_Inglaterra

Anuncia lo que sea

Si tengo algo claro es que no puedes hacer caso a las redes sociales. Twitter, donde todos buscamos cobijo, es ese lugar en el que das los buenos días y acabas recibiendo amenazas de muerte. Poco se puede hacer. Parece que el aficionado medio del Newcastle no tiene remilgos a la hora de pedir fichajes: no importa que la cuenta oficial asegure que el equipo sub-13 ha ganado la copa de la región. Nos da igual: ficha a Sven Botman, les contestan. En esas están mientras un equipo de tercera división elimina al equipo en su propio estadio. Es imperativo empezar a firmar futbolistas si no quieren visitar al Millwall el curso que viene.

La tesitura para Eddie Howe es muy compleja: es cierto que hay dinero a espuertas, pero las entidades rivales lo saben. Por ello, cada vez que el club se acerca a un posible nuevo futbolista las pretensiones se ponen por las nubes. Además, la situación liguera obliga a la entidad a moverse ya si no quieren sufrir otro descenso traumático. Todo lo que no sea salvar la categoría este curso es un drama de dimensiones bíblicas. Ganar el Championship no está en los sueños de ningún futbolista de enjundia.

La mayor abyección reciente es la lesión de uno de los mejores delanteros de la historia de Football Manager: Callum Wilson. El inglés, que ha marcado un sinfín de goles a los adictos al juego, es un ariete que perfectamente podría estar completando una plantilla de un cuadro que juega la Champions League. Es rápido, cabecea bien y tiene una enorme facilidad para hacer goles cuando está de cara a portería. Ahora es necesario incorporar a un jugador que sepas que te va a hacer cinco o diez goles en los últimos meses de la competición: no te vale con un joven que será muy bueno. Se requiere rendimiento inmediato.

Tras la llegada de Trippier todavía queda mucho trabajo. No solo hay que incorporar a un goleador, como he asegurado antes, también debe llegar un jugador por puesto para aumentar el nivel de la plantilla. Conseguir que Allan Saint-Maximin no juegue solo, que Jonjo Shelvey no sea el eje de este conjunto o que gente como Gayle, Fraser o Hendrick no sean el primer cambio cuando las cosas se tuercen. De aquí al 31 de enero, que es un día muy movido, pueden ocurrir muchísimas cosas. El Newcastle desea un mercado muy loco para cambiar su destino.

Imagen de cabecera: @NUFC

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

Si tengo algo claro es que no puedes hacer caso a las redes sociales. Twitter, donde todos buscamos cobijo, es ese lugar en el que das los buenos días y acabas recibiendo amenazas de muerte. Poco se puede hacer. Parece que el aficionado medio del Newcastle no tiene remilgos a la hora de pedir fichajes: no importa que la cuenta oficial asegure que el equipo sub-13 ha ganado la copa de la región. Nos da igual: ficha a Sven Botman, les contestan. En esas están mientras un equipo de tercera división elimina al equipo en su propio estadio. Es imperativo empezar a firmar futbolistas si no quieren visitar al Millwall el curso que viene.

La tesitura para Eddie Howe es muy compleja: es cierto que hay dinero a espuertas, pero las entidades rivales lo saben. Por ello, cada vez que el club se acerca a un posible nuevo futbolista las pretensiones se ponen por las nubes. Además, la situación liguera obliga a la entidad a moverse ya si no quieren sufrir otro descenso traumático. Todo lo que no sea salvar la categoría este curso es un drama de dimensiones bíblicas. Ganar el Championship no está en los sueños de ningún futbolista de enjundia.

La mayor abyección reciente es la lesión de uno de los mejores delanteros de la historia de Football Manager: Callum Wilson. El inglés, que ha marcado un sinfín de goles a los adictos al juego, es un ariete que perfectamente podría estar completando una plantilla de un cuadro que juega la Champions League. Es rápido, cabecea bien y tiene una enorme facilidad para hacer goles cuando está de cara a portería. Ahora es necesario incorporar a un jugador que sepas que te va a hacer cinco o diez goles en los últimos meses de la competición: no te vale con un joven que será muy bueno. Se requiere rendimiento inmediato.

Tras la llegada de Trippier todavía queda mucho trabajo. No solo hay que incorporar a un goleador, como he asegurado antes, también debe llegar un jugador por puesto para aumentar el nivel de la plantilla. Conseguir que Allan Saint-Maximin no juegue solo, que Jonjo Shelvey no sea el eje de este conjunto o que gente como Gayle, Fraser o Hendrick no sean el primer cambio cuando las cosas se tuercen. De aquí al 31 de enero, que es un día muy movido, pueden ocurrir muchísimas cosas. El Newcastle desea un mercado muy loco para cambiar su destino.

Imagen de cabecera: @NUFC

_Inglaterra

Solo podía acabar así

Daniel Fernández-Pacheco @DFPV96
17-01-2022

_Inglaterra

Anuncia lo que sea

Daniel Fernández-Pacheco @DFPV96
10-01-2022