_Inglaterra

Dean Smith: volar con alas de Dédalo

En octubre de 2018 llegaba una revolución al Aston Villa de la que nacería su regreso a Premier League: Jesús ‘Suso’ García Pitarch, conocido por su paso por clubes como Atlético de Madrid o Valencia Club de Fútbol – en este último en dos etapas, desde la escuela a conseguir Liga y UEFA con el primer equipo –, era nombrado director deportivo. Se nombraba con él a un nuevo cuerpo técnico, el que consiguió en unos meses alcanzar el ascenso a Premier League.

Dean Smith era el primer entrenador del club que sigue desde pequeño: su padre, Ron Smith, trabajó en el mantenimiento del Villa Park desde los 70, él le ayudó en más de una ocasión a limpiar la grada Holte End. Acudieron a la final de la Copa de Europa en Rotterdam en el 82 que ganó el equipo inglés. En aquellos días, su hermano y él solían hacer de canguros de los hijos de Pat Heard, quien también tuvo la Copa en sus manos a pesar de no tener minutos en la final, y dejó que los jóvenes aficionados alzaran el trofeo.

Fue Heard quien le ayudó a comenzar su carrera futbolística. Nunca tuvo la oportunidad de jugar en el Villa Park, y no imaginaba entonces que acabaría dirigiéndolo. El 27 de mayo de 2019 ganaba la promoción a la primera categoría; justo un año después su padre fallecía, el mismo día, a causa del coronavirus. Estaba con demencia desde hacía seis años, lo que no impidió que fuera a comunicarle el ascenso, aunque no pudiera comprender del todo lo que le decía, en un intento de despertar recuerdos en su corazón y que esbozara una pequeña sonrisa. 

Como escribió Joan Didion en El año del pensamiento mágico, las personas que han perdido a alguien comprenden la fuerza de la imagen de la laguna Estigia o del Leteo. El homenaje de un chaleco naranja con las iniciales RS en honor del padre del técnico, en las gradas que cuidó en su día, ha sido el momento más emotivo del regreso de la Premier. Se ha guardado un minuto de silencio en recuerdo a las víctimas de la pandemia, prólogo del reinicio. Como ha señalado Smith, no ha sido el único que ha perdido a un progenitor, pues la madre de Pep Guardiola también ha fallecido. Las sombras de esta vuelta nos recuerdan la dureza de lo vivido. 

El inicio en los banquillos de Dean Smith

Una vez retirado, Smith comenzó como asistente en el Leyton Orient y luego como primero en League One con el Walsall, mismo lugar donde empezó a jugar como profesional en la defensa. De ahí fue fichado por el Brentford, propiedad de Matthew Benham, también mayor accionista del Midtjylland danés. Los buenos resultados conseguidos con el equipo en Championship fueron los que le condujeron al Villa.

En la promoción de la 18/19 ganaron en Wembley al Derby County. Fue el reencuentro de John Terry, uno de sus entrenadores asistentes, con el que fuera su compañero inseparable en el Chelsea y la selección inglesa, Frank Lampard, entrenador del equipo rival. Junto a Richard O’Kelly, Terry se unió al cuerpo técnico de Smith después de retirarse vestido de claret – aunque en castellano a su color, igualmente relacionado con el vino, lo identificamos con el Burdeos – y azul pastel. El antiguo capitán del Chelsea ha tenido un papel muy importante. 

Dean Smith y Jack Grealish celebrando el ascenso a Premier League (Catherine Ivill/Getty Images)

Reconoce que su pasión por ser entrenador se acrecentó en los días que José Mourinho llegó al equipo de Londres. No quería olvidar todo lo que decía en sus charlas y empezó a anotarlo en un cuaderno. Su presencia en Birmingham ha sido muy importante por su cercanía con los jugadores. Si Tammy Abraham quiso llegar cedido la pasada temporada fue porque él le convenció. 

Tyrone Mings también ha hablado de la importancia de tener a alguien con la experiencia de Terry como guía. Es uno de los encargados de diseñar las acciones a balón parado del equipo y las estrategias defensivas. Un cuerpo técnico en el que todos cuentan: el entrenador de porteros Neil Cutler también tiene un papel destacado. Smith también ha señalado la importancia del equipo de psicólogos del club. Mings es uno de los jugadores que lleva tiempo trabajando con uno, algo que se ha visto reflejado con el cambio de su personalidad en el césped. 

Grealish, jugador que se ha llevado la atención de los focos, ha dicho que Smith ha sido como una figura paternal desde su llegada. Estos meses se ha reunido por videollamada con cada uno de ellos para explicarles qué debían mejorar. Pero no solo está atento al primer equipo, ya que acude a todas las sesiones del segundo porque quiere tener en cuenta a las jóvenes promesas. 

En marzo, antes de la detención del fútbol, alcanzaron la final de la Carabao Cup. Muchos esperaban una goleada del Manchester City, pero dejaron una imagen más que respetable con un 1-2 en contra en Wembley, el lugar donde consiguieron llegar a la élite el pasado año. 

El mito de Dédalo e Ícaro muestra cómo el segundo se acercó demasiado al sol y la cera que sostenía sus alas se derritió sin poder elevar su cuerpo. Su padre pudo mantener el vuelo y evitar caer al mar. Es difícil volar muy cerca de la gran esfera incandescente, al igual que competir en la máxima categoría. Como ruge el león rampante de su escudo, quizá en esta vuelta, aunque solo sea por el orgullo de ser uno de los clubes históricos de la competición, el talento de algunos de sus jugadores, y honrar el recuerdo de Ron Smith, sean capaces de mantenerse en Premier.

