_Otros

La fiabilidad de Honda

Edu Rodríguez @EduRodri1996 05-04-2018

etiquetas:

McLaren decidió cambiar Honda por
Renault a final de 2017. El proyecto, iniciado en 2015, había sido un fracaso.
Más allá de los múltiples problemas, el equipo nunca estuvo cerca de los
mejores. Con el cambio de motor, la escudería espera mejorar a corto plazo. Los
Test de pretemporada mostraron una leve mejoría. Pero solo fueron Test.

Lo que pasa en los Test sirve de
indicativo, pero nunca supone certezas. Los pilotos, algo normal, se guardan
cartas para la hora de la verdad. Las escuderías, en la misma línea, también. Lo
pudimos comprobar en la primera carrera. El Toro Rosso Honda de Hartley fue el
único doblado en Melbourne, mientras que su compañero, Gasly, tuvo que
abandonar por un problema en la unidad de potencia. La escudería había
sorprendido en pretemporada, pero la primera carrera evidenció que los
problemas, de momento, persisten. En otras palabras, la misma historia de
siempre. Alonso, mientras tanto, terminó quinto compitiendo de tú a tú con la
zona media-alta de la parrilla.

Cuando McLaren selló su acuerdo
con Honda, hace ya más de tres años, la decisión fue buena. El camino no iba a
ser sencillo, estaba claro, pero había materia prima para luchar por cosas
importantes. La paciencia, no obstante, siempre tiene un límite y la falta de
resultados sumado al daño institucional causó una ruptura prematura. La falta
de entendimiento entre ambas entes era más que patente. La frustración de su
piloto estrella, también. Era un sinsentido seguir así.

A falta de nuevos paquetes de mejoras,
el cambio Honda-Renault ya empieza a surtir efecto. Si todo sigue su curso
natural, Alonso gana a corto plazo y, seguramente, pierda a largo. No obstante,
a sus 36 -camino de 37- años, el asturiano ya no tiene tiempo que perder. Clara
muestra de ello es su decisión de empezar a competir en el Campeonato de
Resistencia (WEC) y en carreras míticas como las 24 horas de Le Mans o
Indianápolis.

Actualmente, McLaren ha pasado
con el cambio de ser uno de los peores coches de la parrilla a estar entre los
cinco mejores. La idea es, con los nuevos paquetes, ponerse a la altura y
competir de tú a tú con Red Bull, solo por detrás de Mercedes y Ferrari. Una
vez más, potencial hay. 

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

McLaren decidió cambiar Honda por
Renault a final de 2017. El proyecto, iniciado en 2015, había sido un fracaso.
Más allá de los múltiples problemas, el equipo nunca estuvo cerca de los
mejores. Con el cambio de motor, la escudería espera mejorar a corto plazo. Los
Test de pretemporada mostraron una leve mejoría. Pero solo fueron Test.

Lo que pasa en los Test sirve de
indicativo, pero nunca supone certezas. Los pilotos, algo normal, se guardan
cartas para la hora de la verdad. Las escuderías, en la misma línea, también. Lo
pudimos comprobar en la primera carrera. El Toro Rosso Honda de Hartley fue el
único doblado en Melbourne, mientras que su compañero, Gasly, tuvo que
abandonar por un problema en la unidad de potencia. La escudería había
sorprendido en pretemporada, pero la primera carrera evidenció que los
problemas, de momento, persisten. En otras palabras, la misma historia de
siempre. Alonso, mientras tanto, terminó quinto compitiendo de tú a tú con la
zona media-alta de la parrilla.

Cuando McLaren selló su acuerdo
con Honda, hace ya más de tres años, la decisión fue buena. El camino no iba a
ser sencillo, estaba claro, pero había materia prima para luchar por cosas
importantes. La paciencia, no obstante, siempre tiene un límite y la falta de
resultados sumado al daño institucional causó una ruptura prematura. La falta
de entendimiento entre ambas entes era más que patente. La frustración de su
piloto estrella, también. Era un sinsentido seguir así.

A falta de nuevos paquetes de mejoras,
el cambio Honda-Renault ya empieza a surtir efecto. Si todo sigue su curso
natural, Alonso gana a corto plazo y, seguramente, pierda a largo. No obstante,
a sus 36 -camino de 37- años, el asturiano ya no tiene tiempo que perder. Clara
muestra de ello es su decisión de empezar a competir en el Campeonato de
Resistencia (WEC) y en carreras míticas como las 24 horas de Le Mans o
Indianápolis.

Actualmente, McLaren ha pasado
con el cambio de ser uno de los peores coches de la parrilla a estar entre los
cinco mejores. La idea es, con los nuevos paquetes, ponerse a la altura y
competir de tú a tú con Red Bull, solo por detrás de Mercedes y Ferrari. Una
vez más, potencial hay. 

etiquetas:

_Otros

Proyectos que suman

Sara Giménez @_SaraGimenez
22-12-2021

_Otros

La mentira de Serdar Çoban

Diego G. Argota @DiegoGArgota21
17-12-2021