_Balonmano

Alicante, a la altura de las Guerreras

Las Guerreras se despidieron este lunes de Torrevieja, un lugar del que siempre tendrán un buen recuerdo tras firmar seis victorias en seis partidos y contar con un ambiente espectacular en todas y cada una de sus citas en el Palacio de los Deportes.

Acabada la primera mitad del campeonato, es hora de hacer balance, y en él sale ganando el balonmano alicantino, gran protagonista sin duda en esta fantástica entrada de la Selección a ‘su’ Mundial. “Se han portado todos muy bien con nosotros desde el primer día. Tanto la gente como las instituciones. Todo el mundo se ha volcado. Nos da mucha pena irnos. Han puesto el listón muy alto”, dijo la capitana Silvia Navarro tras el último partido ante Brasil, donde las jugadoras recibieron la enésima ovación por parte de los aficionados presentes en las gradas del pabellón, situado a las afueras de la ciudad.

Lo cierto es que el ambiente ha sido espectacular, desde el primer duelo ante Argentina hasta el último frente a Brasil. Recibimientos multitudinarios y despedidas emotivas, con centenares de aficionados pidiendo autógrafos y fotos con las Guerreras. Dentro, el factor cancha volvió a cobrar todo su sentido tras meses y meses de gradas vacías por la covid-19. A los nervios iniciales en el debut le siguieron un empuje como en las grandes finales. “En Alicante se ha vivido toda la vida mucho balonmano, y se ha respirado balonmano por los cuatro costados. Sabía que la gente iba a venir. Tenemos una situación idílica, súper bonita y que tenemos que disfrutarla a tope, dándoles siempre las gracias a todos ellos”, nos contaba Carmen Martín, la gran anotadora del equipo español.

El último día, la comunión entre las Guerreras y la hinchada fue total, poniendo la guinda con una ovación recíproca: las jugadoras recorrieron toda la pista para aplaudir a los seguidores y agradecer el apoyo en estas dos primeras fases del torneo.

Alicante en la pista y en el banquillo

Que Torrevieja se convirtiera en el cuartel general de la Selección para los primeros 15 días de campeonato fue especial para muchas jugadoras, pero sobre todo para Paula Arcos y Laura Hernández. La primera es de Petrer, la segunda de Elche, así que han podido contar con familia y amigos en las gradas desde el principio.

“Para mí vivir el primer Mundial que se celebra en España, mi primer Mundial, y a media hora de casa, no tiene explicación. Tener a mi familia y a mis amigos animando como hooligans aquí no tiene precio ninguno”, nos contó Arcos, la jugadora más joven del equipo pero que ha irrumpido con fuerza, brillando en esta primera fase e incluso ganando un MVP en el choque ante China. Igual de especial fue el reencuentro con Laura Hernández, con quien compartió vestuario en el BM Elche y a quien le une una gran amistad. “Siempre ves a la misma gente en las listas, y cuando vi su nombre me puse muy contenta. No tardé ni dos segundos en hablarle cuando salió. Le dije de todo por no haberme avisado antes (risas). Estoy muy orgullosa de volver a compartir equipo con ella. Tener a alguien de confianza en un campeonato tan largo vale mucho”.

Lo cierto es que la inclusión de Laura en la convocatoria fue toda una sorpresa, pues llevaba casi cuatro años fuera del equipo. Su buen hacer en el Super Amara Bera Bera, equipo que marcha líder en la Liga Guerreras Iberdrola, le valió para cumplir un sueño impensable. “Una sorpresa súper grata para mí. No me lo esperaba, volver y que sea en un Mundial en casa. Súper contenta, no podría pedir más (…) Me ha hecho especial ilusión por haberme reencontrado con compañeras con las que había estado muchos años, con Jenny (que también jugó en el BM Elche), con Paula... Es una gozada poder volver a jugar otra vez con ellas y a este nivel”, explicó en los micrófonos de Sphera Sports.

