_Alemania

El momento de otros

Juanma Perera @juanmaHumilAfic 28-09-2022

Este es el momento… O quizás no. La competición paró por los compromisos de las selecciones nacionales y en la Bundesliga quedó una cosa clara. Hay vida. Y me refiero a esa corriente popular que se queda solo con lo superficial y no ve más allá. Entiendo su hastío, pero es difícil compartir una opinión sin fundamento ni argumentos. Y, en parte, no les falta razón. El Bayern es el auténtico líder de la competición alemana y lleva ganando el campeonato en la última década. ¿Convierte esto a la Bundesliga en una competición peor? El error está en que se da una pequeña parte como un todo. Es un auténtico error opinar de una competición de 306 partidos basándose solo en 34.

Hay que tener también en cuenta que lo que ha sucedido en el inicio de esta 2022-23 es raro de ver. Algo que no sucedía desde, por lo menos, hace dos décadas. Una mala racha del Bayern que le ha hecho perder puntos y, además, estar fuera de los puestos de Champions. Y sí, lo sé, esto acaba de empezar. Aún queda mucho. Si hay un equipo capaz de remontar una ventaja así ese es, sin duda, el Bayern. La mala racha de los bávaros contrasta con el buen hacer de otros clubes. Freiburg y Union Berlin están dando mucho que hablar en estos últimos tiempos. Ambos tienen muchas cosas en común: son clubes humildes y sus entrenadores cuentan con algo esenciar para poder avanzar en el deporte: la confianza. Si Christian Streich está cerca de cumplir los 11 años al frente del banquillo, Urs Fischer, por su parte, está cumpliendo su quinta campaña en la que, por cierto, va siempre al alza.

Y es que lo del Union Berlin ya no tiene más calificativos posibles. Se queda corto. Un club que, hasta hace no mucho, era el segundo club de la capital, por detrás del Hertha BSC. Ahora, con los del Olímpìco dando tumbos, el inquilino de Köpenick ha ido rascando, poco a poco, hasta ocupar esa posición. Desde que Urs Fischer cogió el banquillo han estado al alza: ascenso, permanencia, clasificación para la Conference League, clasificación para la Europa League y, ahora, mantener el liderato durante varias semanas consecutivas. ¿Durará? Eso debe decirlo el tiempo. Lo que está claro es que lo van a luchar hasta el final. Aunque cambien muchas piezas, aunque los demás crezcan, ellos van a lo suyo y cumplen. A la vista está. ¿Será el Union Berlin el próximo Leicester City? Tampoco nos volvamos locos. Están cumpliendo su misión, ir paso a paso, sin estridencias.

La trayectoria del Freiburg sorprende por los altibajos. En cualquier equipo, un descenso habría acabado con un proyecto y Streich lo vivió con los suyos. Sin embargo, Streich y Friburgo son solo uno. Es difícil imaginar a uno sin el otro. Para darse cuenta de lo que está consiguiendo solo voy a dar un apunte. En el tiempo que lleva Christian Streich en el banquillo del SC Freiburg, el Bayern ha tenido ocho entrenadores diferentes y, el Borussia Dortmund, unos siete. Ahí está la diferencia entre un proyecto con confianza y otro que busca lo inmediato.

Estamos finalizando septiembre y la competición acaba de empezar. Hay problemas para el Bayern, tambalea la posición de Julian Nagelsmann y, por otra parte, otros aprovechan este barco. Los bávaros no suelen fallar pero, cuando lo hacen, ahí está el resto para aprovecharlo. ¿Qué será así hasta el final? No voy a ejercer de futurólogo, pero, de momento, manda el Union y será difícil sacarles de ahí. Eso es lo que vale. El todo es hasta mayo o junio, la parte es ahora. Ahora no es el Bayern el que manda y eso hay que disfrutarlo. No te dejes influenciar por lo que ves a simple vista, mira más allá.

