_Cádiz

Carlos Akapo: “El fútbol es un regalo para la gente de África”

Adrià Campmany @campmany_adria 05-10-2021

etiquetas:

Cádiz CF Carlos Akapo

El Cádiz es un equipo que, para bien o para mal, despierta pasiones. Su afición vive el fútbol y alienta a su equipo como pocas aficiones lo hacen en España. Sin embargo, hay también feroces detractores de la manera de jugar del conjunto gaditano, una crítica que suele coincidir con el hecho de no haber conseguido el resultado esperado ante Cervera. Bien conoce esta realidad Carlos Akapo, con el que hablamos en nuestro canal de Twitch sobre su trayectoria, sus años en Cádiz y sus vivencias con la selección de Guinea Ecuatorial.

¿Qué valoración haces del inicio de temporada?

El arranque de temporada está siendo complicado, pero no solo para nosotros. Hay muchos equipos competitivos y las diferencias se están reduciendo. El último le puede ganar al primero. Además están siendo unos tiempos difíciles por la pandemia. Estamos decimoquintos, pero estamos en la pelea.

¿Qué opinas sobre los detractores del juego del Cádiz?

Cervera tiene un estilo definido y tiene muy claro a qué quiere que juguemos. Vamos todos a una. Es un estilo muy lícito. Somos jugadores potentes, rápidos y que defendemos bien. Cervera está en el Cádiz desde 2ªB.

Cádiz es una de las ciudades de España donde más se vive el fútbol. ¿Cómo vivisteis la temporada pasada sin público?

Se notaba muchísimo. El hecho de haber estado tanto tiempo sin gente en el estadio nos provocaba una sensación de rareza esta temporada. Ya solo te acordabas de escuchar los gritos entre compañeros o del míster y no los del público. Y es mejor escuchar al público que al míster gritando, ¡jajajajaja! Es muy cañero. El Carranza aprieta mucho y notamos ese cambio.

¿Cómo es Álvaro Cervera?

Es muy cañero, pero sabes que si te aprieta es por tu bien. Si no te mete caña, tienes que preocuparte. Es un gran tío y un gran entrenador. Además, lleva ya mucho tiempo en el equipo… y en España no aguantan tanto los entrenadores. Ahora se ha normalizado que si hay un mal año hay que despedir al entrenador. Si un grupo cree en la idea del míster… Si fuese director deportivo, preguntaría al vestuario antes de tomar la decisión. Hay veces que despiden a un entrenador pese a que el vestuario cree que puede seguir adelante. Cambiar de entrenador no significa ir a mejor.

Saldrá un documental sobre Fali. ¿Cómo es en persona?

Como él dice: es un titán. Mucha gente cree que hace un papel, pero es todo natural. Él es así. Me llevo muy bien con él. Le conozco desde los 16 años.

Eres un jugador que ha sufrido lesiones importantes. ¿Hasta qué punto te han marcado?

He tenido lesiones en momentos muy delicados. La primera fue hace unos ocho años y coincidió justo cuando íbamos a ser anfitriones de la Copa África con Guinea Ecuatorial. Me marcó mucho y psicológicamente es muy duro. No puedes ayudar a tus compañeros y no puedes trabajar. Las otras lesiones las he llevado mucho mejor. Eres mayor y maduras. Lo afrontas con la intención de recuperarte sin prisa y volver a estar bien. La otra fue al llegar al Cádiz. Fue complicado porque no me terminé de integrar bien al estar lesionado. Luchas contra muchas cosas y eso curte. Tu manera de pensar pasa a ser otra. Por mucho que el míster no te ponga, en el entrenamiento tienes que dar el 100%. Luego el míster elige, pero tienes que irte a casa con la conciencia tranquila pensando que lo has dado todo. Si echas la culpa al míster, te comes la cabeza y cuando juegas ya estás pensando demasiado en hacerlo bien.

¿Cómo viviste la clasificación de Guinea Ecuatorial para la Copa África?

Fue algo histórico, pero a la vez una putada porque no pudo haber gente. Fue como el ascenso del Cádiz, un tanto descafeinado. Pero fue increíble. Es una locura. Representar a un equipo ya es una locura, pues imagina hacerlo de un país y hacer historia con la selección.

Seguro que en África has vivido experiencias que te impactaron.

