_NFL

La experiencia de vivir un partido de NFL desde dentro (Parte 1)

David Medrán @Davidkowe 17-11-2022

etiquetas:

NFL

Si ya vivir un partido de NFL es una experiencia única dentro o fuera de Estados Unidos, vivirlo como medio de prensa acreditado para el primer partido que se celebró en territorio alemán es un hito sin precedentes para mí como persona y aficionado al deporte y a la liga, y para Sphera Sports como medio deportivo, ya que es la primera vez que la liga más importante del mundo nos dejaba cubrir este deporte y contarlo desde dentro.

DÍAS PREVIOS

Con el alojamiento reservado desde casi que se anunció el partido de Alemania, descontábamos los días para que llegará la fecha de nuestra elección para ver un partido de las “international series” de temporada regular de este 2022 y el motivo de elegir este partido era claro: Tampa Bay Buccaneers y sobre todo, ver en directo a Tom Brady.

Tras cerrarse el plazo de presentación de solicitudes el 27 de octubre, el 3 de Noviembre recibimos el tan ansiado correo, la NFL nos concedía acreditación como medio de prensa para acudir al encuentro y nos pusimos manos a la obra para enviar y gestionar todo lo que nos solicitaban.

Volé a Múnich el jueves temprano por la mañana. Mi llegada fue pasada las 11 y cogí el transporte público y ya desde el primer momento que pisas tierras alemanas se veía que ese fin de semana la ciudad estaba por y para el football, con referencias, banderolas y elementos publicitarios en cualquier parte. La principal plaza de la ciudad (Marienplatz) estaba ocupada por el montaje del mercado navideño y la NFL construyó su punto neurálgico en otra plaza próxima (Odeonplatz) con los 32 cascos de las franquicias a tamaño gigante y presidido por un modelo exclusivo hecho para la ocasión conmemorando el partido. En esta plaza también se ubicó una pequeña tienda de la NFL.

Además de esto, ambos equipos contaban con inmensas y reconocidas cervecerías (donde si no) como punto de encuentro para los fans que acudían a animarlos, Augustiner Stammhaus fue el cuartel general de los seguidores de Seattle, equipo con gran afición en el país y la archiconocida e histórica Hofbräuhaus, lugar de por ejemplo, creación del partido nazi, fue el lugar de encuentro para los aficionados de Tampa Bay. Además de eso, había otras cervecerías que estaban dedicadas a los equipos con afición más predominante en Alemania, como Kansas City Chiefs y New England Patriots.

Durante todo el fin de semana se respiraba ambiente de football, la ciudad se convirtió en un crisol de aficionados con camisetas de cualquier equipo.

Fui al alojamiento directo a dejar la maleta y puse rumbo al entrenamiento de los Seattle Seahawks, que se celebraba en la ciudad deportiva del Bayern Múnich. Como todo en este mundo, empezó con retraso de unos 20 minutos. Llegaron 5 autobuses con los jugadores, entrenadores, asistentes y demás ayudantes y a continuación nos dieron permiso para acudir al campo donde se encontraban entrenando. Nos dejaron estar 15 minutos en una sesión muy suave ya que el equipo llegó a la ciudad esa misma mañana. Tras “invitarnos” a abandonar el entrenamiento, esperamos en la sala de prensa las declaraciones de los protagonistas: primero apareció Pete Carroll (Head Coach), y posteriormente 3 jugadores en este orden, Geno Smith (quaterback), Quandre Diggs (Safety) y por último Aaron Donkor (Linebacker) y jugador de origen alemán, integrante del equipo de prácticas con motivo del Programa Internacional Player Pathway. Hubo preguntas recurrentes que se formularon a cada uno de los protagonistas tales como: qué opinaban sobre la expansión de la liga hacía Alemania, si conocían la Bundesliga, habían visto algún partido del Bayern Múnich o conocían algún jugador; las respuestas eran diversas pero todos coincidían en una cosa: estaban a favor de jugar en países diferentes a pesar de la distancia y que era beneficioso para la liga y el conocimiento y práctica del deporte en el resto del mundo.

