_Fútbol portugués

El profeta

El Sporting CP llevaba muchos años vagando por el desierto. El cuadro lisboeta, todo un mastodonte del fútbol portugués, se tenía que conformar últimamente con campeonatos de copa y alguna que otra gran actuación en Europa. Eso en Portugal, para muchos aficionados, son alegrías que no llenan el alma. Sísifo lo protagonizó en su día y los leones encarnaban el papel a la perfección: subían la montaña y caían sin pena ni gloria cuando rozaban una gesta heroica. Una y otra vez. Justo antes de que el coronavirus hostigara al mundo entero, la entidad decidió dar un golpe de efecto firmando a Rúben Amorim. Mucho dinero y poca experiencia. Parecía una locura, pero el rendimiento hasta ahora es impresionante.

Desde su aterrizaje, el juego del equipo ha cambiado por completo. En el verde se ve a un equipo mucho más comprometido y con las ideas más claras que las de sus antecesores. Los problemas en los despachos se han convertido en jolgorio para una afición que se rasgaba las vestiduras cada temporada con los sinsabores que padecían. El curso pasado, tras casi 20 años de sequía en su liga doméstica, levantaron el título que les acreditaba como campeones. Lo mejor del título fue el cómo: los de Amorim consiguieron marcar muchos goles en los últimos instantes de los encuentros. A la postre fueron tantos definitorios para alcanzar el objetivo. Los modernos le llamarían resiliencia: aquí, simplemente, fe.

La realidad es que este curso las cosas siguen funcionando. En su liga luchan con el Porto por hacerse con liderato, empatados a puntos en este momento, y en la máxima competición continental consiguieron clasificarse a octavos de final en un grupo complejísimo. El milagro de su técnico, que ya ha recibido ofertas en los últimos meses, muestra que no es necesario tener una reputación y experiencia del máximo nivel para ser exitoso. El talento, el esfuerzo y la personalidad del entrenador del Sporting CP es la receta para triunfar. No parece que los lisboetas tengan un límite con él en el banquillo.

Contenido patrocinado por Football Manager

Imagen de cabecera: Sporting CP

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

El Sporting CP llevaba muchos años vagando por el desierto. El cuadro lisboeta, todo un mastodonte del fútbol portugués, se tenía que conformar últimamente con campeonatos de copa y alguna que otra gran actuación en Europa. Eso en Portugal, para muchos aficionados, son alegrías que no llenan el alma. Sísifo lo protagonizó en su día y los leones encarnaban el papel a la perfección: subían la montaña y caían sin pena ni gloria cuando rozaban una gesta heroica. Una y otra vez. Justo antes de que el coronavirus hostigara al mundo entero, la entidad decidió dar un golpe de efecto firmando a Rúben Amorim. Mucho dinero y poca experiencia. Parecía una locura, pero el rendimiento hasta ahora es impresionante.

Desde su aterrizaje, el juego del equipo ha cambiado por completo. En el verde se ve a un equipo mucho más comprometido y con las ideas más claras que las de sus antecesores. Los problemas en los despachos se han convertido en jolgorio para una afición que se rasgaba las vestiduras cada temporada con los sinsabores que padecían. El curso pasado, tras casi 20 años de sequía en su liga doméstica, levantaron el título que les acreditaba como campeones. Lo mejor del título fue el cómo: los de Amorim consiguieron marcar muchos goles en los últimos instantes de los encuentros. A la postre fueron tantos definitorios para alcanzar el objetivo. Los modernos le llamarían resiliencia: aquí, simplemente, fe.

La realidad es que este curso las cosas siguen funcionando. En su liga luchan con el Porto por hacerse con liderato, empatados a puntos en este momento, y en la máxima competición continental consiguieron clasificarse a octavos de final en un grupo complejísimo. El milagro de su técnico, que ya ha recibido ofertas en los últimos meses, muestra que no es necesario tener una reputación y experiencia del máximo nivel para ser exitoso. El talento, el esfuerzo y la personalidad del entrenador del Sporting CP es la receta para triunfar. No parece que los lisboetas tengan un límite con él en el banquillo.

Contenido patrocinado por Football Manager

Imagen de cabecera: Sporting CP

_Fútbol portugués

El profeta

Daniel Fernández-Pacheco @DFPV96
24-12-2021