_Destacado

El adiós

Una de las premisas de estas columnas de los viernes, de la pluma, es la de no repetir tema cada día. En principio hay que repartir el juego de la misma manera que Xabi Alonso ya que uno no puede estar cada semana hablando de los mismos temas. Aburriría al personal. Sin embargo, me vais a permitir que hoy viole la norma por Roger Federer. Hoy veremos el último envite del suizo en una pista de tenis. Y eso es muy duro.

Los problemas físicos de Federer le han obligado a reclamar que sus últimos raquetazos debían ser en un duelo de dobles. Es triste, pero es así. Su compañero, el que le acompañará hasta el final del partido, será Rafael Nadal. Y no puede alegrarme más: ambos representan, de verdad, el significado del deporte. Más allá de que han batallado por ser los reyes de su generación, y probablemente de la historia, fuera de las pistas han forjado una amistad sincera. Olvidad los clichés de algunos locos que parecen salidos de la política: puede haber competitividad sin querer matarse el uno al otro, comprendiendo que si tu rival da el máximo tú también mejorarás.

Hoy, sobre las 22:00, empezaremos a despedir a un señor de los pies a la cabeza. Disfrutad de cada saque, de cada revés, de cada derecha. No estamos preparados para ver Wimbledon y que ya no esté en el verde. Que esté sentado en la zona noble, con David Beckham y la familia real, será como un cuchillazo al corazón.

Imagen de cabecera: Getty Images

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

Una de las premisas de estas columnas de los viernes, de la pluma, es la de no repetir tema cada día. En principio hay que repartir el juego de la misma manera que Xabi Alonso ya que uno no puede estar cada semana hablando de los mismos temas. Aburriría al personal. Sin embargo, me vais a permitir que hoy viole la norma por Roger Federer. Hoy veremos el último envite del suizo en una pista de tenis. Y eso es muy duro.

Los problemas físicos de Federer le han obligado a reclamar que sus últimos raquetazos debían ser en un duelo de dobles. Es triste, pero es así. Su compañero, el que le acompañará hasta el final del partido, será Rafael Nadal. Y no puede alegrarme más: ambos representan, de verdad, el significado del deporte. Más allá de que han batallado por ser los reyes de su generación, y probablemente de la historia, fuera de las pistas han forjado una amistad sincera. Olvidad los clichés de algunos locos que parecen salidos de la política: puede haber competitividad sin querer matarse el uno al otro, comprendiendo que si tu rival da el máximo tú también mejorarás.

Hoy, sobre las 22:00, empezaremos a despedir a un señor de los pies a la cabeza. Disfrutad de cada saque, de cada revés, de cada derecha. No estamos preparados para ver Wimbledon y que ya no esté en el verde. Que esté sentado en la zona noble, con David Beckham y la familia real, será como un cuchillazo al corazón.

Imagen de cabecera: Getty Images

_Destacado

Hablan en el campo

Redacción @SpheraSports
25-09-2022

_Destacado

Lucho y las áreas

Adrià Campmany @campmany_adria
25-09-2022