_Polideportivo

El Mundial de Snooker y sus jugadas perfectas

Borja Pardo @Borja_Pardo 02-05-2014

etiquetas:

David FERNÁNDEZ Como cada año por estas fechas los últimos 38 años, el Teatro Crucible de Sheffield (Inglaterra) alberga el Campeonato Mundial de Snooker, el torneo más importante de esta modalidad de billar. Aprovechamos las fechas para hablar un poco de este importante torneo.

¿CÓMO SE JUEGA?
El cuadro final del campeonato del mundo se disputa a eliminatorias directas entre 32 jugadores. En cada encuentro hay que llegar a un número determinado de frames (18 en la final) para salir vencedor y cada frame se decide por puntos.

LA PUNTUACIÓN
El objetivo del juego es conseguir combinaciones sucesivas de una bola roja –15 en total y cada una suma un punto– con cualquiera de las bolas de color –puntuadas de 2 a 7 puntos–. Las bolas rojas no vuelven a la mesa, y las de color retornarán a la mesa siempre que haya alguna bola roja sobre la misma. Una vez no resten bolas rojas sobre el tapiz, hay que embocar las bolas de colores en orden inverso a su puntuación (amarilla, verde, marrón, azul, rosa y negra). De esta manera, la máxima puntuación que un jugador puede realizar en un sólo turno es 147 (15 puntos por cada bola roja, 105 puntos por meter 15 veces la bola negra que es la de más valor y otorga 7 puntos cada vez y los 27 restantes por las bolas de colores que van de los 2 puntos de la amarilla a los 7 de la negra). El 147 es el conocido como maximum break y se ha conseguido 105 veces en la historia del snooker profesional antes del inicio del Mundial 2014.

LOS PIONEROS
El primer máximo lo consiguió el neozelandés Murt O’Donoghue en 1934 y el primero que fue ratificado lo consiguió el 15 veces campeón del mundo Joe Davis en 1955 en un encuentro de exhibición en Londres cuando ya llevaba 9 años sin la corona mundial.

En la era profesional el primer 147 lo hizo el inglés Steve Davis el 11 de enero de 1982 en los cuartos de final del Classic, torneo donde fue subcampeón. Y el siguiente, el del canadiense Cliff Thornburn en 1983, fue el primero visto durante un Mundial en el Crucible.

El escocés Stephen Hendry fue el primer jugador en lograr un máximo en una final, en la del Charity Challenge de 1997, y además le sirvió para ganar la partida –también fue la primera vez que sucedía esta circunstancia– ante Ronnie O’Sullivan por 9-8.


Stephen Hendry | Getty Images

AÑOS SIN MÁXIMOS
Actualmente llevamos 18 años consecutivos viendo algún 147. De tal forma que 1996 fue el quinto y último año donde no se vio ninguno. La racha más larga sin máximos es de 1389 días, entre el tercer máximo (28 de enero de 1984) y el cuarto (17 de noviembre de 1987).

HAT TRICKS
Dos campeones del mundo, los escoceses Stephen Hendry y John Higgins, comparten el honor de hacer 3 máximos consecutivos, record histórico. Hendry lo consiguió en el intervalo de 21 meses logrando el tercero y último en la citada final ante O’Sullivan en 1997. Higgins lo hizo durante un año natural, de octubre de 2003 a octubre de 2004, pero sin ganar ningún título en los tres torneos donde hizo el 147.

TRES EN UNO
A lo largo de la historia solo un torneo ha tenido la suerte de ver tres máximos, fue el UK Championship de 2012. Dos fueron en la fase previa y John Higgins, en su derrota de octavos de final ante Mark Davis, lo hizo en el cuadro final.

RONNIE O’SULLIVAN
El último en conseguir un máximo ha sido el referente del snooker actual, el inglés Ronnie O’Sullivan durante el último frame de la final del Welsh Open ante Junhui Ding. O’Sullivan también tiene otros records como el de mayor número total de máximos, 12 (en 9 torneos y en 10 años diferentes y durante un intervalo de 18 años), y el record de máximo más rápido cuando en la primera ronda del Mundial de 1997 hizo 147 puntos de una tacada en apenas 5 minutos y 20 segundos.

VICTORIA MÁXIMA
Siete jugadores lograron un máximo para ganar el partido. Y como casi siempre los principales protagonistas son Hendry y O’Sullivan. Hendry porque lo logró en una final y en el frame decisivo de la partida y O’Sullivan porque lo consiguió en 4 ocasiones y porque emuló a Hendry haciéndolo en una final (Welsh Open de 2014) y en el frame decisivo de una partida (semifinales del UK Championship de 2007).

VÍCTIMAS PREFERIDAS
Cuatro jugadores han sufrido cuatro máximos y comparten este record negativo. Son tres ingleses –Mark Selby, Ricky Walden y Jimmy White– y el galés Mark Williams. Todos ellos lo compensaron en parte logrando al menos uno a su favor.

TORNEOS PROPICIOS
Como parece lógico, los dos mejores torneos del mundo –UK Championship y Mundial– son los escenarios donde más máximos se han producido, con 10 en cada fase final de ambos y dos más en la fase de clasificación.

FREE BALL
Cuando un jugador comete una infracción al inicio de un frame, el oponente puede hacer que una bola de cualquier color actúe puntualmente como bola roja. Si la llamada free ball es la bola negra la puntuación puede extenderse hasta 155, pero eso jamás ha ocurrido en una partida de competición. Lo que sí se vio fue un 148 de Jamie Burnett en la fase previa del UK Championship de 2004, que no cuenta como máximo al no embocar 15 veces la bola negra.

