_

Hockey sobre hielo, una constelación de estrellas

Esteban Gómez @MiRondo 14-02-2014

etiquetas:

David FERNÁNDEZ

David FERNÁNDEZ Los  Juegos Olímpicos se abrieron al profesionalismo en 1992 y el deporte que más tardó en adaptarse fue el hockey hielo. Hasta Nagano 1998 no estuvieron los mejores jugadores de la NHL y ahora, 16 años después, todos sus clubes están doblemente representados (como mínimo) y los doce participantes tienen algún jugador de la mejor liga del mundo que, para la ocasión, se ha detenido durante  dos semanas.

DEPORTE DE VERANO
El hockey hielo fue olímpico antes que los Juegos de invierno. Se estrenó en Amberes 1920 y los partidos se disputaban en dos partes y no en tres periodos como ahora. Canadá no tuvo ningún problema en hacerse con el oro y aún conserva un record de aquella edición al ser capaz de ganar la gran final por 12 goles a 1.

EL PRIMER EQUIPO INVENCIBLE
Ya como parte de los Juegos invernales Canadá siguió mostrándose implacable ganando cinco de las siguientes seis ediciones justo antes de una sequía de 60 años sin medalla de oro. Entre Amberes 1920 y Oslo 1952 jugó 41 partidos y solo perdió uno, en Berlín 1936 ante el Reino Unido lo que le costó el título que fue a parar a los británicos.

Y los records fueron interminables y aún perviven todos: mayor goleada de la historia (33-0 ante Suiza en Chamonix 1924), 16 victorias consecutivas (en sus 16 primeros partidos), 13 goles en un mismo partido de Harry Watson (en el 33-0 ante Suiza) o mayor diferencia en un periodo (14-0 ante Checoslovaquia en 1924, marca que 24 años después igualó Estados Unidos).

EL EJÉRCITO ROJO
Al dominio canadiense le siguió la hoz y el martillo y los soviéticos ganaron siete de los nueve torneos olímpicos en los que compitieron. La URSS consiguió tres rachas de 15, 14 y 13 victorias consecutivas, su mayor goleada fue un 19-1 ante Hungría en el partido inaugural de Innsbruck 1964, sigue manteniendo la última actuación perfecta (en Sarajevo 1984 ganó sus siete partidos y todos por más de un gol) y sufrió escasísimas derrotas.


Equipo soviético en Calgary 1988 | Getty Images 

Las primeras llegaron en Squaw Valley 1960, y de manera consecutiva. Sendas derrotas ante Estados Unidos (2-3) y Canadá (5-8) les relegaron al bronce. También fueron vencidos, aunque sin consecuencias porque alcanzaron el título, por Checoslovaquia (4-5 en Grenoble 1968) y por Finlandia (1-2 en Calgary 1988 en el último partido jugado por la URSS y en el único donde marcó menos de dos goles). Y luego está la de 1980, quizá el partido más recordado en la historia del hockey hielo olímpico.

UNIVERSITARIOS AMERICANOS
Con el hockey vetado para los profesionales de la NHL para Estados Unidos era una quimera pensar en ganar el título olímpico con jugadores de la NCAA pero el milagro se produjo dos veces, en las dos siendo el equipo anfitrión. En 1960 ganaron sus siete partidos y 20 años después en Lake Placid empezaron con un empate ante Suecia pero vencieron en sus siguientes seis encuentros, incluido uno que parecía imposible ante la URSS por 4-3 y remontando una desventaja de un tanto en el último periodo. El equipo estadounidense ha disputado 26 partidos olímpicos en su territorio y solo ha perdido dos, el primero (en Lake Placid 1932 ante Canadá por 1-2) y el último (en la final de Salt Lake City 2002, ya con profesionales, y también ante Canadá por 2-5).

LA ERA PROFESIONAL
Desintegrada la URSS y admitidos los profesionales los títulos se han repartido. Si el torneo se juega en Norteamérica gana Canadá (2002 y 2010) y si no se lo llevan los europeos.

En 1992 venció la CEI (Equipo Unificado), lo que quedaba de la URSS, pese a la portentosa actuación del portero canadiense, Sean Burke, en la final donde detuvo 71 lanzamientos, record de la era moderna. En 1994 y 2006 ganó Suecia y 1998 se impuso la República Checa.

En esta nueva era la mayor goleada la logró Canadá (8-0 ante Noruega en el partido inaugural de Vancouver 2010), la mejor actuación individual fue la del ruso Pavel Bure en las semifinales de 1998 al marcar 5 goles y Finlandia protagonizó la gran remontada en el partido por el bronce de la pasada edición, donde inició el último periodo perdiendo 1-3 y acabó ganando el partido 5-3.

EL TORNEO BIPOLAR
La competición femenina, como la irrupción de los profesionales, también se vio por primera vez en 1998. Y el dominio de Canadá y Estados Unidos ha sido apabullante. USA ganó la primera edición derrotando dos veces al equipo canadiense pero el vecino del norte se vengó ganando todos los partidos siguientes (15 hasta el inicio de la competición en Sochi) y también todos los títulos olímpicos, tres.

Canadá y Estados Unidos han jugado 34 partidos ante el resto de equipos con 33 victorias y 1 empate que costó muy caro a USA. En semis de Turín 2006 Suecia forzó los penaltis, se impuso 2-0 en esa suerte, dejó a Estados Unidos sin final y facilitó el título de Canadá que se impuso 4-1 en la final.

