_Otros

Inglaterra y Escocia podrían ser sancionadas por el ‘poppy’

Inglaterra y Escocia se enfrentaron en un partido -el más antiguo de la historia en su edición número 113- donde la selección de los ‘Three Lions’ goleó por 3-0 con Sturridge, Lallana y Cahill como artífices de los tantos a sus vecinos escoceses. El partido coincidió con el ‘Día del Armisticio’ (11 de noviembre) en el cual se selló el final de la Gran Guerra. La cultura británica celebra ese día todos los años en sus competiciones con el uso de una amapola (poppy) en su indumentaria como homenaje a los caídos de guerra. La pasada jornada lo vimos en la Premier League.

Los factores eran perfectos para el homenaje. Inglaterra y Escocia se enfrentaban en partido oficial en ese mismo día y ambos combinados nacionales optaron por vestir la amapola en sus brazaletes o camisetas. Un detalle bonito como recuerdo a las víctimas pero que le podría acarrear problemas a ambas federaciones con la FIFA, quien prohíbe utilizar mensajes políticos, religiosos o comerciales en sus encuentros.

Fatma Samoura, secretaria general de la FIFA: «Tenemos que aplicar las reglas en todas y cada una de las 211 asociaciones que son miembros de la FIFA. No solo Gran Bretaña sufrió la guerra». Y advirtió que podrían ser sancionados económicamente o incluso perder puntos si ignoraban la prohibición. «Mi intención no es la de castigar a nadie. Lo único que tienen que hacer es respetar las reglas existentes. Mi propio continente (África) lleva sufriendo guerra durante varios años». Ambas selecciones lo ignoraron, lucieron el ‘poppy’ y ahora pueden pagar las consecuencias. La pregunta es la siguiente: ¿Realmente lucir la amapola es un gesto político? ¿Sería injusta la sanción? La FIFA decidirá en breve.

 

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

Inglaterra y Escocia se enfrentaron en un partido -el más antiguo de la historia en su edición número 113- donde la selección de los ‘Three Lions’ goleó por 3-0 con Sturridge, Lallana y Cahill como artífices de los tantos a sus vecinos escoceses. El partido coincidió con el ‘Día del Armisticio’ (11 de noviembre) en el cual se selló el final de la Gran Guerra. La cultura británica celebra ese día todos los años en sus competiciones con el uso de una amapola (poppy) en su indumentaria como homenaje a los caídos de guerra. La pasada jornada lo vimos en la Premier League.

Los factores eran perfectos para el homenaje. Inglaterra y Escocia se enfrentaban en partido oficial en ese mismo día y ambos combinados nacionales optaron por vestir la amapola en sus brazaletes o camisetas. Un detalle bonito como recuerdo a las víctimas pero que le podría acarrear problemas a ambas federaciones con la FIFA, quien prohíbe utilizar mensajes políticos, religiosos o comerciales en sus encuentros.

Fatma Samoura, secretaria general de la FIFA: «Tenemos que aplicar las reglas en todas y cada una de las 211 asociaciones que son miembros de la FIFA. No solo Gran Bretaña sufrió la guerra». Y advirtió que podrían ser sancionados económicamente o incluso perder puntos si ignoraban la prohibición. «Mi intención no es la de castigar a nadie. Lo único que tienen que hacer es respetar las reglas existentes. Mi propio continente (África) lleva sufriendo guerra durante varios años». Ambas selecciones lo ignoraron, lucieron el ‘poppy’ y ahora pueden pagar las consecuencias. La pregunta es la siguiente: ¿Realmente lucir la amapola es un gesto político? ¿Sería injusta la sanción? La FIFA decidirá en breve.