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

En octubre de 2018 llegaba una revolución al Aston Villa de la que nacería su regreso a Premier League: Jesús ‘Suso’ García Pitarch, conocido por su paso por clubes como Atlético de Madrid o Valencia Club de Fútbol – en este último en dos etapas, desde la escuela a conseguir Liga y UEFA con el primer equipo –, era nombrado director deportivo. Se nombraba con él a un nuevo cuerpo técnico, el que consiguió en unos meses alcanzar el ascenso a Premier League.

Dean Smith era el primer entrenador del club que sigue desde pequeño: su padre, Ron Smith, trabajó en el mantenimiento del Villa Park desde los 70, él le ayudó en más de una ocasión a limpiar la grada Holte End. Acudieron a la final de la Copa de Europa en Rotterdam en el 82 que ganó el equipo inglés. En aquellos días, su hermano y él solían hacer de canguros de los hijos de Pat Heard, quien también tuvo la Copa en sus manos a pesar de no tener minutos en la final, y dejó que los jóvenes aficionados alzaran el trofeo.

Fue Heard quien le ayudó a comenzar su carrera futbolística. Nunca tuvo la oportunidad de jugar en el Villa Park, y no imaginaba entonces que acabaría dirigiéndolo. El 27 de mayo de 2019 ganaba la promoción a la primera categoría; justo un año después su padre fallecía, el mismo día, a causa del coronavirus. Estaba con demencia desde hacía seis años, lo que no impidió que fuera a comunicarle el ascenso, aunque no pudiera comprender del todo lo que le decía, en un intento de despertar recuerdos en su corazón y que esbozara una pequeña sonrisa. 

Como escribió Joan Didion en El año del pensamiento mágico, las personas que han perdido a alguien comprenden la fuerza de la imagen de la laguna Estigia o del Leteo. El homenaje de un chaleco naranja con las iniciales RS en honor del padre del técnico, en las gradas que cuidó en su día, ha sido el momento más emotivo del regreso de la Premier. Se ha guardado un minuto de silencio en recuerdo a las víctimas de la pandemia, prólogo del reinicio. Como ha señalado Smith, no ha sido el único que ha perdido a un progenitor, pues la madre de Pep Guardiola también ha fallecido. Las sombras de esta vuelta nos recuerdan la dureza de lo vivido. 

El inicio en los banquillos de Dean Smith

Una vez retirado, Smith comenzó como asistente en el Leyton Orient y luego como primero en League One con el Walsall, mismo lugar donde empezó a jugar como profesional en la defensa. De ahí fue fichado por el Brentford, propiedad de Matthew Benham, también mayor accionista del Midtjylland danés. Los buenos resultados conseguidos con el equipo en Championship fueron los que le condujeron al Villa.

En la promoción de la 18/19 ganaron en Wembley al Derby County. Fue el reencuentro de John Terry, uno de sus entrenadores asistentes, con el que fuera su compañero inseparable en el Chelsea y la selección inglesa, Frank Lampard, entrenador del equipo rival. Junto a Richard O’Kelly, Terry se unió al cuerpo técnico de Smith después de retirarse vestido de claret – aunque en castellano a su color, igualmente relacionado con el vino, lo identificamos con el Burdeos – y azul pastel. El antiguo capitán del Chelsea ha tenido un papel muy importante. 

Dean Smith y Jack Grealish celebrando el ascenso a Premier League (Catherine Ivill/Getty Images)

Reconoce que su pasión por ser entrenador se acrecentó en los días que José Mourinho llegó al equipo de Londres. No quería olvidar todo lo que decía en sus charlas y empezó a anotarlo en un cuaderno. Su presencia en Birmingham ha sido muy importante por su cercanía con los jugadores. Si Tammy Abraham quiso llegar cedido la pasada temporada fue porque él le convenció. 

Tyrone Mings también ha hablado de la importancia de tener a alguien con la experiencia de Terry como guía. Es uno de los encargados de diseñar las acciones a balón parado del equipo y las estrategias defensivas. Un cuerpo técnico en el que todos cuentan: el entrenador de porteros Neil Cutler también tiene un papel destacado. Smith también ha señalado la importancia del equipo de psicólogos del club. Mings es uno de los jugadores que lleva tiempo trabajando con uno, algo que se ha visto reflejado con el cambio de su personalidad en el césped. 

Grealish, jugador que se ha llevado la atención de los focos, ha dicho que Smith ha sido como una figura paternal desde su llegada. Estos meses se ha reunido por videollamada con cada uno de ellos para explicarles qué debían mejorar. Pero no solo está atento al primer equipo, ya que acude a todas las sesiones del segundo porque quiere tener en cuenta a las jóvenes promesas. 

En marzo, antes de la detención del fútbol, alcanzaron la final de la Carabao Cup. Muchos esperaban una goleada del Manchester City, pero dejaron una imagen más que respetable con un 1-2 en contra en Wembley, el lugar donde consiguieron llegar a la élite el pasado año. 

El mito de Dédalo e Ícaro muestra cómo el segundo se acercó demasiado al sol y la cera que sostenía sus alas se derritió sin poder elevar su cuerpo. Su padre pudo mantener el vuelo y evitar caer al mar. Es difícil volar muy cerca de la gran esfera incandescente, al igual que competir en la máxima categoría. Como ruge el león rampante de su escudo, quizá en esta vuelta, aunque solo sea por el orgullo de ser uno de los clubes históricos de la competición, el talento de algunos de sus jugadores, y honrar el recuerdo de Ron Smith, sean capaces de mantenerse en Premier.

_Inglaterra

El Sunderland sigue sufriendo

Daniel Fernández-Pacheco @DFPV96
19-10-2021