_Alemania

Evolución y retorno

Juanma Perera @juanmaHumilAfic 23-03-2022

Salió la nueva lista de la selección alemana, a las órdenes de ‘Hansi’ Flick y, como de costumbre, se hacen especulaciones al respecto. ¿Por qué van unos y no otros? Siempre saldrán nombres. Lo que está claro es que el fútbol germano está acostumbrado a sacar nuevos jugadores y, algunos de ellos, tienen la oportunidad de ir convocados con la selección absoluta por los méritos en las inferiores y el desempeño en su club. Este es el caso de Anton Stach. El centrocampista, actualmente en el Mainz 05, es la gran novedad de la lista, pero no la única. También lo es el regreso de Julian Weigl, muchos años después.

Las de Stach y Weigl son dos maneras distintas de asimilar una convocatoria internacional. El actual jugador del Benfica ya había estado en dinámica de la absoluta, pero no había tenido tantos minutos, ya que en 10 de los 15 encuentros para los que fue convocado no tuvo oportunidad de jugar. Julian regresa cinco años después de su última nominación, siendo un jugador ya asentado en el SL Benfica y más maduro que cuando cambió a los mayores por los Sub-21. Le vino bien su salida del Dortmund en un momento en el que no encontraban sitio para él y fue utilizado hasta de central, simplemente por no dejarle sin oportunidades. Ahora vuelve y, ante las bajas, teniendo en cuenta que son amistosos, ¿por qué no probar? Flick, además, no se casa con nadie y, si tiene la oportunidad, le dará minutos. Es la ocasión del centrocampista para reivindicarse aunque, por otra parte, la participación del benfiquista con la absoluta se resume en partidos amistosos y un ratito en la fase de clasificación para un Mundial.

Por otro lado, Stach representa, en esta ocasión, el lado de la evolución, el siguiente paso. Se encontrará allí con algunos de los compañeros con los que conquistó el Europeo y que ya llevan tiempo en dinámica. Los David Raum, Nico Schlotterbeck, Karim Adeyemi, Lukas Nmecha… Todos ellos han superado con nota el paso por las categorías inferiores de la selección y ahora, siendo piezas importantes en sus equipos, siguen en el radar. No obstante, la figura de Anton Stach tiene un aura especial. No en vano, hace no mucho, junto a Raum era parte de la plantilla del Greuther Fürth, un equipo que estaba en 2.Bundesliga. Cuando consiguieron el ascenso (en el caso de Raum fue ‘antes de’) pasaron a formar parte de equipos de Bundesliga, siendo ahora rivales de su anterior club. Puede que, con otros jugadores en buen estado de forma, ellos no hubieran sido convocados, claro está. Pero no es el caso y, además, en momentos así las selecciones nacionales necesitan cambios. La transición de Löw a Flick, como la de cualquier otro técnico a estos niveles, trae consigo un cambio o una revolución en sus listas.

Son momentos de pruebas. En unos meses se viene la Nations League y el Mundial. Hay que estar preparados. Flick quiere revertir los últimos años de la etapa de Joachim Löw y, para ello, cuenta con una nueva generación de futbolistas dispuestos a dar ese paso. ¿Darán el nivel? Luego están las segundas oportunidades. El momento de Julian Weigl es muy bueno y, quizás, sea éste su momento. Al menos, poder estar allí. Quién sabe, a lo mejor comparten minutos Stach y Weigl en el centro del campo, con Julian Draxler, otro recuperado para la causa que, aunque ya había sido convocado la última vez, no pudo estar. Eso sí, el caso del futbolista del París Saint-Germain es diferente. Draxler tiene mucha calidad, pero en el fútbol francés le falta continuidad. Es lo que tiene convivir en plantilla y posiciones con algunos jugadores de talla mundial, que tienes para ti pocas ocasiones para demostrar tu valor.

Lo que pasa en ‘Die Mannschaft’ no es de ellos en exclusiva. Todos dejan atrás momentos, jugadores, y avanzan al futuro con nuevas piezas. Es así como funciona esto: continuidad, evolución y nueva oportunidad.

