_NBA

Españoles en el draft: de Fernando Martín a Juancho Hernangómez

Por curioso que pueda parecer, una de las citas que más atracción genera en el año baloncestístico es algo que no tiene que ver con lo estrictamente deportivo. Se aproxima el Draft de la NBA y todos los focos están puestos en lo que ocurrirá esa noche. Las futuras estrellas de la mejor liga del mundo sabrán cuál es su futuro inmediato y eso afecta, cada vez más, a todo el globo.

Hace años que la elección se sigue en nuestro país con mucha expectación, ya sea por el mero hecho de lo que supone o porque, de forma más o menos directa, afecta al baloncesto español. Lo que en el siglo XX era una utopía se convirtió en costumbre en el XXI… hasta hace cuatro años. Ese es el tiempo que ha pasado desde la última elección.

Fernando Martín, el pionero

Poco se puede decir ya del añorado Fernando Martín. El interior tuvo el honor de ser el primer jugador español en ser elegido en el Draft, exactamente como número 38 en la segunda ronda por los Nets en 1985, y en jugar en la NBA, aunque tuviera una presencia testimonial con los Portland Trail Blazers.

Las otras dos elecciones españolas antes de cambiar de siglo fueron José Antonio Montero y Roberto Dueñas. El base, por aquel entonces en el Joventut, fue escogido como número 113 en la quinta ronda de 1987 por los Atlanta Hawks. Por cierto, tras aquella edición se pasarían de cinco a tres rondas y al año siguiente se establecerían las dos que conocemos hoy en día. Por su parte, el pívot fue drafteado por el equipo de moda en 1997, los Chicago Bulls, como número 57 en la segunda ronda.

Pau Gasol, el punto de inflexión

En 2001, el baloncesto español se encontraba revolucionado por la aparición de un joven llamado Pau Gasol. Con solo 20 años ganó la Copa del Rey y la liga ACB, siendo nombrado MVP de ambas competiciones. Estos logros le llevaron a marcar otro hito en el baloncesto español, Pau se convirtió en el primer jugador en ser escogido en la primera ronda, nada menos que como número 3. El premio a mejor novato del año y todo lo que vino después está escrito con letras de oro en la historia.

Además, ese mismo año otro de los juniors de oro tuvo protagonismo en la primera ronda (nº 24). Los Utah Jazz se fijaron en el talento de Raül López, que recaló en la NBA en 2003 procedente del Real Madrid. El periplo estadounidense del talentoso base de Vic estuvo marcado, como el resto de su carrera, por las malditas lesiones.

Como no podía ser de otra manera, el siguiente fue otro referente de esa maravillosa generación. Juan Carlos Navarro fue elegido como número 39 en la segunda ronda por los Washington Wizards. Finalmente, la ‘bomba’ terminó jugando un año en los Grizzlies de Pau Gasol.

En 2004 vivimos la elección en segunda ronda de Albert Miralles (nº 39), mientras que en 2005 la de Fran Vázquez. El pívot gallego fue drafteado en el número 11 de la primera ronda por los Orlando Magic y su salto a la NBA siempre ha generado muchas expectativas. Por ser una elección muy alta, lo que hacía pensar que el interés era serio, y su estilo de juego siempre quedará como una incógnita que nos hubiera gustado resolver.

En los años siguientes llegó la irrupción de dos jugadores que hicieron disfrutar al aficionado español. En 2006 y 2007 fueron escogidos en primera ronda tanto Sergio Rodríguez (nº 27) como Rudy Fernández (nº 24). Ambos, que fueron elegidos por Phoenix Suns, debutaron y coincidieron en Portland, donde demostraron esa química especial que han tenido siempre. En la misma edición que el ahora jugador del Madrid también fue elegido un tal Marc Gasol como número 48 en la segunda ronda por los Lakers. El legado con los Grizzlies y su anillo con Toronto será algo difícil de olvidar.

Otra edición más y una nueva elección: Serge Ibaka. El internacional español fue escogido como número 24 de la primera ronda por unos Supersonics que ese mismo año pasaron a ser los Oklahoma City Thunder.

