_NBA

El Salvaje Oeste

Jordi de Mas @demas6Basket 21-12-2022

etiquetas:

Conferencia Oeste NBA

En la última entrega estuvimos hablando de la consolidada y poderosa Conferencia Este, concretamente de lo que más y menos me ha gustado de cada equipo en este inicio de Temporada NBA 2022/23. Hoy es el momento de hacer lo mismo, pero con las 15 franquicias del ‘Wild wild West’, el salvaje Oeste.

Arrancaremos con los actuales líderes en el momento en el que estoy escribiendo esto, los Memphis Grizzlies. Sí, podría ir a lo típico y destacar a Ja Morant o el buen juego colectivo de los ‘Osos’, pero quiero quedarme con el paso hacia adelante, crecimiento y consolidación del español Santi Aldama. El canario supo aprovechar muy bien la baja de su compañero Jaren Jackson Jr, que ya ha vuelto y eso es una gran noticia para ellos, pero al mismo tiempo eso le afecta en relación a sus minutos en pista.

Si hablamos de Oklahoma estamos obligados a hacerlo de su jugador franquicia Shai-Gilgeous Alexander, la joven estrella de Thunder está enviando un mensaje bien claro a todos, un mensaje que dice algo así: ‘’Soy uno de los mejores jugadores del mundo’’. Y es que el futuro debutante del All-Star lo está demostrando con sus 31.3 puntos por partido y su espectacular impacto sobre la pista, un impacto que habría sido mayor en caso de haber coincidido con el pick nº2 del último Draft Chet Holmgren. Lamentablemente este jugador sufrió una lesión que lo dejaría fuera hasta la próxima campaña.

No sabéis lo feliz que estoy al ver que Sacramento Kings está en posiciones de Playoffs después de llevar 16 años quedándose fuera. Todavía queda mucha temporada por delante, pero Sabonis, Fox, Huerter, Murray y compañía nos están dando motivos para creer. ¿Lo conseguirán? Sus fans merecen volver a disfrutar de la magia de esos partidos tan especiales.

Hace muy poquito Lillard superó a la mítica leyenda Drexler y se convirtió en el máximo anotador de la historia de Blazers. Y atención porque Damian únicamente ha necesitado 730 partidos en comparación a los 867 de Clyde. Valoro mucho la fidelidad, compromiso y lo que está haciendo el jugador estrella de los de Oregon, pero una de mis fantasías sería verlo en un equipo más competitivo donde realmente tenga opciones de ser campeón.

Lakers no terminan de levantar la cabeza y eso me preocupa. Los angelinos disfrutaron de una poderosa versión de Anthony Davis que destrozaba a todas las defensas, un monstruo que estaba rindiendo a nivel de MVP, una presencia que atemorizaba a todos los rivales, un hombre que desprendía un fuego que… lamentablemente se ha apagado por su última lesión que lo dejará como mínimo 1 mes fuera. Es increíble la mala suerte que tiene este jugador con las lesiones.

En Arizona el sol vuelve a brillar fuerte y más después de la legendaria actuación que nos ofreció hace pocos días la estrella de Suns, Devin Booker, anotando 58 puntos contra los Pelicans. Pero cuidado con esto, recordemos que su récord anotador está bastante por encima, en el 2017 nos regaló un partido histórico anotando 70 puntos en la derrota ante los Celtics. ¿Algo malo de Suns? Si, hay varias cosas como el traspaso atascado de Crowder, pero la peor ha sido la lesión del titular Cameron Johnson, esperemos que pueda regresar bien.

Turno de los actuales campeones, los Warriors. No me ha gustado la poca concentración defensiva que han tenido, de hecho, siguen siendo uno de los equipos que reciben más puntos por partido y eso se ve reflejado en su actual registro negativo: 15 victorias, 16 derrotas, lo que les hace estar fuera incluso de posiciones de Play-In. Pero con Curry todo es posible, el astro de Golden State no afloja y nos sigue regalando tremendos espectáculos en cada partido, ahora mismo es el 7º máximo anotador de esta temporada con 30 puntos de media.

Año duro para Rockets, me ilusionan los jóvenes que tienen como Jalen Green, Alperen Sengun, Kevin Porter Jr o Jabari Smith, pero especialmente me emociona la idea de que acaben incorporando al futuro nº1 del Draft Victor Wembanyama. Perder tantos partidos y tener el peor récord del Oeste en este caso no sabe tan mal.