Imagen de cabecera: Julian Weigl

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

Salió la nueva lista de la selección alemana, a las órdenes de ‘Hansi’ Flick y, como de costumbre, se hacen especulaciones al respecto. ¿Por qué van unos y no otros? Siempre saldrán nombres. Lo que está claro es que el fútbol germano está acostumbrado a sacar nuevos jugadores y, algunos de ellos, tienen la oportunidad de ir convocados con la selección absoluta por los méritos en las inferiores y el desempeño en su club. Este es el caso de Anton Stach. El centrocampista, actualmente en el Mainz 05, es la gran novedad de la lista, pero no la única. También lo es el regreso de Julian Weigl, muchos años después.

Las de Stach y Weigl son dos maneras distintas de asimilar una convocatoria internacional. El actual jugador del Benfica ya había estado en dinámica de la absoluta, pero no había tenido tantos minutos, ya que en 10 de los 15 encuentros para los que fue convocado no tuvo oportunidad de jugar. Julian regresa cinco años después de su última nominación, siendo un jugador ya asentado en el SL Benfica y más maduro que cuando cambió a los mayores por los Sub-21. Le vino bien su salida del Dortmund en un momento en el que no encontraban sitio para él y fue utilizado hasta de central, simplemente por no dejarle sin oportunidades. Ahora vuelve y, ante las bajas, teniendo en cuenta que son amistosos, ¿por qué no probar? Flick, además, no se casa con nadie y, si tiene la oportunidad, le dará minutos. Es la ocasión del centrocampista para reivindicarse aunque, por otra parte, la participación del benfiquista con la absoluta se resume en partidos amistosos y un ratito en la fase de clasificación para un Mundial.

Por otro lado, Stach representa, en esta ocasión, el lado de la evolución, el siguiente paso. Se encontrará allí con algunos de los compañeros con los que conquistó el Europeo y que ya llevan tiempo en dinámica. Los David Raum, Nico Schlotterbeck, Karim Adeyemi, Lukas Nmecha… Todos ellos han superado con nota el paso por las categorías inferiores de la selección y ahora, siendo piezas importantes en sus equipos, siguen en el radar. No obstante, la figura de Anton Stach tiene un aura especial. No en vano, hace no mucho, junto a Raum era parte de la plantilla del Greuther Fürth, un equipo que estaba en 2.Bundesliga. Cuando consiguieron el ascenso (en el caso de Raum fue ‘antes de’) pasaron a formar parte de equipos de Bundesliga, siendo ahora rivales de su anterior club. Puede que, con otros jugadores en buen estado de forma, ellos no hubieran sido convocados, claro está. Pero no es el caso y, además, en momentos así las selecciones nacionales necesitan cambios. La transición de Löw a Flick, como la de cualquier otro técnico a estos niveles, trae consigo un cambio o una revolución en sus listas.

Son momentos de pruebas. En unos meses se viene la Nations League y el Mundial. Hay que estar preparados. Flick quiere revertir los últimos años de la etapa de Joachim Löw y, para ello, cuenta con una nueva generación de futbolistas dispuestos a dar ese paso. ¿Darán el nivel? Luego están las segundas oportunidades. El momento de Julian Weigl es muy bueno y, quizás, sea éste su momento. Al menos, poder estar allí. Quién sabe, a lo mejor comparten minutos Stach y Weigl en el centro del campo, con Julian Draxler, otro recuperado para la causa que, aunque ya había sido convocado la última vez, no pudo estar. Eso sí, el caso del futbolista del París Saint-Germain es diferente. Draxler tiene mucha calidad, pero en el fútbol francés le falta continuidad. Es lo que tiene convivir en plantilla y posiciones con algunos jugadores de talla mundial, que tienes para ti pocas ocasiones para demostrar tu valor.

Lo que pasa en ‘Die Mannschaft’ no es de ellos en exclusiva. Todos dejan atrás momentos, jugadores, y avanzan al futuro con nuevas piezas. Es así como funciona esto: continuidad, evolución y nueva oportunidad.

Imagen de cabecera: Julian Weigl

_Alemania

Nadie lo vio venir

Juanma Perera @juanmaHumilAfic
09-11-2022