Prácticamente en todas las convocatorias con Guinea Ecuatorial tengo alguna anécdota. Incluso las que no son en África. La última vez quedamos en Madrid, ya que muchos de los jugadores de la selección son de origen guineano pero han nacido en España y juegan en Europa. Íbamos a Túnez y hacíamos escala en Roma. Nos pidieron muchos papeles y cuando ya lo teníamos todo quedaban 40 minutos para que saliera el avión. Sin embargo, no nos dejaron volar porque decían que el vuelo ya estaba cerrado. Perdimos un día de entrenamiento y nos llevaron a entrenar a un campo de rugby de Madrid porque no había campos de fútbol disponibles. Al menos hicimos unos rondos. La mañana siguiente volamos de Roma a Túnez, entrenamos nada más llegar y al cabo de dos días ya teníamos el partido. Esa es una de tantas. Una vez nos quedamos en el aeropuerto de Etiopía todo un día porque no nos dejaban marchar por un tema del visado, en Sudán del Sur jugamos en un campo que era más de tierra que de césped… Y el tema de los árbitros. Jugar fuera de casa es muy complicado. Tienes al árbitro totalmente en contra. Si aquí la gente se queja… Allí hay árbitros… no comprados pero se sabe que van a favor del local.

¿Qué significa el fútbol en África?

Es un regalo para la gente. Muchos niños duermen con el balón. Lo limpian y duermen con él. Para ellos es la vida. No podéis imaginar la felicidad que tienen con tan poco. Que tu propio país compita en un torneo tan grande les emociona. Para ellos es un orgullo. Como dice Alberto, para muchos es una vía de escape.

¿Qué opinas sobre la crítica hacia el futbolista?

En Twitter hay personas que usan cualquier imagen para intentar conseguir retweets y me gustas. Sin importar lo que pongas y lo que pueda llegar a afectar a la otra persona. Hay que educar a esa gente, sobre todo a los jóvenes que consumen tantas redes sociales. Hay que procurar que no se contagien de esta maldad que hay en las redes sociales. Hay que darse cuenta también de que hay jugadores jóvenes, como Pedri, que tiene tan solo 18 años, a los que ya se les está metiendo caña y se les atribuye mucha responsabilidad. Y quiera o no va a ver si se le está metiendo caña. Hay que preguntarse si merece meter caña a un chaval. No vas a gustar a todo el mundo, pero hay que intentar respetar y hablar bien las cosas. No puede ser todo tan tóxico, no puede ser todo un circo. Que cobremos más o menos no justifica los insultos. No vale todo. Puedo tener un mejor o peor día, pero no voy a dejar de hacer mi trabajo de la mejor manera que pueda. Me exijo al máximo porque quiero ganar el máximo dinero posible. El tiempo del futbolista no dura mucho. Así lo veo yo. Pero ojo, también hay gente que apoya cuando estamos mal. Y esa es la importante.

Imagen de cabecera: Sphera Sports

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

El Cádiz es un equipo que, para bien o para mal, despierta pasiones. Su afición vive el fútbol y alienta a su equipo como pocas aficiones lo hacen en España. Sin embargo, hay también feroces detractores de la manera de jugar del conjunto gaditano, una crítica que suele coincidir con el hecho de no haber conseguido el resultado esperado ante Cervera. Bien conoce esta realidad Carlos Akapo, con el que hablamos en nuestro canal de Twitch sobre su trayectoria, sus años en Cádiz y sus vivencias con la selección de Guinea Ecuatorial.

¿Qué valoración haces del inicio de temporada?

El arranque de temporada está siendo complicado, pero no solo para nosotros. Hay muchos equipos competitivos y las diferencias se están reduciendo. El último le puede ganar al primero. Además están siendo unos tiempos difíciles por la pandemia. Estamos decimoquintos, pero estamos en la pelea.

¿Qué opinas sobre los detractores del juego del Cádiz?

Cervera tiene un estilo definido y tiene muy claro a qué quiere que juguemos. Vamos todos a una. Es un estilo muy lícito. Somos jugadores potentes, rápidos y que defendemos bien. Cervera está en el Cádiz desde 2ªB.

Cádiz es una de las ciudades de España donde más se vive el fútbol. ¿Cómo vivisteis la temporada pasada sin público?

Se notaba muchísimo. El hecho de haber estado tanto tiempo sin gente en el estadio nos provocaba una sensación de rareza esta temporada. Ya solo te acordabas de escuchar los gritos entre compañeros o del míster y no los del público. Y es mejor escuchar al público que al míster gritando, ¡jajajajaja! Es muy cañero. El Carranza aprieta mucho y notamos ese cambio.

¿Cómo es Álvaro Cervera?

Es muy cañero, pero sabes que si te aprieta es por tu bien. Si no te mete caña, tienes que preocuparte. Es un gran tío y un gran entrenador. Además, lleva ya mucho tiempo en el equipo… y en España no aguantan tanto los entrenadores. Ahora se ha normalizado que si hay un mal año hay que despedir al entrenador. Si un grupo cree en la idea del míster… Si fuese director deportivo, preguntaría al vestuario antes de tomar la decisión. Hay veces que despiden a un entrenador pese a que el vestuario cree que puede seguir adelante. Cambiar de entrenador no significa ir a mejor.