Con Dallas lo tengo muy fácil destacar lo mejor y lo peor, Luka Doncic es el protagonista de ambas secciones. Adoro su juego y el nivel que está mostrando lo sitúa entre los favoritos para ser el MVP, pero al mismo tiempo odio que esté tan solo, la ‘Luka-dependencia’ del equipo es exagerada y si sigue así va a llegar muy desgastado en unos potenciales Playoffs. 

Si algún directivo de los Pelicans está leyendo esto, tengo un mensaje importante para la entidad: dadle más minutos al actual MVP del Eurobasket Willy Hernangómez, por favor. Por lo demás todo genial, New Orleans ha creado un equipo bien competitivo y divertido de ver.

Antes del inicio de la temporada ponía a Clippers como el próximo campeón de la NBA, presentaban posiblemente al equipo más profundo de toda la liga, pero con las continuas lesiones y problemas físicos de sus estrellas principales he perdido la fe, no existe regularidad alguna y eso les puede perjudicar de cara a generar la mejor química posible sobre la pista.

Pensábamos que Jazz sería uno de los peores equipos de la NBA después de la gran y total reconstrucción que iniciaron con los traspasos de Donovan y Gobert, pero sorprendentemente Utah ha sido uno de los mejores equipos de este inicio, aunque el globo parece ser que se va desinflando poco a poco.

Los fans de Timberwolves cada vez están más ilusionados con su joven perla llamada Anthony Edwards, pero al mismo tiempo sus dudas sobre el encaje de Rudy Gobert en su equipo después de haberse ‘hipotecado’ para conseguirlo les quita esa sonrisa generada por su joven promesa.

Parecía ser que Nikola Jokic se alejaba de su 3er MVP consecutivo, una complicada hazaña que únicamente tres jugadores a lo largo de toda la historia lo han conseguido (Bill Russell, Wilt Chamberlain y Larry Bird). Pero el ‘Joker’ todavía no ha dicho su última palabra y gracias a sus monstruosas recientes actuaciones vuelve a meterse de lleno en esa lucha por el premio que ahora llevará el nombre de Michael Jordan. 

Los Spurs ya pueden tener el peor equipo posible que mientras estén entrenados por Popovich seguirán siendo competitivos y amargarán la noche a más de uno. Una alegría seguir viendo el crecimiento de Keldon Johnson o Devin Vassell, pero tal y como he dicho con los Rockets, la mayor alegría podría ser el aterrizaje de la sensación francesa Wembanyama.

Imagen de cabecera:

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

En la última entrega estuvimos hablando de la consolidada y poderosa Conferencia Este, concretamente de lo que más y menos me ha gustado de cada equipo en este inicio de Temporada NBA 2022/23. Hoy es el momento de hacer lo mismo, pero con las 15 franquicias del ‘Wild wild West’, el salvaje Oeste.

Arrancaremos con los actuales líderes en el momento en el que estoy escribiendo esto, los Memphis Grizzlies. Sí, podría ir a lo típico y destacar a Ja Morant o el buen juego colectivo de los ‘Osos’, pero quiero quedarme con el paso hacia adelante, crecimiento y consolidación del español Santi Aldama. El canario supo aprovechar muy bien la baja de su compañero Jaren Jackson Jr, que ya ha vuelto y eso es una gran noticia para ellos, pero al mismo tiempo eso le afecta en relación a sus minutos en pista.

Si hablamos de Oklahoma estamos obligados a hacerlo de su jugador franquicia Shai-Gilgeous Alexander, la joven estrella de Thunder está enviando un mensaje bien claro a todos, un mensaje que dice algo así: ‘’Soy uno de los mejores jugadores del mundo’’. Y es que el futuro debutante del All-Star lo está demostrando con sus 31.3 puntos por partido y su espectacular impacto sobre la pista, un impacto que habría sido mayor en caso de haber coincidido con el pick nº2 del último Draft Chet Holmgren. Lamentablemente este jugador sufrió una lesión que lo dejaría fuera hasta la próxima campaña.

No sabéis lo feliz que estoy al ver que Sacramento Kings está en posiciones de Playoffs después de llevar 16 años quedándose fuera. Todavía queda mucha temporada por delante, pero Sabonis, Fox, Huerter, Murray y compañía nos están dando motivos para creer. ¿Lo conseguirán? Sus fans merecen volver a disfrutar de la magia de esos partidos tan especiales.

Hace muy poquito Lillard superó a la mítica leyenda Drexler y se convirtió en el máximo anotador de la historia de Blazers. Y atención porque Damian únicamente ha necesitado 730 partidos en comparación a los 867 de Clyde. Valoro mucho la fidelidad, compromiso y lo que está haciendo el jugador estrella de los de Oregon, pero una de mis fantasías sería verlo en un equipo más competitivo donde realmente tenga opciones de ser campeón.

