_Fútbol portugués

España vs Portugal: un duelo a largo plazo

La UEFA Nations League ha comenzado para España y, aunque no sea el trofeo que más ilusiona a jugadores y afición, es un trofeo que ya hemos estado cerca de conseguir por lo que las ganas de ganar son evidentes y lógicas. España comparte grupo con República Checa, Portugal y Suiza, un grupo en el que, sobre el papel, la primera plaza debería debatirse entre las dos selecciones peninsulares. Pero tampoco se puede infravalorar a checos y suizos pues tienen mejor equipo que nombre.

La jornada 1 comenzó con la victoria 2-1 de República Checa sobre Suiza y el empate entre España y Portugal 1-1, vamos con el segundo. Como viene siendo habitual en convocatorias y alineaciones, Luis Enrique optó por una línea continuista dando confianza a sus jugadores más habituales y creando un grupo sólido, algo que muy probablemente veamos ya hasta el Mundial. Uno de los cambios en el once fue la entrada de Diego Llorente en el centro de la defensa junto a Pau Torres, a raíz de la lesión de última hora de Eric García. También tuvo que abandonar la concentración por lesión Thiago Alcántara, una pieza que puede ser importante en el centro del campo pero que no viene siendo titular indiscutible con Luis enrique. A estas bajas debemos sumarle la de Pedri, que estará seguro en próximos partidos y en el Mundial si se recupera bien, además de Ansu Fati, que ayer vio el partido desde el banquillo mientras termina de recuperarse.

En lo que respecta al partido, vimos un enfrentamiento realmente igualado, acorde al caché de ambas selecciones. No sorprende que la posesión fuese ligeramente para España (60%-40%), así como la estadística de tiros. Pese a ello, el encuentro no tuvo un claro dominador en el juego. Sí lo tuvo en el resultado, al menos durante más de medio partido. En el minuto 25 y tras alguna ocasión peligrosa para ambos equipos, España logró adelantarse con un tanto de Álvaro Morata. La jugada comenzó en un fantástico contrataque liderado por Gavi, que condujo el balón prácticamente a lo largo de todo el campo, filtró un pase que Morata dejó pasar, y recogió Sarabia para ponerle la asistencia perfectamente al de la Juve. Contrataque de manual.

Tras el 1-0 las cosas siguieron cambiaron poco. Igualdad, ocasiones para uno, ocasiones para el otro, pero el tanto no llegaba. Hasta que, ya en la recta final, Ricardo Horta puso el empate. Ya pasado el minuto 80 y tras algunos cambios por parte de los entrenadores en ambos equipos, una buena pared en la banda derecha del ataque luso terminó con un centro de Joao Calcelo que Horta remató solo en el punto de penalti por un desajuste defensivo español. Quizá los cambios distrajeron, pero es algo que no puede pasar. El caso es que Portugal ponía el 1-1.

El partido terminó con una grandísima ocasión de Jordi Alba que, tras un rechace del portero, falló un cabezazo a portería vacía que habría supuesto prácticamente la victoria, pues hablamos de una jugada ya rondando el minuto 90. Aunque el fútbol es muy loco, vete tú a saber. Alba falló y el encuentro terminó con empate.

Quedan todavía cinco jornadas de fase de grupos pero la pelea entre los equipos peninsulares por la primera plaza promete mucho. Recordemos que es la única que da opción a clasificar a la final four por lo que debe ser el objetivo sí o sí.

Imagen de cabecera: Selección Española de Fútbol

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

La UEFA Nations League ha comenzado para España y, aunque no sea el trofeo que más ilusiona a jugadores y afición, es un trofeo que ya hemos estado cerca de conseguir por lo que las ganas de ganar son evidentes y lógicas. España comparte grupo con República Checa, Portugal y Suiza, un grupo en el que, sobre el papel, la primera plaza debería debatirse entre las dos selecciones peninsulares. Pero tampoco se puede infravalorar a checos y suizos pues tienen mejor equipo que nombre.

La jornada 1 comenzó con la victoria 2-1 de República Checa sobre Suiza y el empate entre España y Portugal 1-1, vamos con el segundo. Como viene siendo habitual en convocatorias y alineaciones, Luis Enrique optó por una línea continuista dando confianza a sus jugadores más habituales y creando un grupo sólido, algo que muy probablemente veamos ya hasta el Mundial. Uno de los cambios en el once fue la entrada de Diego Llorente en el centro de la defensa junto a Pau Torres, a raíz de la lesión de última hora de Eric García. También tuvo que abandonar la concentración por lesión Thiago Alcántara, una pieza que puede ser importante en el centro del campo pero que no viene siendo titular indiscutible con Luis enrique. A estas bajas debemos sumarle la de Pedri, que estará seguro en próximos partidos y en el Mundial si se recupera bien, además de Ansu Fati, que ayer vio el partido desde el banquillo mientras termina de recuperarse.

En lo que respecta al partido, vimos un enfrentamiento realmente igualado, acorde al caché de ambas selecciones. No sorprende que la posesión fuese ligeramente para España (60%-40%), así como la estadística de tiros. Pese a ello, el encuentro no tuvo un claro dominador en el juego. Sí lo tuvo en el resultado, al menos durante más de medio partido. En el minuto 25 y tras alguna ocasión peligrosa para ambos equipos, España logró adelantarse con un tanto de Álvaro Morata. La jugada comenzó en un fantástico contrataque liderado por Gavi, que condujo el balón prácticamente a lo largo de todo el campo, filtró un pase que Morata dejó pasar, y recogió Sarabia para ponerle la asistencia perfectamente al de la Juve. Contrataque de manual.

Tras el 1-0 las cosas siguieron cambiaron poco. Igualdad, ocasiones para uno, ocasiones para el otro, pero el tanto no llegaba. Hasta que, ya en la recta final, Ricardo Horta puso el empate. Ya pasado el minuto 80 y tras algunos cambios por parte de los entrenadores en ambos equipos, una buena pared en la banda derecha del ataque luso terminó con un centro de Joao Calcelo que Horta remató solo en el punto de penalti por un desajuste defensivo español. Quizá los cambios distrajeron, pero es algo que no puede pasar. El caso es que Portugal ponía el 1-1.

El partido terminó con una grandísima ocasión de Jordi Alba que, tras un rechace del portero, falló un cabezazo a portería vacía que habría supuesto prácticamente la victoria, pues hablamos de una jugada ya rondando el minuto 90. Aunque el fútbol es muy loco, vete tú a saber. Alba falló y el encuentro terminó con empate.

Quedan todavía cinco jornadas de fase de grupos pero la pelea entre los equipos peninsulares por la primera plaza promete mucho. Recordemos que es la única que da opción a clasificar a la final four por lo que debe ser el objetivo sí o sí.

Imagen de cabecera: Selección Española de Fútbol

_Fútbol portugués

El profeta

Daniel Fernández-Pacheco @DFPV96
24-12-2021