Saldrá un documental sobre Fali. ¿Cómo es en persona?

Como él dice: es un titán. Mucha gente cree que hace un papel, pero es todo natural. Él es así. Me llevo muy bien con él. Le conozco desde los 16 años.

Eres un jugador que ha sufrido lesiones importantes. ¿Hasta qué punto te han marcado?

He tenido lesiones en momentos muy delicados. La primera fue hace unos ocho años y coincidió justo cuando íbamos a ser anfitriones de la Copa África con Guinea Ecuatorial. Me marcó mucho y psicológicamente es muy duro. No puedes ayudar a tus compañeros y no puedes trabajar. Las otras lesiones las he llevado mucho mejor. Eres mayor y maduras. Lo afrontas con la intención de recuperarte sin prisa y volver a estar bien. La otra fue al llegar al Cádiz. Fue complicado porque no me terminé de integrar bien al estar lesionado. Luchas contra muchas cosas y eso curte. Tu manera de pensar pasa a ser otra. Por mucho que el míster no te ponga, en el entrenamiento tienes que dar el 100%. Luego el míster elige, pero tienes que irte a casa con la conciencia tranquila pensando que lo has dado todo. Si echas la culpa al míster, te comes la cabeza y cuando juegas ya estás pensando demasiado en hacerlo bien.

¿Cómo viviste la clasificación de Guinea Ecuatorial para la Copa África?

Fue algo histórico, pero a la vez una putada porque no pudo haber gente. Fue como el ascenso del Cádiz, un tanto descafeinado. Pero fue increíble. Es una locura. Representar a un equipo ya es una locura, pues imagina hacerlo de un país y hacer historia con la selección.

Seguro que en África has vivido experiencias que te impactaron.

Prácticamente en todas las convocatorias con Guinea Ecuatorial tengo alguna anécdota. Incluso las que no son en África. La última vez quedamos en Madrid, ya que muchos de los jugadores de la selección son de origen guineano pero han nacido en España y juegan en Europa. Íbamos a Túnez y hacíamos escala en Roma. Nos pidieron muchos papeles y cuando ya lo teníamos todo quedaban 40 minutos para que saliera el avión. Sin embargo, no nos dejaron volar porque decían que el vuelo ya estaba cerrado. Perdimos un día de entrenamiento y nos llevaron a entrenar a un campo de rugby de Madrid porque no había campos de fútbol disponibles. Al menos hicimos unos rondos. La mañana siguiente volamos de Roma a Túnez, entrenamos nada más llegar y al cabo de dos días ya teníamos el partido. Esa es una de tantas. Una vez nos quedamos en el aeropuerto de Etiopía todo un día porque no nos dejaban marchar por un tema del visado, en Sudán del Sur jugamos en un campo que era más de tierra que de césped… Y el tema de los árbitros. Jugar fuera de casa es muy complicado. Tienes al árbitro totalmente en contra. Si aquí la gente se queja… Allí hay árbitros… no comprados pero se sabe que van a favor del local.

¿Qué significa el fútbol en África?

Es un regalo para la gente. Muchos niños duermen con el balón. Lo limpian y duermen con él. Para ellos es la vida. No podéis imaginar la felicidad que tienen con tan poco. Que tu propio país compita en un torneo tan grande les emociona. Para ellos es un orgullo. Como dice Alberto, para muchos es una vía de escape.

¿Qué opinas sobre la crítica hacia el futbolista?

En Twitter hay personas que usan cualquier imagen para intentar conseguir retweets y me gustas. Sin importar lo que pongas y lo que pueda llegar a afectar a la otra persona. Hay que educar a esa gente, sobre todo a los jóvenes que consumen tantas redes sociales. Hay que procurar que no se contagien de esta maldad que hay en las redes sociales. Hay que darse cuenta también de que hay jugadores jóvenes, como Pedri, que tiene tan solo 18 años, a los que ya se les está metiendo caña y se les atribuye mucha responsabilidad. Y quiera o no va a ver si se le está metiendo caña. Hay que preguntarse si merece meter caña a un chaval. No vas a gustar a todo el mundo, pero hay que intentar respetar y hablar bien las cosas. No puede ser todo tan tóxico, no puede ser todo un circo. Que cobremos más o menos no justifica los insultos. No vale todo. Puedo tener un mejor o peor día, pero no voy a dejar de hacer mi trabajo de la mejor manera que pueda. Me exijo al máximo porque quiero ganar el máximo dinero posible. El tiempo del futbolista no dura mucho. Así lo veo yo. Pero ojo, también hay gente que apoya cuando estamos mal. Y esa es la importante.

Imagen de cabecera: Sphera Sports

etiquetas:

Cádiz CF Carlos Akapo

_Cádiz

Tiburón

Joel Sierra @_JoeLSierra_
10-03-2021