_

El City, sus medios y las opciones: arma de doble filo

Esteban Gómez @MiRondo 17-02-2014

etiquetas:

Paco LÓPEZ

Paco LÓPEZ – Se pasa relativamente mal este periodo sin Champions. Hacen el sorteo, te 'obligan' a pensar qué pasará a varios meses vista y te dejan con la miel en los labios. Así hasta que en febrero vuelve a aparecer la Orejona. La verdad es que en el caso del City y del Barça no se ha dejado de hablar de la Champions. Es el duelo estrella y por varios cuerpos de diferencia con el resto, a excepción de ese Bayern-Arsenal. En clave 'citizen' es difícil presagiar no sólo el once, sino el esquema para esa alineación. Los problemas en la transición defensiva, las capacidades ofensivas para pisar área constantemente, seguir con dos arriba o volver al esquema de un punta.

Para complicarlo todo un poco más está el tema de las bajas dudosas que pasan de poder perderse el Mundial a volver justo para la eliminatoria de Champions. Los de Pellegrini llegan con Nasri y Javi García ya recuperados, con la duda de Fernandinho y casi descartando al Kun y a Nastasic. Hay pocas dudas de la titularidad de Fernandinho en caso de que se recupere a tiempo. Con él y Yaya Touré se ha visto al City más arrollador en su primer año juntos. Pero se abre un abanico con muchas opciones:

Con el 4-4-2 este City es más auténtico. Correr y arrollar arriba pero jamás dominar los 90 minutos. Este equipo tiene fases de ritmo alto inigualables por parte del Barcelona, pero concede tramos en los que encontrarse delante de los centrales ingleses en superioridad es fácil (por eso este esquema depende en gran medida de lo fino que esté Kompany anticipándose). Fernandinho es el hombre con más protagonismo defensivo de la medular pero no puede contener eso. El brasileño es un gran jugador creando, rompiendo líneas de presión rival con pases, permitiendo encontrar a Silva con relativa simplicidad. Además es el que mejor juega en largo de la plantilla. Con él, Yaya Touré tendría libertad para ser Yaya Touré, para quebrar al rival a base de potencia y técnica, pisando área y demostrando que sus cifras pueden ser las de un delantero.

Pero sin Fernandinho la cosa cambia. Javi García parece haber tomado ventaja sobre Demichelis. El argentino apenas es capaz de dar pases hacia adelante cuando juega en la medular, defensivamente libera a Yaya Touré pero Mourinho emparejándole con Willian (en el 0-1 de Premier) dejó en evidencia la rigidez del ex malaguista para ese puesto. Javi García por su parte ha dejado mejores sensaciones. Con él en el campo sus compañeros buscan presionar unos metros más arriba, incomodando la circulación y sabiendo que de pivote en inferioridad se desenvuelve bien -en el Benfica parecen entrenarles para ello-.

Aun así el murciano no es el más capacitado para mover el balón, da mejor salida de balón que Demichelis pero es un déficit creativo con respecto a Fernandinho. La mejor forma de neutralizar ese medio del campo sería obligando a Yaya Touré a ser el creador: contra el Norwich no llegó ni una vez al área jugando en ese puesto de medio más retrasado. Una ayuda desde la banda para equilibrar es James Milner, pero estará fuera de combate para la ida.


El Yaya Touré más 'tímido'. De creador contra el Norwich | Squawka

En caso de optar por el cambio de esquema al 4-2-3-1 la gran duda sería quien ocuparía la mediapunta. Si de verdad se quiere reforzar la transición defensiva el encargado de ejercer de '10' sería Yaya Touré, con Javi y Fernandinho por detrás. El mayor riesgo en ese caso sería hacer que el marfileño entrara poco en juego ante una buena presión y limitarle a recepciones de espaldas a portería en zonas donde nadie regala segundos para girarse, es decir, arriesgar a tu mejor pieza a una posición en la que no ha funcionado esta temporada. La otra opción sería no tanto reforzarse de las galopadas a espaldas de los medios, sino de asegurar el balón más arriba: Nasri-Silva-Navas en tres cuartos. Al fin y al cabo cambiaría poco y se convertiría en un 4-1-4-1 en ataque, lo que prácticamente no se notaría tras pérdida con respecto al esquema habitual. Existen algunas opciones más pero todo pasa por la recuperación de Fernandinho, más allá de la ida, porque el brasileño es el único capacitado para superar esos tramos de agobio a base de una capacidad de pase profundo mayor que el resto de los mediocentros del City.

Como ya hemos recalcado, el mejor City se ha visto con Fernandinho rompiendo la presión rival con envíos precisos, Yaya Touré sin ataduras y con Silva recibiendo entre líneas obligando a Kolarov a ejercer de carrilero. Que comience el espectáculo.