Lakers no terminan de levantar la cabeza y eso me preocupa. Los angelinos disfrutaron de una poderosa versión de Anthony Davis que destrozaba a todas las defensas, un monstruo que estaba rindiendo a nivel de MVP, una presencia que atemorizaba a todos los rivales, un hombre que desprendía un fuego que… lamentablemente se ha apagado por su última lesión que lo dejará como mínimo 1 mes fuera. Es increíble la mala suerte que tiene este jugador con las lesiones.

En Arizona el sol vuelve a brillar fuerte y más después de la legendaria actuación que nos ofreció hace pocos días la estrella de Suns, Devin Booker, anotando 58 puntos contra los Pelicans. Pero cuidado con esto, recordemos que su récord anotador está bastante por encima, en el 2017 nos regaló un partido histórico anotando 70 puntos en la derrota ante los Celtics. ¿Algo malo de Suns? Si, hay varias cosas como el traspaso atascado de Crowder, pero la peor ha sido la lesión del titular Cameron Johnson, esperemos que pueda regresar bien.

Turno de los actuales campeones, los Warriors. No me ha gustado la poca concentración defensiva que han tenido, de hecho, siguen siendo uno de los equipos que reciben más puntos por partido y eso se ve reflejado en su actual registro negativo: 15 victorias, 16 derrotas, lo que les hace estar fuera incluso de posiciones de Play-In. Pero con Curry todo es posible, el astro de Golden State no afloja y nos sigue regalando tremendos espectáculos en cada partido, ahora mismo es el 7º máximo anotador de esta temporada con 30 puntos de media.

Año duro para Rockets, me ilusionan los jóvenes que tienen como Jalen Green, Alperen Sengun, Kevin Porter Jr o Jabari Smith, pero especialmente me emociona la idea de que acaben incorporando al futuro nº1 del Draft Victor Wembanyama. Perder tantos partidos y tener el peor récord del Oeste en este caso no sabe tan mal.

Con Dallas lo tengo muy fácil destacar lo mejor y lo peor, Luka Doncic es el protagonista de ambas secciones. Adoro su juego y el nivel que está mostrando lo sitúa entre los favoritos para ser el MVP, pero al mismo tiempo odio que esté tan solo, la ‘Luka-dependencia’ del equipo es exagerada y si sigue así va a llegar muy desgastado en unos potenciales Playoffs. 

Si algún directivo de los Pelicans está leyendo esto, tengo un mensaje importante para la entidad: dadle más minutos al actual MVP del Eurobasket Willy Hernangómez, por favor. Por lo demás todo genial, New Orleans ha creado un equipo bien competitivo y divertido de ver.

Antes del inicio de la temporada ponía a Clippers como el próximo campeón de la NBA, presentaban posiblemente al equipo más profundo de toda la liga, pero con las continuas lesiones y problemas físicos de sus estrellas principales he perdido la fe, no existe regularidad alguna y eso les puede perjudicar de cara a generar la mejor química posible sobre la pista.

Pensábamos que Jazz sería uno de los peores equipos de la NBA después de la gran y total reconstrucción que iniciaron con los traspasos de Donovan y Gobert, pero sorprendentemente Utah ha sido uno de los mejores equipos de este inicio, aunque el globo parece ser que se va desinflando poco a poco.

Los fans de Timberwolves cada vez están más ilusionados con su joven perla llamada Anthony Edwards, pero al mismo tiempo sus dudas sobre el encaje de Rudy Gobert en su equipo después de haberse ‘hipotecado’ para conseguirlo les quita esa sonrisa generada por su joven promesa.

Parecía ser que Nikola Jokic se alejaba de su 3er MVP consecutivo, una complicada hazaña que únicamente tres jugadores a lo largo de toda la historia lo han conseguido (Bill Russell, Wilt Chamberlain y Larry Bird). Pero el ‘Joker’ todavía no ha dicho su última palabra y gracias a sus monstruosas recientes actuaciones vuelve a meterse de lleno en esa lucha por el premio que ahora llevará el nombre de Michael Jordan. 

Los Spurs ya pueden tener el peor equipo posible que mientras estén entrenados por Popovich seguirán siendo competitivos y amargarán la noche a más de uno. Una alegría seguir viendo el crecimiento de Keldon Johnson o Devin Vassell, pero tal y como he dicho con los Rockets, la mayor alegría podría ser el aterrizaje de la sensación francesa Wembanyama.

Imagen de cabecera:

etiquetas:

Conferencia Oeste NBA

_NBA

El milagro de Luka

Luis Lizán @
28-12-2022