.

Sin especificar a través de qué vías, la RFEF apeló asimismo a la necesidad de que «todo vuelva a la normalidad» para que «la selección española participe en el Mundial de Rusia 2018, para el que tan brillantemente se ha clasificado».

La severa advertencia de la FIFA, en cualquier caso, supone un desafío al Gobierno español, que había justificado sus movimientos en el deseo de iniciar de una vez por todas la regeneración de una Federación bajo sospecha tras la «operación Soule».

Ya en 2008, el máximo organismo del fútbol mundial amenazó a España con su exclusión de las competiciones internacionales. Presidida entonces por el controvertido Joseph Blatter, la FIFA logró que el Ejecutivo presidido por el socialista José Luis Rodríguez Zapatero permitiera a Villar llamar a elecciones más tarde de lo que la orden ministerial preveía.

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

La delicada situación que atraviesa la Federación Española de Fútbol (RFEF) es seguida con atención y preocupación por la FIFA, que ya advirtió de que no tolerará una injerencia del Gobierno de España en su proceso de elección de autoridades.

La propia RFEF asumió hoy la «enorme preocupación» del máximo organismo rector del fútbol, horas después de que el diario «El País» desvelara que el aviso de la FIFA llegó vía carta y con la amenaza de dejar fuera del Mundial de Rusia 2018 a la selección española, si prosiguen las supuestas injerencias del Ejecutivo presidido por Mariano Rajoy.

Éstas, aclaró «El País», supondrían una violación de los estatutos de la FIFA y pondrían en riesgo la autonomía del ente que gobierna el fútbol español.

«Los representantes de FIFA y UEFA mostraron una enorme preocupación por la situación que está atravesando la Real Federación Española de Fútbol», indicó la Federación en su nota. «Y manifestaron su más firme interés en desplazarse a España y mantener, lo antes posible, una reunión con las más altas instancias deportivas de nuestro país, con el fin de tener un mejor y más amplio conocimiento del tema», amplió la RFEF.

La cuestión sobrevino después de que el gubernamental Consejo Superior de Deportes español (CSD) presentara el pasado octubre ante el Tribunal Administrativo del Deporte (TAD) un recurso extraordinario para que las elecciones a la presidencia del organismo que ya tuvieron lugar el pasado mayo pudieran repetirse.

De los comicios de mayo volvió a salir como máximo mandatario el histórico Ángel María Villar, actualmente suspendido cautelarmente de su cargo.

El entonces vicepresidente de la FIFA y de la UEFA tuvo que cesar de sus funciones, después de verse implicado en julio en la denominada «operación Soule», una trama que se habría apropiado indebidamente de los derechos audiovisuales y de patrocinio de la selección española.

Villar fue detenido en el marco de esa operación, aunque fue liberado semanas después tras el pago de una fianza. El español dejó sus cargos en la UEFA y la FIFA pero se resiste a presentar la dimisión en la RFEF.

Sin embargo, fue suspendido de la presidencia por un año por el CSD. La RFEF es presidida interinamente por Juan Luis Larrea, quien fue tesorero de la federación durante 28 de los 29 años que Villar presidió el organismo.

Hoy, en su comunicado, la RFEF recordó que la entidad se encuentra regulada por los estatutos de la FIFA y de la UEFA, y que por ello se compromete a respetar los reglamentos y las decisiones que tomen ambos organismos.

El ente apuntó, además, que trasladó el mensaje de la FIFA «al Ministro de Educación, Cultura y Deporte y al Secretario de Estado para el Deporte» para que «se concrete una fecha para poder celebrar la citada reunión».

Horas antes de que el organismo se pronunciara, el propio presidente del Gobierno español había aludido desde Bruselas a la audiencia solicitada por los máximos rectores del fútbol.

«El ministro me ha dicho que no ha recibido ninguna comunicación de la FIFA, sólo una carta de alguna gente (de la FIFA) pidiendo una audiencia», afirmó Rajoy, preguntado por la cuestión en la capital europea.

«Ese escenario no lo contemplo, estoy absolutamente convencido de que España irá al Mundial de Rusia y, además, de que lo va a ganar», añadió el máximo mandatario de español en un intento de calmar los ánimos.

Sin especificar a través de qué vías, la RFEF apeló asimismo a la necesidad de que «todo vuelva a la normalidad» para que «la selección española participe en el Mundial de Rusia 2018, para el que tan brillantemente se ha clasificado».

La severa advertencia de la FIFA, en cualquier caso, supone un desafío al Gobierno español, que había justificado sus movimientos en el deseo de iniciar de una vez por todas la regeneración de una Federación bajo sospecha tras la «operación Soule».

Ya en 2008, el máximo organismo del fútbol mundial amenazó a España con su exclusión de las competiciones internacionales. Presidida entonces por el controvertido Joseph Blatter, la FIFA logró que el Ejecutivo presidido por el socialista José Luis Rodríguez Zapatero permitiera a Villar llamar a elecciones más tarde de lo que la orden ministerial preveía.

_Otros

Proyectos que suman

Sara Giménez @_SaraGimenez
22-12-2021

_Otros

La mentira de Serdar Çoban

Diego G. Argota @DiegoGArgota21
17-12-2021