De Petrer es también el técnico, José Ignacio Prades, que hace apenas unos meses relevó a Carlos Viver, del que había sido su segundo durante mucho tiempo. Entrenador también del Atlético Guardés, donde también dirige a su paisana Paula Arcos. Más cerca que nadie de Torrevieja estaba Lara González (apenas 20km desde su localidad natal, Santa Pola), que sufrió una fractura en la mano derecha el día antes del Mundial y tuvo que ser sustituida por Mireya González. Antes de ser intervenida (hace apenas dos días), resultó un apoyo fundamental desde el otro lado de la pista, tanto motivador como estratégico. La santapolera era la mejor defensora las Guerreras.

“Al equipo en general nos ha afectado mucho, Lara hace un trabajo fundamental en defensa. Es difícil que alguien lo reemplace. Cada partido, consigamos lo que consigamos, irá dedicado en parte hacia ella porque se merece más que nadie estar en este Mundial. Luchó como una Guerrera para que este torneo se celebrara en España”, señaló Paula Arcos. Laura también tuvo palabras para ella: “Es una referente para nosotras, la líder de la defensa. Entre todas intentaremos cubrir ese hueco que ha dejado Lara y dedicarle todas las victorias”. En cada partido en Torrevieja se han podido ver en las gradas pancartas de todo tipo apoyando a una de las Guerreras más queridas.

Torrevieja y el balonmano alicantino salen ganando

Si las Guerreras se van contentas y agradecidas tras dos semanas maravillosas en Torrevieja, la ciudad y su consistorio no son menos. El impacto social y económico que les ha supuesto albergar los seis primeros partidos de la Selección española ha superado todas las previsiones. Gradas llenas, ambiente insuperable, y un retorno directo de más de cuatro millones de euros, según confirmó la Diputación de Alicante.

La comarca de la Vega Baja también se ha visto beneficiada. Jugadoras de la Selección se han desplazado en varias ocasiones a localidades próximas para participar en actividades lúdicas, y la demanda tanto en hostelería como en reservas de hoteles y apartamentos se ha disparado, aprovechando el buen tiempo del sureste peninsular a orillas del Mediterráneo y coincidiendo con el puente de la Inmaculada. No solo los españoles han abarrotado las costas alicantinas: centenares de argentinos y austriacos se han dejado caer para disfrutar de los partidos de su combinado nacional y de paso disfrutar del atractivo turístico de una ciudad que siempre se ha destacado como uno de los destinos favoritos por los españoles.

Una de las artífices de que el Mundial se disputase en España y que Torrevieja fuera una de las sedes principales fue Diana Box, ex jugadora internacional, concejal de Deportes del Ayuntamiento de la ciudad y miembro de la Junta Directiva de la Real Federación Española de Balonmano. Junto al presidente, Francisco Blázquez, presentó la candidatura hace cuatro años, siendo aceptada. Pero para que la ciudad fuera una de las sedes (la propuesta llegó el año pasado), el Palacio de los Deportes necesitó de una remodelación integral en tiempo récord y una inversión general que oscila los 470.000 euros.

El resultado ha sido un éxito, y Box puede sentirse orgullosa. Jugadora de la Selección durante muchos años, formó parte del equipo español en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004, disputó más de 400 partidos a lo largo de su carrera y ganó varias Ligas con el Elda Prestigio. En el ‘Diario de Alicante’, la concejal reconocía la envidia sana al ver la repercusión que ahora disfruta el balonmano femenino español. “Todo el mundo conoce los nombres de las jugadoras de balonmano. Había un empeño desde la federación, el presidente lo tenía clarísimo que había que generar otra imagen del balonmano femenino, así que no puedo estar más orgullosa de tener un mundial aquí, de ver lo que está suponiendo. Nos hubiera encantado tener esa opción cuando nosotras estábamos ahí”. Fue una pionera en la pista y su trabajo ha sido crucial en los despachos. Otra alicantina a la que aplaudir, el balonmano femenino puede estar agradecido.

Contenido patrocinado por Iberdrola

Imagen de cabecera: Real Federación Española de Balonmano

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

Las Guerreras se despidieron este lunes de Torrevieja, un lugar del que siempre tendrán un buen recuerdo tras firmar seis victorias en seis partidos y contar con un ambiente espectacular en todas y cada una de sus citas en el Palacio de los Deportes.

