_

El sueño infinito de Costa Rica en Brasil 2014

Borja Pardo @Borja_Pardo 05-07-2014

etiquetas:

Carlos HERNANDO

Carlos HERNANDOUna auténtica cenicienta. Eso deberían pensar (y siendo sinceros todos los pensábamos) que era esta selección. Empaquetada en el grupo de la muerte, resultaba utópico que los ticos despegasen y pudieran ofrecernos alguna sorpresa, pero fueron mucho más allá y evidenciaron a históricos campeones del mundo como Inglaterra, Italia y Uruguay.

Según transcurría la fase de grupos, los ticos empezaron a mudar de piel. Se quitaron el disfraz de Cenicienta y se enfundaron el de lobo feroz. No dejaron supervivientes en los tres primeros partidos y se enfrentaron a Grecia en octavos para batirlos desde los once metros.

Absolutamente todo iba a su favor hasta que llegaron las lesiones. El guardameta Keylor Navas tuvo en vilo a millones de corazones con sus molestias en el hombro, pero finalmente sí podrá jugar ante el combinado holandés; esa misma suerte no la tendrán Miller y Duarte (será reemplazado seguramente por Acosta), que animarán a sus compañeros desde la banca.

Quizá lo que  juega en contra de La Sele sean los nervios de la situación y su rival: Holanda será la verdadera prueba para demostrar su nivel y por ello no quieren mostrar al mundo sus quehaceres. Se enfrentarán a jugadores explosivos, a una rapidez y técnica en los pies de Robben, Sneijder o Van Persie y la sabiduría táctica de Van Gaal.

“Nos enfrentaremos a jugadores muy habilidosos. Hemos estado viendo vídeos y estudiando al rival y sobre eso es lo que estamos entrenando”. Así se expresa el medio Tejeda, que refleja el trabajo de Jorge Luis Pinto y su preocupación por detener el ataque Oranje.

Para el centrocampista Celso Borges, este es un partido especial e histórico. Superará a su padre (Alexandre Borges Guimaraes), que consiguió llevar al combinado costarricense hasta octavos en el Mundial de Italia, que hasta ahora era su mejor posición. Borges es contundente en cuanto a la actitud de su selección: “No vinimos a ser turistas, a visitar Río y estar tirados en la playa. Vinimos aquí a competir”.

Costa Rica se apoya en sus efectivos goles. Sus seguidores solo han podido celebrar cinco goles en cuatro partidos, siendo tres de ellos frente a Uruguay. Pocos goles, pero suficientes para plantarse en octavos, inculcar miedo y poder derrumbar a otra selección top.

La confianza tica reposa en sus tres mejores hombres. Dos de ellos son Campbell y Bryan Ruiz, los cuales formarán el arma más peligrosa para derrumbar a la selección de Van Gaal. El triángulo ya todo el mundo sabe quién lo forma: Keylor Navas. De él y de sus reflejos dependerán ver a un Robben y compañía incrédulos e impotentes.
Los ticos no quieren salir de ese círculo vicioso: soñar con ganar y ganar para continuar soñando.

ALINEACIÓN PROBABLE
.:: Navas; Gamboa, Duarte, González, Umaña, Díaz; Ruiz, Tejeda, Borges, Bolaños; Campbell

 

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

Carlos HERNANDOUna auténtica cenicienta. Eso deberían pensar (y siendo sinceros todos los pensábamos) que era esta selección. Empaquetada en el grupo de la muerte, resultaba utópico que los ticos despegasen y pudieran ofrecernos alguna sorpresa, pero fueron mucho más allá y evidenciaron a históricos campeones del mundo como Inglaterra, Italia y Uruguay.

Según transcurría la fase de grupos, los ticos empezaron a mudar de piel. Se quitaron el disfraz de Cenicienta y se enfundaron el de lobo feroz. No dejaron supervivientes en los tres primeros partidos y se enfrentaron a Grecia en octavos para batirlos desde los once metros.

Absolutamente todo iba a su favor hasta que llegaron las lesiones. El guardameta Keylor Navas tuvo en vilo a millones de corazones con sus molestias en el hombro, pero finalmente sí podrá jugar ante el combinado holandés; esa misma suerte no la tendrán Miller y Duarte (será reemplazado seguramente por Acosta), que animarán a sus compañeros desde la banca.

Quizá lo que  juega en contra de La Sele sean los nervios de la situación y su rival: Holanda será la verdadera prueba para demostrar su nivel y por ello no quieren mostrar al mundo sus quehaceres. Se enfrentarán a jugadores explosivos, a una rapidez y técnica en los pies de Robben, Sneijder o Van Persie y la sabiduría táctica de Van Gaal.

“Nos enfrentaremos a jugadores muy habilidosos. Hemos estado viendo vídeos y estudiando al rival y sobre eso es lo que estamos entrenando”. Así se expresa el medio Tejeda, que refleja el trabajo de Jorge Luis Pinto y su preocupación por detener el ataque Oranje.

Para el centrocampista Celso Borges, este es un partido especial e histórico. Superará a su padre (Alexandre Borges Guimaraes), que consiguió llevar al combinado costarricense hasta octavos en el Mundial de Italia, que hasta ahora era su mejor posición. Borges es contundente en cuanto a la actitud de su selección: “No vinimos a ser turistas, a visitar Río y estar tirados en la playa. Vinimos aquí a competir”.

Costa Rica se apoya en sus efectivos goles. Sus seguidores solo han podido celebrar cinco goles en cuatro partidos, siendo tres de ellos frente a Uruguay. Pocos goles, pero suficientes para plantarse en octavos, inculcar miedo y poder derrumbar a otra selección top.

La confianza tica reposa en sus tres mejores hombres. Dos de ellos son Campbell y Bryan Ruiz, los cuales formarán el arma más peligrosa para derrumbar a la selección de Van Gaal. El triángulo ya todo el mundo sabe quién lo forma: Keylor Navas. De él y de sus reflejos dependerán ver a un Robben y compañía incrédulos e impotentes.
Los ticos no quieren salir de ese círculo vicioso: soñar con ganar y ganar para continuar soñando.

ALINEACIÓN PROBABLE
.:: Navas; Gamboa, Duarte, González, Umaña, Díaz; Ruiz, Tejeda, Borges, Bolaños; Campbell

 

etiquetas:

Carlos HERNANDO