 

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

Paco LÓPEZ – Se pasa relativamente mal este periodo sin Champions. Hacen el sorteo, te 'obligan' a pensar qué pasará a varios meses vista y te dejan con la miel en los labios. Así hasta que en febrero vuelve a aparecer la Orejona. La verdad es que en el caso del City y del Barça no se ha dejado de hablar de la Champions. Es el duelo estrella y por varios cuerpos de diferencia con el resto, a excepción de ese Bayern-Arsenal. En clave 'citizen' es difícil presagiar no sólo el once, sino el esquema para esa alineación. Los problemas en la transición defensiva, las capacidades ofensivas para pisar área constantemente, seguir con dos arriba o volver al esquema de un punta.

Para complicarlo todo un poco más está el tema de las bajas dudosas que pasan de poder perderse el Mundial a volver justo para la eliminatoria de Champions. Los de Pellegrini llegan con Nasri y Javi García ya recuperados, con la duda de Fernandinho y casi descartando al Kun y a Nastasic. Hay pocas dudas de la titularidad de Fernandinho en caso de que se recupere a tiempo. Con él y Yaya Touré se ha visto al City más arrollador en su primer año juntos. Pero se abre un abanico con muchas opciones:

Con el 4-4-2 este City es más auténtico. Correr y arrollar arriba pero jamás dominar los 90 minutos. Este equipo tiene fases de ritmo alto inigualables por parte del Barcelona, pero concede tramos en los que encontrarse delante de los centrales ingleses en superioridad es fácil (por eso este esquema depende en gran medida de lo fino que esté Kompany anticipándose). Fernandinho es el hombre con más protagonismo defensivo de la medular pero no puede contener eso. El brasileño es un gran jugador creando, rompiendo líneas de presión rival con pases, permitiendo encontrar a Silva con relativa simplicidad. Además es el que mejor juega en largo de la plantilla. Con él, Yaya Touré tendría libertad para ser Yaya Touré, para quebrar al rival a base de potencia y técnica, pisando área y demostrando que sus cifras pueden ser las de un delantero.

Pero sin Fernandinho la cosa cambia. Javi García parece haber tomado ventaja sobre Demichelis. El argentino apenas es capaz de dar pases hacia adelante cuando juega en la medular, defensivamente libera a Yaya Touré pero Mourinho emparejándole con Willian (en el 0-1 de Premier) dejó en evidencia la rigidez del ex malaguista para ese puesto. Javi García por su parte ha dejado mejores sensaciones. Con él en el campo sus compañeros buscan presionar unos metros más arriba, incomodando la circulación y sabiendo que de pivote en inferioridad se desenvuelve bien -en el Benfica parecen entrenarles para ello-.

Aun así el murciano no es el más capacitado para mover el balón, da mejor salida de balón que Demichelis pero es un déficit creativo con respecto a Fernandinho. La mejor forma de neutralizar ese medio del campo sería obligando a Yaya Touré a ser el creador: contra el Norwich no llegó ni una vez al área jugando en ese puesto de medio más retrasado. Una ayuda desde la banda para equilibrar es James Milner, pero estará fuera de combate para la ida.


El Yaya Touré más 'tímido'. De creador contra el Norwich | Squawka

En caso de optar por el cambio de esquema al 4-2-3-1 la gran duda sería quien ocuparía la mediapunta. Si de verdad se quiere reforzar la transición defensiva el encargado de ejercer de '10' sería Yaya Touré, con Javi y Fernandinho por detrás. El mayor riesgo en ese caso sería hacer que el marfileño entrara poco en juego ante una buena presión y limitarle a recepciones de espaldas a portería en zonas donde nadie regala segundos para girarse, es decir, arriesgar a tu mejor pieza a una posición en la que no ha funcionado esta temporada. La otra opción sería no tanto reforzarse de las galopadas a espaldas de los medios, sino de asegurar el balón más arriba: Nasri-Silva-Navas en tres cuartos. Al fin y al cabo cambiaría poco y se convertiría en un 4-1-4-1 en ataque, lo que prácticamente no se notaría tras pérdida con respecto al esquema habitual. Existen algunas opciones más pero todo pasa por la recuperación de Fernandinho, más allá de la ida, porque el brasileño es el único capacitado para superar esos tramos de agobio a base de una capacidad de pase profundo mayor que el resto de los mediocentros del City.

Como ya hemos recalcado, el mejor City se ha visto con Fernandinho rompiendo la presión rival con envíos precisos, Yaya Touré sin ataduras y con Silva recibiendo entre líneas obligando a Kolarov a ejercer de carrilero. Que comience el espectáculo.

 

etiquetas:

Paco LÓPEZ

_Destacado

Arrancaron los Juegos Olímpicos

Redacción @SpheraSports
23-07-2021

_Destacado

El arte de la gimnasia española

David Orenes @david_lrl
23-07-2021