_Athletic

El rugido del león

Marcos Pimentel @PimenMarcos77 21-02-2022

El partido del fin de semana, por todo lo que supone más allá de los tres puntos, fue el Athletic Club vs Real Sociedad, el derbi vasco. Además, el contexto de ambos le da más trascendencia todavía ya que, tras el partido, se encuentran peleando de manera directa por los puestos europeos: la Real está 7ª con 38 puntos en 24 partidos; el Athletic, con un partido más, está un punto por debajo, 8º.

En la mayoría de aspectos el derbi vasco fue un monólogo bilbaíno. La Real, muy probablemente afectada por el duro partido entre semana ante el RB Leipzig (2-2), se dedicó a aguantar las acometidas rojiblancas y, aunque también fue al ataque por la propia naturaleza del equipo, se notó que no estaban al nivel habitual. Todo empeora cuando tienes un San Mamés a rebosar ayudando al equipo rival.

Pese a tener una ocasión inmejorable desde el punto de penalti (que Remiro atajó), hubo que esperar hasta el segundo tiempo para que se abriese el marcador. Rondando el minuto 70, cayeron dos en cuatro minutos: Dani Vivian y Oihan Sancet remataron sendos córners y pusieron el 2-0. El tercero llegó en el 80′ a través de un contraataque conducido por Sancet y que, con una segunda asistencia de Berenguer, finaliza Williams, especialista. Por último, había uno que no podía perderse la fiesta: Iker Muniain. Había desaprovechado el penalti en el primer tiempo y tenía claro que no iba a volver a suceder. A pase de Sancet, Muniain batió a Remiro y puso el 4-0 final en el 89′. Espectáculo de los de Marcelino.

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

El partido del fin de semana, por todo lo que supone más allá de los tres puntos, fue el Athletic Club vs Real Sociedad, el derbi vasco. Además, el contexto de ambos le da más trascendencia todavía ya que, tras el partido, se encuentran peleando de manera directa por los puestos europeos: la Real está 7ª con 38 puntos en 24 partidos; el Athletic, con un partido más, está un punto por debajo, 8º.

En la mayoría de aspectos el derbi vasco fue un monólogo bilbaíno. La Real, muy probablemente afectada por el duro partido entre semana ante el RB Leipzig (2-2), se dedicó a aguantar las acometidas rojiblancas y, aunque también fue al ataque por la propia naturaleza del equipo, se notó que no estaban al nivel habitual. Todo empeora cuando tienes un San Mamés a rebosar ayudando al equipo rival.

Pese a tener una ocasión inmejorable desde el punto de penalti (que Remiro atajó), hubo que esperar hasta el segundo tiempo para que se abriese el marcador. Rondando el minuto 70, cayeron dos en cuatro minutos: Dani Vivian y Oihan Sancet remataron sendos córners y pusieron el 2-0. El tercero llegó en el 80′ a través de un contraataque conducido por Sancet y que, con una segunda asistencia de Berenguer, finaliza Williams, especialista. Por último, había uno que no podía perderse la fiesta: Iker Muniain. Había desaprovechado el penalti en el primer tiempo y tenía claro que no iba a volver a suceder. A pase de Sancet, Muniain batió a Remiro y puso el 4-0 final en el 89′. Espectáculo de los de Marcelino.

_Athletic

Mamá leona

Albert Artasona @albertartasona
17-03-2022