El draft de 2009 fue, sin duda, uno de los más especiales. El nombre de Ricky Rubio sonaba con mucha fuerza para ocupar las primeras posiciones, como pasó con Pau, y la noche no decepcionó. El base fue drafteado como número 5 por los Timberwolves, franquicia con la que disputó sus primeras temporadas. Esa misma edición nos dejó las elecciones de Víctor Claver (nº 22), que probó suerte durante tres campañas, y Sergio Llull (nº 34). El base del Real Madrid, que en su momento fue una elección de segunda ronda, ha sido uno de los más deseados y muchos han sido los rumores sobre el fuerte interés de Daryl Morey y los Houston Rockets por contar con sus servicios.

Mirotic (nº 23 en 2011) y Abrines (nº 32 en 2013) vivieron buenos momentos en la NBA antes de regresar y ahora son compañeros en el Barça. El Draft de 2015 nos dejó las elecciones de Willy Hernangómez, que fue número 35 y todavía no ha conseguido hacer un hueco en la rotación de ninguna franquicia, y Dani Díez, que no ha llegado a dar el salto.

En 2016 tuvimos al último representante español seleccionado. Juancho Hernangómez fue elegido como número 15 por los Nuggets y ha vivido buenos momentos, incluidos en esta temporada con los Timberwolves. Desde entonces ningún jugador ha tenido la suerte de estar entre los 60 seleccionados y parece que en 2020 tampoco se romperá esa racha.

Veremos si en 2021 la dinámica cambia, como así parece, con nombres como el de Sergi Martínez, Carlos Alocén o, sobre todo, un Usman Garuba al que sitúan como elección de primera ronda.

Para terminar, hay que mencionar a dos jugadores que, sin ser elegidos en la noche del Draft, llegaron a la NBA como son José Manuel Calderón y Jorge Garbajosa. Ambos dieron el salto de la mano de los Toronto Raptors.

Imagen de cabecera: Mike Stobe/Getty Images

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

Por curioso que pueda parecer, una de las citas que más atracción genera en el año baloncestístico es algo que no tiene que ver con lo estrictamente deportivo. Se aproxima el Draft de la NBA y todos los focos están puestos en lo que ocurrirá esa noche. Las futuras estrellas de la mejor liga del mundo sabrán cuál es su futuro inmediato y eso afecta, cada vez más, a todo el globo.

Hace años que la elección se sigue en nuestro país con mucha expectación, ya sea por el mero hecho de lo que supone o porque, de forma más o menos directa, afecta al baloncesto español. Lo que en el siglo XX era una utopía se convirtió en costumbre en el XXI… hasta hace cuatro años. Ese es el tiempo que ha pasado desde la última elección.

Fernando Martín, el pionero

Poco se puede decir ya del añorado Fernando Martín. El interior tuvo el honor de ser el primer jugador español en ser elegido en el Draft, exactamente como número 38 en la segunda ronda por los Nets en 1985, y en jugar en la NBA, aunque tuviera una presencia testimonial con los Portland Trail Blazers.

Las otras dos elecciones españolas antes de cambiar de siglo fueron José Antonio Montero y Roberto Dueñas. El base, por aquel entonces en el Joventut, fue escogido como número 113 en la quinta ronda de 1987 por los Atlanta Hawks. Por cierto, tras aquella edición se pasarían de cinco a tres rondas y al año siguiente se establecerían las dos que conocemos hoy en día. Por su parte, el pívot fue drafteado por el equipo de moda en 1997, los Chicago Bulls, como número 57 en la segunda ronda.

Pau Gasol, el punto de inflexión

En 2001, el baloncesto español se encontraba revolucionado por la aparición de un joven llamado Pau Gasol. Con solo 20 años ganó la Copa del Rey y la liga ACB, siendo nombrado MVP de ambas competiciones. Estos logros le llevaron a marcar otro hito en el baloncesto español, Pau se convirtió en el primer jugador en ser escogido en la primera ronda, nada menos que como número 3. El premio a mejor novato del año y todo lo que vino después está escrito con letras de oro en la historia.

