_NBA

Morant contra el mundo

Los Angeles Lakers han vuelto a ganar. Tras 8 derrotas consecutivas (6 de ellas en pretemporada), LeBron y los suyos han vuelto a la senda de la victoria ante unos Memphis Griezzlies con pocas ganas de que eso sucediese. Y quien dice Griezzlies dice Ja Morant, porque lo que hizo ayer sobre la tarima no tiene nombre.

El elegido ‘rookie del año’ en la temporada 2019-20 embistió a los de Vogel con sus continuas internadas hacia el aro. Imparable. Además, gozó de un especial acierto desde la línea de tres, logrando convertir cinco de las siete veces que lo intentó. Tanto fue así que, con la exhibición de anoche, grabó su nombre en los libros de historia de los Memphis Griezzlies siendo el primer jugador en anotar 40 puntos y repartir 10 asistencias en un mismo encuentro desde la creación de la franquicia. Morant tiró del carro como nadie, pero cometió un error en una de esas situaciones llamadas clutch. Momentos decisivos en los que, a falta de segundos, unos pocos centímetros pueden cambiarlo todo.

Morant recibió una falta de Bazemore mientras lanzaba un triple y, tras anotar sus dos primeros tiros libres, los Griezzlies se quedaban a un punto de los Lakers con 2,5 segundos de partido por delante y un tercer tiro libre por lanzar. Morant no logró anotarlo. Un tiro libre que, casi con toda seguridad, habría mandado el encuentro al tiempo extra, donde el joven de 22 años podría haber seguido ampliando su registro. El partido terminó desde la línea de tiro libre pero a favor de los Lakers, que consiguieron anotar ambos tiros y ampliar la ventaja a tres puntos, ya definitivos.

Ja Morant se vio solo. Pese a que sus compañeros no hicieron un mal partido, sí se notó la falta de acompañamiento en algunos tramos del partido. Morant contra el mundo. Con 17 puntos, Desmond Bane fue el segundo máximo anotador de los Griezzlies, seguido de cerca por los 14 de Steven Adams, que además logró capturar 16 rebotes, de lejos la mejor marca del partido en ese aspecto.

Por su parte, la noticia positiva para los Lakers fue el gran partido de Carmelo Anthony que, con 6 de 8 en triples, mantuvo a raya a los osos pardosdurante todo el partido. Sus 28 puntos lo colocaron como el segundo máximo anotador del partido, seguido por Anthony Davies (22 puntos) y LeBron James (19 puntos).

James nos dio un susto con sus serios gestos de dolor en la pierna derecha tras una internada de Bane. Por suerte se quedó en eso, un susto. La leyenda del baloncesto pudo seguir jugando con normalidad y acompañó a sus Lakers hasta la victoria, no sin sufrir un poco viendo a Morant anotar punto tras punto.

El resultado final significó un cambio de papeles pues, desde que comenzó la NBA, los Lakers habían perdido sus dos partidos y los Griezzlies los habían ganado. Morant, queriendo lograr la tercera victoria consecutiva y establecer una tendencia positiva, logró uno de los mejores registros de la historia de la franquicia, y ni así pudo ante unos Lakers necesitados de victorias y buenas sensaciones. Si no lo hacíais ya, recomiendo encarecidamente seguir de cerca cada partido de Ja Morant pues, cuando menos lo esperes, se sacará una internada al aro de las que ponen a aplaudir hasta a los fans rivales. Sencillamente impresionante.

Imagen de cabecera: Memphis Grizzlies

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

Los Angeles Lakers han vuelto a ganar. Tras 8 derrotas consecutivas (6 de ellas en pretemporada), LeBron y los suyos han vuelto a la senda de la victoria ante unos Memphis Griezzlies con pocas ganas de que eso sucediese. Y quien dice Griezzlies dice Ja Morant, porque lo que hizo ayer sobre la tarima no tiene nombre.

El elegido ‘rookie del año’ en la temporada 2019-20 embistió a los de Vogel con sus continuas internadas hacia el aro. Imparable. Además, gozó de un especial acierto desde la línea de tres, logrando convertir cinco de las siete veces que lo intentó. Tanto fue así que, con la exhibición de anoche, grabó su nombre en los libros de historia de los Memphis Griezzlies siendo el primer jugador en anotar 40 puntos y repartir 10 asistencias en un mismo encuentro desde la creación de la franquicia. Morant tiró del carro como nadie, pero cometió un error en una de esas situaciones llamadas clutch. Momentos decisivos en los que, a falta de segundos, unos pocos centímetros pueden cambiarlo todo.

Morant recibió una falta de Bazemore mientras lanzaba un triple y, tras anotar sus dos primeros tiros libres, los Griezzlies se quedaban a un punto de los Lakers con 2,5 segundos de partido por delante y un tercer tiro libre por lanzar. Morant no logró anotarlo. Un tiro libre que, casi con toda seguridad, habría mandado el encuentro al tiempo extra, donde el joven de 22 años podría haber seguido ampliando su registro. El partido terminó desde la línea de tiro libre pero a favor de los Lakers, que consiguieron anotar ambos tiros y ampliar la ventaja a tres puntos, ya definitivos.

Ja Morant se vio solo. Pese a que sus compañeros no hicieron un mal partido, sí se notó la falta de acompañamiento en algunos tramos del partido. Morant contra el mundo. Con 17 puntos, Desmond Bane fue el segundo máximo anotador de los Griezzlies, seguido de cerca por los 14 de Steven Adams, que además logró capturar 16 rebotes, de lejos la mejor marca del partido en ese aspecto.

Por su parte, la noticia positiva para los Lakers fue el gran partido de Carmelo Anthony que, con 6 de 8 en triples, mantuvo a raya a los osos pardosdurante todo el partido. Sus 28 puntos lo colocaron como el segundo máximo anotador del partido, seguido por Anthony Davies (22 puntos) y LeBron James (19 puntos).

James nos dio un susto con sus serios gestos de dolor en la pierna derecha tras una internada de Bane. Por suerte se quedó en eso, un susto. La leyenda del baloncesto pudo seguir jugando con normalidad y acompañó a sus Lakers hasta la victoria, no sin sufrir un poco viendo a Morant anotar punto tras punto.

El resultado final significó un cambio de papeles pues, desde que comenzó la NBA, los Lakers habían perdido sus dos partidos y los Griezzlies los habían ganado. Morant, queriendo lograr la tercera victoria consecutiva y establecer una tendencia positiva, logró uno de los mejores registros de la historia de la franquicia, y ni así pudo ante unos Lakers necesitados de victorias y buenas sensaciones. Si no lo hacíais ya, recomiendo encarecidamente seguir de cerca cada partido de Ja Morant pues, cuando menos lo esperes, se sacará una internada al aro de las que ponen a aplaudir hasta a los fans rivales. Sencillamente impresionante.

Imagen de cabecera: Memphis Grizzlies

_NBA

Muy orgulloso

Adrià Campmany @campmany_adria
08-11-2021