_Sevilla

Dos vías

José Gavilán @futbol_internac 07-03-2019

etiquetas:

La carretera por la que circula el Sevilla Fútbol Club tiene dos vías y ambas disponen del mismo sentido. El destino, por el que lleva toda la temporada viajando, no es otro que volver a jugar la próxima temporada en Champions League. Estar entre los cuatro primeros clasificados o ser de nuevo campeón en la UEFA Europa League son los dos caminos que aún puede tomar Pablo Machín y sus chicos.

La cuarta posición en La Liga está ahora a cinco puntos pero el calendario del Sevilla FC en la competición doméstica es relativamente óptimo y refleja una evidencia: dependen de sí mismos. Solventados los dos partidos ante Real Madrid y FC Barcelona, el conjunto hispalense deberá medirse a varios rivales directos en los últimos 11 partidos del campeonato. Se verán las caras ante Valencia, Alavés, Betis, Getafe y Atlético de Madrid. Los tres primeros deberán visitar el Ramón Sánchez-Pizjuán, garantía de éxito. Sin embargo, un dato negativo es que los de Nervión no han ganado ninguno de los cinco encuentros de la primera vuelta ante los mismos oponentes.

Si la ruta no es la deseada en Liga, siempre quedará reactivar el GPS e indicarle al navegador con voz tranquila: “hasta mi trofeo preferido”. Inmediatamente lo entenderá y sabrá que aún queda una vía muy conocida por el sevillismo. Un destino sin pérdida alguna. El equipo que más veces ha ganado la UEFA Europa League sigue vivo en la competición y está siete partidos de levantar de nuevo un trofeo que ya lo ha alzado con anterioridad en cinco ocasiones. Tras eliminar a la Lazio en dieciseisavos, el Slavia de Praga -líder de la liga checa- será el siguiente escollo para los de Machín.  

El objetivo marcado a principios de temporada aún es posible. Ahora, afición, equipo y cuerpo técnico deben estar más unidos que nunca. No deben existir fisuras. No hay que mostrar el mínimo atisbo de debilidad. Solo junio determinará si la confianza en el proyecto de Pablo Machín ha valido la pena. Entonces, nadie se acordará de las lesiones que han azotado a la plantilla, nadie tendrá en cuenta que el fondo de armario del equipo es limitado, que no hay ni un solo defensa entre los 20 mejores zagueros de La Liga. Solo junio debe dictar sentencia. 

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

La carretera por la que circula el Sevilla Fútbol Club tiene dos vías y ambas disponen del mismo sentido. El destino, por el que lleva toda la temporada viajando, no es otro que volver a jugar la próxima temporada en Champions League. Estar entre los cuatro primeros clasificados o ser de nuevo campeón en la UEFA Europa League son los dos caminos que aún puede tomar Pablo Machín y sus chicos.

La cuarta posición en La Liga está ahora a cinco puntos pero el calendario del Sevilla FC en la competición doméstica es relativamente óptimo y refleja una evidencia: dependen de sí mismos. Solventados los dos partidos ante Real Madrid y FC Barcelona, el conjunto hispalense deberá medirse a varios rivales directos en los últimos 11 partidos del campeonato. Se verán las caras ante Valencia, Alavés, Betis, Getafe y Atlético de Madrid. Los tres primeros deberán visitar el Ramón Sánchez-Pizjuán, garantía de éxito. Sin embargo, un dato negativo es que los de Nervión no han ganado ninguno de los cinco encuentros de la primera vuelta ante los mismos oponentes.

Si la ruta no es la deseada en Liga, siempre quedará reactivar el GPS e indicarle al navegador con voz tranquila: “hasta mi trofeo preferido”. Inmediatamente lo entenderá y sabrá que aún queda una vía muy conocida por el sevillismo. Un destino sin pérdida alguna. El equipo que más veces ha ganado la UEFA Europa League sigue vivo en la competición y está siete partidos de levantar de nuevo un trofeo que ya lo ha alzado con anterioridad en cinco ocasiones. Tras eliminar a la Lazio en dieciseisavos, el Slavia de Praga -líder de la liga checa- será el siguiente escollo para los de Machín.  

El objetivo marcado a principios de temporada aún es posible. Ahora, afición, equipo y cuerpo técnico deben estar más unidos que nunca. No deben existir fisuras. No hay que mostrar el mínimo atisbo de debilidad. Solo junio determinará si la confianza en el proyecto de Pablo Machín ha valido la pena. Entonces, nadie se acordará de las lesiones que han azotado a la plantilla, nadie tendrá en cuenta que el fondo de armario del equipo es limitado, que no hay ni un solo defensa entre los 20 mejores zagueros de La Liga. Solo junio debe dictar sentencia. 

etiquetas:

_Sevilla

Dicen que nunca se rinde

Marcos Pimentel @PimenMarcos77
28-04-2021

_Sevilla

«Querida afición …»

Alberto López Frau @alberlopezfrau
17-02-2021