Además, ese mismo año otro de los juniors de oro tuvo protagonismo en la primera ronda (nº 24). Los Utah Jazz se fijaron en el talento de Raül López, que recaló en la NBA en 2003 procedente del Real Madrid. El periplo estadounidense del talentoso base de Vic estuvo marcado, como el resto de su carrera, por las malditas lesiones.

Como no podía ser de otra manera, el siguiente fue otro referente de esa maravillosa generación. Juan Carlos Navarro fue elegido como número 39 en la segunda ronda por los Washington Wizards. Finalmente, la ‘bomba’ terminó jugando un año en los Grizzlies de Pau Gasol.

En 2004 vivimos la elección en segunda ronda de Albert Miralles (nº 39), mientras que en 2005 la de Fran Vázquez. El pívot gallego fue drafteado en el número 11 de la primera ronda por los Orlando Magic y su salto a la NBA siempre ha generado muchas expectativas. Por ser una elección muy alta, lo que hacía pensar que el interés era serio, y su estilo de juego siempre quedará como una incógnita que nos hubiera gustado resolver.

En los años siguientes llegó la irrupción de dos jugadores que hicieron disfrutar al aficionado español. En 2006 y 2007 fueron escogidos en primera ronda tanto Sergio Rodríguez (nº 27) como Rudy Fernández (nº 24). Ambos, que fueron elegidos por Phoenix Suns, debutaron y coincidieron en Portland, donde demostraron esa química especial que han tenido siempre. En la misma edición que el ahora jugador del Madrid también fue elegido un tal Marc Gasol como número 48 en la segunda ronda por los Lakers. El legado con los Grizzlies y su anillo con Toronto será algo difícil de olvidar.

Otra edición más y una nueva elección: Serge Ibaka. El internacional español fue escogido como número 24 de la primera ronda por unos Supersonics que ese mismo año pasaron a ser los Oklahoma City Thunder.

El draft de 2009 fue, sin duda, uno de los más especiales. El nombre de Ricky Rubio sonaba con mucha fuerza para ocupar las primeras posiciones, como pasó con Pau, y la noche no decepcionó. El base fue drafteado como número 5 por los Timberwolves, franquicia con la que disputó sus primeras temporadas. Esa misma edición nos dejó las elecciones de Víctor Claver (nº 22), que probó suerte durante tres campañas, y Sergio Llull (nº 34). El base del Real Madrid, que en su momento fue una elección de segunda ronda, ha sido uno de los más deseados y muchos han sido los rumores sobre el fuerte interés de Daryl Morey y los Houston Rockets por contar con sus servicios.

Mirotic (nº 23 en 2011) y Abrines (nº 32 en 2013) vivieron buenos momentos en la NBA antes de regresar y ahora son compañeros en el Barça. El Draft de 2015 nos dejó las elecciones de Willy Hernangómez, que fue número 35 y todavía no ha conseguido hacer un hueco en la rotación de ninguna franquicia, y Dani Díez, que no ha llegado a dar el salto.

En 2016 tuvimos al último representante español seleccionado. Juancho Hernangómez fue elegido como número 15 por los Nuggets y ha vivido buenos momentos, incluidos en esta temporada con los Timberwolves. Desde entonces ningún jugador ha tenido la suerte de estar entre los 60 seleccionados y parece que en 2020 tampoco se romperá esa racha.

Veremos si en 2021 la dinámica cambia, como así parece, con nombres como el de Sergi Martínez, Carlos Alocén o, sobre todo, un Usman Garuba al que sitúan como elección de primera ronda.

Para terminar, hay que mencionar a dos jugadores que, sin ser elegidos en la noche del Draft, llegaron a la NBA como son José Manuel Calderón y Jorge Garbajosa. Ambos dieron el salto de la mano de los Toronto Raptors.

Imagen de cabecera: Mike Stobe/Getty Images

_NBA

Harden y Nash, dos gemelos en Brooklyn

Juan Díaz @JuandiRgz
20-10-2021

_NBA

Westbrook sí, pero como pasador

Juan Díaz @JuandiRgz
06-10-2021