El viernes teníamos entrenamiento de ambos equipos, pero tocaba asistir al de Tampa Bay, el cual se iba a desarrollar en un campus que el Bayern Múnich tiene con un pequeño estadio. Como pasó el día anterior, los jugadores llegaron con retraso y es que lo Buccaneers siguieron el mismo plan que su rival el día anterior y llegaron a la ciudad y tras un pequeño paso por el hotel, les llevaron al campo de entrenamiento.

Cuando pudimos presenciar dicho entrenamiento, este fue algo más intenso y más duradero que el que vimos de Seattle. Lo presenciamos desde la grada de estadio, en primera fila y consiguiendo tener a escaso metro y medio a jugadores como Mike Evans, Leonard Fournette, Lavonte David o Cameron Brate.

Posteriormente y tras una espera de 1 hora tras abandonar la parte del entrenamiento abierto para la prensa, Todd Bowles apareció para los periodistas, teníamos dicha información facilitada por la propia NFL y que además de su entrenador, algún jugador también pasaría por la rueda de prensa; nuestra sorpresa fue cuando el jefe de prensa del equipo anunció que el siguiente era Tom Brady, sin escuchar una voz más alta que otra, se notó en el ambiente una mezcla de sorpresa y alegría, pues obviamente era el jugador que todos deseábamos ver y el principal reclamo del partido.

En mitad de la intervención de Brady surgió la anécdota del día, un periodista se levantó para hacerle un regalo entregándole unos pantalones típicos bávaros, hechos de piel y personalizados con la bandera alemana y un balón de football en una pierna y en otra el logo de la franquicia y contiendo el detalle del logo del propio Brady en un lateral; prometió ponérselos para la rueda de prensa posterior al partido pero podemos adelantar que no cumplió dicha promesa. Tras el quaterback de Tampa, el turno de preguntas finalizó con una comparecencia conjunta del receptor Chris Godwin y el veterano línea defensivo Akiem Hicks.

En el próximo artículo será completo sobre el día del partido y sus interioridades.

Imagen de cabecera: @NFL

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

Si ya vivir un partido de NFL es una experiencia única dentro o fuera de Estados Unidos, vivirlo como medio de prensa acreditado para el primer partido que se celebró en territorio alemán es un hito sin precedentes para mí como persona y aficionado al deporte y a la liga, y para Sphera Sports como medio deportivo, ya que es la primera vez que la liga más importante del mundo nos dejaba cubrir este deporte y contarlo desde dentro.

DÍAS PREVIOS

Con el alojamiento reservado desde casi que se anunció el partido de Alemania, descontábamos los días para que llegará la fecha de nuestra elección para ver un partido de las “international series” de temporada regular de este 2022 y el motivo de elegir este partido era claro: Tampa Bay Buccaneers y sobre todo, ver en directo a Tom Brady.

Tras cerrarse el plazo de presentación de solicitudes el 27 de octubre, el 3 de Noviembre recibimos el tan ansiado correo, la NFL nos concedía acreditación como medio de prensa para acudir al encuentro y nos pusimos manos a la obra para enviar y gestionar todo lo que nos solicitaban.

Volé a Múnich el jueves temprano por la mañana. Mi llegada fue pasada las 11 y cogí el transporte público y ya desde el primer momento que pisas tierras alemanas se veía que ese fin de semana la ciudad estaba por y para el football, con referencias, banderolas y elementos publicitarios en cualquier parte. La principal plaza de la ciudad (Marienplatz) estaba ocupada por el montaje del mercado navideño y la NFL construyó su punto neurálgico en otra plaza próxima (Odeonplatz) con los 32 cascos de las franquicias a tamaño gigante y presidido por un modelo exclusivo hecho para la ocasión conmemorando el partido. En esta plaza también se ubicó una pequeña tienda de la NFL.

