_Motor

Incombustible

Redacción @SpheraSports 18-01-2023

Cristina Gutiérrez no deja de superarse. El pasado fin de semana, la burgalesa culminó su séptimo Dakar con una victoria, la tercera de su carrera y la segunda en la misma edición. Sabía que no repetiría el podio del pasado año por culpa del atasco en un río en la tercera etapa que echó por tierra todas sus opciones, pero mantuvo la entereza y la ambición hasta el final.

Es otro Dakar de éxito para la española, que antes de pisar el desierto tenía claro su objetivo: ganar la clasificación general de prototipos ligeros. Su candidatura se reforzó en la etapa prólogo, con una victoria imperial que la colocaba como líder. «Estrenábamos el coche hoy y a nivel sensaciones y confianza me hace estar muy satisfecha. Es emocionante y es una forma de motivarme, pero nunca hay que perder el respeto al Dakar. La alegría y la extra motivación me las he llevado».

Tenía razón en eso de no perder respeto a la prueba más dura del mundo. Tres días después sufría el escalofriante incidente en el río, envuelto en unas condiciones metereológicas terribles. Tanto ella como su copiloto, Pablo Moreno Huete, quedaron atrapados en plena tormenta y llegaron a estar a punto de volcar. «A esto le sumas frío, lluvia, tensión, sin frenos, sin parabrisas… durante 378 kilómetros». Todo puede pasar en un Dakar, pero remontar el tiempo perdido era misión casi imposible.

Aun así, fue importante reponerse al mal trago vivido y mantenerse en los puestos de honor. Gutiérrez acabó cuarta en la general, quedando por delante de míticos como ‘Chaleco’ López. En la última etapa logró su segunda victoria en una misma edición, algo que no había logrado hasta ahora. El triunfo le valió ser la única mujer en ganar una especial en este Rally Dakar, un logro importante por lo que representa para el deporte femenino. Este año aumentó de nuevo la participación hasta las 54 mujeres, 20 de ellas en categoría clásica.

Además, tras los abandonos de Carlos Sainz y Joan Barreda se consagró como la mejor piloto clasificada de nuestro país. Fue la 31º en la general de coches. «Ha sido un Dakar difícil porque el principio ha sido muy complicado y con problemas que no podíamos controlar. En este sentido, lo único que podíamos hacer era ponerle buena cara al día siguiente y salir como si nada hubiera pasado, así que eso hemos hecho y creo que ha sido fundamental para para encarar esta segunda parte”.

En 2021, primera mujer en 16 años en ganar una especial del Dakar, desde Jutta Kleinschmidt. En 2022, tercera mujer en la historia en subirse al podio, y primera española. Y este año, dos victorias y mejor española. A sus 31 años, las metas de Cristina Gutiérrez no se acaban. Quiere levantar el trofeo y no va a cejar en su empeño de conseguirlo. Es incombustible.

Foto principal: WOT

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

Cristina Gutiérrez no deja de superarse. El pasado fin de semana, la burgalesa culminó su séptimo Dakar con una victoria, la tercera de su carrera y la segunda en la misma edición. Sabía que no repetiría el podio del pasado año por culpa del atasco en un río en la tercera etapa que echó por tierra todas sus opciones, pero mantuvo la entereza y la ambición hasta el final.

Es otro Dakar de éxito para la española, que antes de pisar el desierto tenía claro su objetivo: ganar la clasificación general de prototipos ligeros. Su candidatura se reforzó en la etapa prólogo, con una victoria imperial que la colocaba como líder. «Estrenábamos el coche hoy y a nivel sensaciones y confianza me hace estar muy satisfecha. Es emocionante y es una forma de motivarme, pero nunca hay que perder el respeto al Dakar. La alegría y la extra motivación me las he llevado».

Tenía razón en eso de no perder respeto a la prueba más dura del mundo. Tres días después sufría el escalofriante incidente en el río, envuelto en unas condiciones metereológicas terribles. Tanto ella como su copiloto, Pablo Moreno Huete, quedaron atrapados en plena tormenta y llegaron a estar a punto de volcar. «A esto le sumas frío, lluvia, tensión, sin frenos, sin parabrisas… durante 378 kilómetros». Todo puede pasar en un Dakar, pero remontar el tiempo perdido era misión casi imposible.

Aun así, fue importante reponerse al mal trago vivido y mantenerse en los puestos de honor. Gutiérrez acabó cuarta en la general, quedando por delante de míticos como ‘Chaleco’ López. En la última etapa logró su segunda victoria en una misma edición, algo que no había logrado hasta ahora. El triunfo le valió ser la única mujer en ganar una especial en este Rally Dakar, un logro importante por lo que representa para el deporte femenino. Este año aumentó de nuevo la participación hasta las 54 mujeres, 20 de ellas en categoría clásica.

Además, tras los abandonos de Carlos Sainz y Joan Barreda se consagró como la mejor piloto clasificada de nuestro país. Fue la 31º en la general de coches. «Ha sido un Dakar difícil porque el principio ha sido muy complicado y con problemas que no podíamos controlar. En este sentido, lo único que podíamos hacer era ponerle buena cara al día siguiente y salir como si nada hubiera pasado, así que eso hemos hecho y creo que ha sido fundamental para para encarar esta segunda parte”.

En 2021, primera mujer en 16 años en ganar una especial del Dakar, desde Jutta Kleinschmidt. En 2022, tercera mujer en la historia en subirse al podio, y primera española. Y este año, dos victorias y mejor española. A sus 31 años, las metas de Cristina Gutiérrez no se acaban. Quiere levantar el trofeo y no va a cejar en su empeño de conseguirlo. Es incombustible.

Foto principal: WOT

_Motor

Incombustible

Redacción @SpheraSports
18-01-2023

_Motor

Al-Attiyah y Benavides, Reyes del desierto

Redacción @SpheraSports
15-01-2023