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

David FERNÁNDEZ Los  Juegos Olímpicos se abrieron al profesionalismo en 1992 y el deporte que más tardó en adaptarse fue el hockey hielo. Hasta Nagano 1998 no estuvieron los mejores jugadores de la NHL y ahora, 16 años después, todos sus clubes están doblemente representados (como mínimo) y los doce participantes tienen algún jugador de la mejor liga del mundo que, para la ocasión, se ha detenido durante  dos semanas.

DEPORTE DE VERANO
El hockey hielo fue olímpico antes que los Juegos de invierno. Se estrenó en Amberes 1920 y los partidos se disputaban en dos partes y no en tres periodos como ahora. Canadá no tuvo ningún problema en hacerse con el oro y aún conserva un record de aquella edición al ser capaz de ganar la gran final por 12 goles a 1.

EL PRIMER EQUIPO INVENCIBLE
Ya como parte de los Juegos invernales Canadá siguió mostrándose implacable ganando cinco de las siguientes seis ediciones justo antes de una sequía de 60 años sin medalla de oro. Entre Amberes 1920 y Oslo 1952 jugó 41 partidos y solo perdió uno, en Berlín 1936 ante el Reino Unido lo que le costó el título que fue a parar a los británicos.

Y los records fueron interminables y aún perviven todos: mayor goleada de la historia (33-0 ante Suiza en Chamonix 1924), 16 victorias consecutivas (en sus 16 primeros partidos), 13 goles en un mismo partido de Harry Watson (en el 33-0 ante Suiza) o mayor diferencia en un periodo (14-0 ante Checoslovaquia en 1924, marca que 24 años después igualó Estados Unidos).

EL EJÉRCITO ROJO
Al dominio canadiense le siguió la hoz y el martillo y los soviéticos ganaron siete de los nueve torneos olímpicos en los que compitieron. La URSS consiguió tres rachas de 15, 14 y 13 victorias consecutivas, su mayor goleada fue un 19-1 ante Hungría en el partido inaugural de Innsbruck 1964, sigue manteniendo la última actuación perfecta (en Sarajevo 1984 ganó sus siete partidos y todos por más de un gol) y sufrió escasísimas derrotas.


Equipo soviético en Calgary 1988 | Getty Images 

Las primeras llegaron en Squaw Valley 1960, y de manera consecutiva. Sendas derrotas ante Estados Unidos (2-3) y Canadá (5-8) les relegaron al bronce. También fueron vencidos, aunque sin consecuencias porque alcanzaron el título, por Checoslovaquia (4-5 en Grenoble 1968) y por Finlandia (1-2 en Calgary 1988 en el último partido jugado por la URSS y en el único donde marcó menos de dos goles). Y luego está la de 1980, quizá el partido más recordado en la historia del hockey hielo olímpico.

UNIVERSITARIOS AMERICANOS
Con el hockey vetado para los profesionales de la NHL para Estados Unidos era una quimera pensar en ganar el título olímpico con jugadores de la NCAA pero el milagro se produjo dos veces, en las dos siendo el equipo anfitrión. En 1960 ganaron sus siete partidos y 20 años después en Lake Placid empezaron con un empate ante Suecia pero vencieron en sus siguientes seis encuentros, incluido uno que parecía imposible ante la URSS por 4-3 y remontando una desventaja de un tanto en el último periodo. El equipo estadounidense ha disputado 26 partidos olímpicos en su territorio y solo ha perdido dos, el primero (en Lake Placid 1932 ante Canadá por 1-2) y el último (en la final de Salt Lake City 2002, ya con profesionales, y también ante Canadá por 2-5).

LA ERA PROFESIONAL
Desintegrada la URSS y admitidos los profesionales los títulos se han repartido. Si el torneo se juega en Norteamérica gana Canadá (2002 y 2010) y si no se lo llevan los europeos.

En 1992 venció la CEI (Equipo Unificado), lo que quedaba de la URSS, pese a la portentosa actuación del portero canadiense, Sean Burke, en la final donde detuvo 71 lanzamientos, record de la era moderna. En 1994 y 2006 ganó Suecia y 1998 se impuso la República Checa.

En esta nueva era la mayor goleada la logró Canadá (8-0 ante Noruega en el partido inaugural de Vancouver 2010), la mejor actuación individual fue la del ruso Pavel Bure en las semifinales de 1998 al marcar 5 goles y Finlandia protagonizó la gran remontada en el partido por el bronce de la pasada edición, donde inició el último periodo perdiendo 1-3 y acabó ganando el partido 5-3.

EL TORNEO BIPOLAR
La competición femenina, como la irrupción de los profesionales, también se vio por primera vez en 1998. Y el dominio de Canadá y Estados Unidos ha sido apabullante. USA ganó la primera edición derrotando dos veces al equipo canadiense pero el vecino del norte se vengó ganando todos los partidos siguientes (15 hasta el inicio de la competición en Sochi) y también todos los títulos olímpicos, tres.

Canadá y Estados Unidos han jugado 34 partidos ante el resto de equipos con 33 victorias y 1 empate que costó muy caro a USA. En semis de Turín 2006 Suecia forzó los penaltis, se impuso 2-0 en esa suerte, dejó a Estados Unidos sin final y facilitó el título de Canadá que se impuso 4-1 en la final.

etiquetas:

David FERNÁNDEZ