Además de esto, ambos equipos contaban con inmensas y reconocidas cervecerías (donde si no) como punto de encuentro para los fans que acudían a animarlos, Augustiner Stammhaus fue el cuartel general de los seguidores de Seattle, equipo con gran afición en el país y la archiconocida e histórica Hofbräuhaus, lugar de por ejemplo, creación del partido nazi, fue el lugar de encuentro para los aficionados de Tampa Bay. Además de eso, había otras cervecerías que estaban dedicadas a los equipos con afición más predominante en Alemania, como Kansas City Chiefs y New England Patriots.

Durante todo el fin de semana se respiraba ambiente de football, la ciudad se convirtió en un crisol de aficionados con camisetas de cualquier equipo.

Fui al alojamiento directo a dejar la maleta y puse rumbo al entrenamiento de los Seattle Seahawks, que se celebraba en la ciudad deportiva del Bayern Múnich. Como todo en este mundo, empezó con retraso de unos 20 minutos. Llegaron 5 autobuses con los jugadores, entrenadores, asistentes y demás ayudantes y a continuación nos dieron permiso para acudir al campo donde se encontraban entrenando. Nos dejaron estar 15 minutos en una sesión muy suave ya que el equipo llegó a la ciudad esa misma mañana. Tras “invitarnos” a abandonar el entrenamiento, esperamos en la sala de prensa las declaraciones de los protagonistas: primero apareció Pete Carroll (Head Coach), y posteriormente 3 jugadores en este orden, Geno Smith (quaterback), Quandre Diggs (Safety) y por último Aaron Donkor (Linebacker) y jugador de origen alemán, integrante del equipo de prácticas con motivo del Programa Internacional Player Pathway. Hubo preguntas recurrentes que se formularon a cada uno de los protagonistas tales como: qué opinaban sobre la expansión de la liga hacía Alemania, si conocían la Bundesliga, habían visto algún partido del Bayern Múnich o conocían algún jugador; las respuestas eran diversas pero todos coincidían en una cosa: estaban a favor de jugar en países diferentes a pesar de la distancia y que era beneficioso para la liga y el conocimiento y práctica del deporte en el resto del mundo.

El viernes teníamos entrenamiento de ambos equipos, pero tocaba asistir al de Tampa Bay, el cual se iba a desarrollar en un campus que el Bayern Múnich tiene con un pequeño estadio. Como pasó el día anterior, los jugadores llegaron con retraso y es que lo Buccaneers siguieron el mismo plan que su rival el día anterior y llegaron a la ciudad y tras un pequeño paso por el hotel, les llevaron al campo de entrenamiento.

Cuando pudimos presenciar dicho entrenamiento, este fue algo más intenso y más duradero que el que vimos de Seattle. Lo presenciamos desde la grada de estadio, en primera fila y consiguiendo tener a escaso metro y medio a jugadores como Mike Evans, Leonard Fournette, Lavonte David o Cameron Brate.

Posteriormente y tras una espera de 1 hora tras abandonar la parte del entrenamiento abierto para la prensa, Todd Bowles apareció para los periodistas, teníamos dicha información facilitada por la propia NFL y que además de su entrenador, algún jugador también pasaría por la rueda de prensa; nuestra sorpresa fue cuando el jefe de prensa del equipo anunció que el siguiente era Tom Brady, sin escuchar una voz más alta que otra, se notó en el ambiente una mezcla de sorpresa y alegría, pues obviamente era el jugador que todos deseábamos ver y el principal reclamo del partido.

En mitad de la intervención de Brady surgió la anécdota del día, un periodista se levantó para hacerle un regalo entregándole unos pantalones típicos bávaros, hechos de piel y personalizados con la bandera alemana y un balón de football en una pierna y en otra el logo de la franquicia y contiendo el detalle del logo del propio Brady en un lateral; prometió ponérselos para la rueda de prensa posterior al partido pero podemos adelantar que no cumplió dicha promesa. Tras el quaterback de Tampa, el turno de preguntas finalizó con una comparecencia conjunta del receptor Chris Godwin y el veterano línea defensivo Akiem Hicks.

En el próximo artículo será completo sobre el día del partido y sus interioridades.

Imagen de cabecera: @NFL

etiquetas:

NFL

_NFL

Un nuevo orden mundial

David Medrán @Davidkowe
02-06-2022