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

David FERNÁNDEZ Como cada año por estas fechas los últimos 38 años, el Teatro Crucible de Sheffield (Inglaterra) alberga el Campeonato Mundial de Snooker, el torneo más importante de esta modalidad de billar. Aprovechamos las fechas para hablar un poco de este importante torneo.

¿CÓMO SE JUEGA?
El cuadro final del campeonato del mundo se disputa a eliminatorias directas entre 32 jugadores. En cada encuentro hay que llegar a un número determinado de frames (18 en la final) para salir vencedor y cada frame se decide por puntos.

LA PUNTUACIÓN
El objetivo del juego es conseguir combinaciones sucesivas de una bola roja –15 en total y cada una suma un punto– con cualquiera de las bolas de color –puntuadas de 2 a 7 puntos–. Las bolas rojas no vuelven a la mesa, y las de color retornarán a la mesa siempre que haya alguna bola roja sobre la misma. Una vez no resten bolas rojas sobre el tapiz, hay que embocar las bolas de colores en orden inverso a su puntuación (amarilla, verde, marrón, azul, rosa y negra). De esta manera, la máxima puntuación que un jugador puede realizar en un sólo turno es 147 (15 puntos por cada bola roja, 105 puntos por meter 15 veces la bola negra que es la de más valor y otorga 7 puntos cada vez y los 27 restantes por las bolas de colores que van de los 2 puntos de la amarilla a los 7 de la negra). El 147 es el conocido como maximum break y se ha conseguido 105 veces en la historia del snooker profesional antes del inicio del Mundial 2014.

LOS PIONEROS
El primer máximo lo consiguió el neozelandés Murt O’Donoghue en 1934 y el primero que fue ratificado lo consiguió el 15 veces campeón del mundo Joe Davis en 1955 en un encuentro de exhibición en Londres cuando ya llevaba 9 años sin la corona mundial.

En la era profesional el primer 147 lo hizo el inglés Steve Davis el 11 de enero de 1982 en los cuartos de final del Classic, torneo donde fue subcampeón. Y el siguiente, el del canadiense Cliff Thornburn en 1983, fue el primero visto durante un Mundial en el Crucible.

El escocés Stephen Hendry fue el primer jugador en lograr un máximo en una final, en la del Charity Challenge de 1997, y además le sirvió para ganar la partida –también fue la primera vez que sucedía esta circunstancia– ante Ronnie O’Sullivan por 9-8.


Stephen Hendry | Getty Images

AÑOS SIN MÁXIMOS
Actualmente llevamos 18 años consecutivos viendo algún 147. De tal forma que 1996 fue el quinto y último año donde no se vio ninguno. La racha más larga sin máximos es de 1389 días, entre el tercer máximo (28 de enero de 1984) y el cuarto (17 de noviembre de 1987).

HAT TRICKS
Dos campeones del mundo, los escoceses Stephen Hendry y John Higgins, comparten el honor de hacer 3 máximos consecutivos, record histórico. Hendry lo consiguió en el intervalo de 21 meses logrando el tercero y último en la citada final ante O’Sullivan en 1997. Higgins lo hizo durante un año natural, de octubre de 2003 a octubre de 2004, pero sin ganar ningún título en los tres torneos donde hizo el 147.

TRES EN UNO
A lo largo de la historia solo un torneo ha tenido la suerte de ver tres máximos, fue el UK Championship de 2012. Dos fueron en la fase previa y John Higgins, en su derrota de octavos de final ante Mark Davis, lo hizo en el cuadro final.

RONNIE O’SULLIVAN
El último en conseguir un máximo ha sido el referente del snooker actual, el inglés Ronnie O’Sullivan durante el último frame de la final del Welsh Open ante Junhui Ding. O’Sullivan también tiene otros records como el de mayor número total de máximos, 12 (en 9 torneos y en 10 años diferentes y durante un intervalo de 18 años), y el record de máximo más rápido cuando en la primera ronda del Mundial de 1997 hizo 147 puntos de una tacada en apenas 5 minutos y 20 segundos.

VICTORIA MÁXIMA
Siete jugadores lograron un máximo para ganar el partido. Y como casi siempre los principales protagonistas son Hendry y O’Sullivan. Hendry porque lo logró en una final y en el frame decisivo de la partida y O’Sullivan porque lo consiguió en 4 ocasiones y porque emuló a Hendry haciéndolo en una final (Welsh Open de 2014) y en el frame decisivo de una partida (semifinales del UK Championship de 2007).

VÍCTIMAS PREFERIDAS
Cuatro jugadores han sufrido cuatro máximos y comparten este record negativo. Son tres ingleses –Mark Selby, Ricky Walden y Jimmy White– y el galés Mark Williams. Todos ellos lo compensaron en parte logrando al menos uno a su favor.

TORNEOS PROPICIOS
Como parece lógico, los dos mejores torneos del mundo –UK Championship y Mundial– son los escenarios donde más máximos se han producido, con 10 en cada fase final de ambos y dos más en la fase de clasificación.

FREE BALL
Cuando un jugador comete una infracción al inicio de un frame, el oponente puede hacer que una bola de cualquier color actúe puntualmente como bola roja. Si la llamada free ball es la bola negra la puntuación puede extenderse hasta 155, pero eso jamás ha ocurrido en una partida de competición. Lo que sí se vio fue un 148 de Jamie Burnett en la fase previa del UK Championship de 2004, que no cuenta como máximo al no embocar 15 veces la bola negra.

etiquetas:

_Destacado

El arte de la gimnasia española

David Orenes @david_lrl
23-07-2021

_Atletismo

22 mujeres, 22 sueños

David Orenes @david_lrl
19-07-2021