Imagen de cabecera: @fcunion

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

Este es el momento… O quizás no. La competición paró por los compromisos de las selecciones nacionales y en la Bundesliga quedó una cosa clara. Hay vida. Y me refiero a esa corriente popular que se queda solo con lo superficial y no ve más allá. Entiendo su hastío, pero es difícil compartir una opinión sin fundamento ni argumentos. Y, en parte, no les falta razón. El Bayern es el auténtico líder de la competición alemana y lleva ganando el campeonato en la última década. ¿Convierte esto a la Bundesliga en una competición peor? El error está en que se da una pequeña parte como un todo. Es un auténtico error opinar de una competición de 306 partidos basándose solo en 34.

Hay que tener también en cuenta que lo que ha sucedido en el inicio de esta 2022-23 es raro de ver. Algo que no sucedía desde, por lo menos, hace dos décadas. Una mala racha del Bayern que le ha hecho perder puntos y, además, estar fuera de los puestos de Champions. Y sí, lo sé, esto acaba de empezar. Aún queda mucho. Si hay un equipo capaz de remontar una ventaja así ese es, sin duda, el Bayern. La mala racha de los bávaros contrasta con el buen hacer de otros clubes. Freiburg y Union Berlin están dando mucho que hablar en estos últimos tiempos. Ambos tienen muchas cosas en común: son clubes humildes y sus entrenadores cuentan con algo esenciar para poder avanzar en el deporte: la confianza. Si Christian Streich está cerca de cumplir los 11 años al frente del banquillo, Urs Fischer, por su parte, está cumpliendo su quinta campaña en la que, por cierto, va siempre al alza.

Y es que lo del Union Berlin ya no tiene más calificativos posibles. Se queda corto. Un club que, hasta hace no mucho, era el segundo club de la capital, por detrás del Hertha BSC. Ahora, con los del Olímpìco dando tumbos, el inquilino de Köpenick ha ido rascando, poco a poco, hasta ocupar esa posición. Desde que Urs Fischer cogió el banquillo han estado al alza: ascenso, permanencia, clasificación para la Conference League, clasificación para la Europa League y, ahora, mantener el liderato durante varias semanas consecutivas. ¿Durará? Eso debe decirlo el tiempo. Lo que está claro es que lo van a luchar hasta el final. Aunque cambien muchas piezas, aunque los demás crezcan, ellos van a lo suyo y cumplen. A la vista está. ¿Será el Union Berlin el próximo Leicester City? Tampoco nos volvamos locos. Están cumpliendo su misión, ir paso a paso, sin estridencias.

La trayectoria del Freiburg sorprende por los altibajos. En cualquier equipo, un descenso habría acabado con un proyecto y Streich lo vivió con los suyos. Sin embargo, Streich y Friburgo son solo uno. Es difícil imaginar a uno sin el otro. Para darse cuenta de lo que está consiguiendo solo voy a dar un apunte. En el tiempo que lleva Christian Streich en el banquillo del SC Freiburg, el Bayern ha tenido ocho entrenadores diferentes y, el Borussia Dortmund, unos siete. Ahí está la diferencia entre un proyecto con confianza y otro que busca lo inmediato.

Estamos finalizando septiembre y la competición acaba de empezar. Hay problemas para el Bayern, tambalea la posición de Julian Nagelsmann y, por otra parte, otros aprovechan este barco. Los bávaros no suelen fallar pero, cuando lo hacen, ahí está el resto para aprovecharlo. ¿Qué será así hasta el final? No voy a ejercer de futurólogo, pero, de momento, manda el Union y será difícil sacarles de ahí. Eso es lo que vale. El todo es hasta mayo o junio, la parte es ahora. Ahora no es el Bayern el que manda y eso hay que disfrutarlo. No te dejes influenciar por lo que ves a simple vista, mira más allá.

Imagen de cabecera: @fcunion

_Alemania

Nadie lo vio venir

Juanma Perera @juanmaHumilAfic
09-11-2022

_Alemania

La subjetividad y sus controversias

Juanma Perera @juanmaHumilAfic
26-10-2022