Acabada la primera mitad del campeonato, es hora de hacer balance, y en él sale ganando el balonmano alicantino, gran protagonista sin duda en esta fantástica entrada de la Selección a ‘su’ Mundial. “Se han portado todos muy bien con nosotros desde el primer día. Tanto la gente como las instituciones. Todo el mundo se ha volcado. Nos da mucha pena irnos. Han puesto el listón muy alto”, dijo la capitana Silvia Navarro tras el último partido ante Brasil, donde las jugadoras recibieron la enésima ovación por parte de los aficionados presentes en las gradas del pabellón, situado a las afueras de la ciudad.

Lo cierto es que el ambiente ha sido espectacular, desde el primer duelo ante Argentina hasta el último frente a Brasil. Recibimientos multitudinarios y despedidas emotivas, con centenares de aficionados pidiendo autógrafos y fotos con las Guerreras. Dentro, el factor cancha volvió a cobrar todo su sentido tras meses y meses de gradas vacías por la covid-19. A los nervios iniciales en el debut le siguieron un empuje como en las grandes finales. “En Alicante se ha vivido toda la vida mucho balonmano, y se ha respirado balonmano por los cuatro costados. Sabía que la gente iba a venir. Tenemos una situación idílica, súper bonita y que tenemos que disfrutarla a tope, dándoles siempre las gracias a todos ellos”, nos contaba Carmen Martín, la gran anotadora del equipo español.

El último día, la comunión entre las Guerreras y la hinchada fue total, poniendo la guinda con una ovación recíproca: las jugadoras recorrieron toda la pista para aplaudir a los seguidores y agradecer el apoyo en estas dos primeras fases del torneo.

Alicante en la pista y en el banquillo

Que Torrevieja se convirtiera en el cuartel general de la Selección para los primeros 15 días de campeonato fue especial para muchas jugadoras, pero sobre todo para Paula Arcos y Laura Hernández. La primera es de Petrer, la segunda de Elche, así que han podido contar con familia y amigos en las gradas desde el principio.

“Para mí vivir el primer Mundial que se celebra en España, mi primer Mundial, y a media hora de casa, no tiene explicación. Tener a mi familia y a mis amigos animando como hooligans aquí no tiene precio ninguno”, nos contó Arcos, la jugadora más joven del equipo pero que ha irrumpido con fuerza, brillando en esta primera fase e incluso ganando un MVP en el choque ante China. Igual de especial fue el reencuentro con Laura Hernández, con quien compartió vestuario en el BM Elche y a quien le une una gran amistad. “Siempre ves a la misma gente en las listas, y cuando vi su nombre me puse muy contenta. No tardé ni dos segundos en hablarle cuando salió. Le dije de todo por no haberme avisado antes (risas). Estoy muy orgullosa de volver a compartir equipo con ella. Tener a alguien de confianza en un campeonato tan largo vale mucho”.

Lo cierto es que la inclusión de Laura en la convocatoria fue toda una sorpresa, pues llevaba casi cuatro años fuera del equipo. Su buen hacer en el Super Amara Bera Bera, equipo que marcha líder en la Liga Guerreras Iberdrola, le valió para cumplir un sueño impensable. “Una sorpresa súper grata para mí. No me lo esperaba, volver y que sea en un Mundial en casa. Súper contenta, no podría pedir más (…) Me ha hecho especial ilusión por haberme reencontrado con compañeras con las que había estado muchos años, con Jenny (que también jugó en el BM Elche), con Paula... Es una gozada poder volver a jugar otra vez con ellas y a este nivel”, explicó en los micrófonos de Sphera Sports.

De Petrer es también el técnico, José Ignacio Prades, que hace apenas unos meses relevó a Carlos Viver, del que había sido su segundo durante mucho tiempo. Entrenador también del Atlético Guardés, donde también dirige a su paisana Paula Arcos. Más cerca que nadie de Torrevieja estaba Lara González (apenas 20km desde su localidad natal, Santa Pola), que sufrió una fractura en la mano derecha el día antes del Mundial y tuvo que ser sustituida por Mireya González. Antes de ser intervenida (hace apenas dos días), resultó un apoyo fundamental desde el otro lado de la pista, tanto motivador como estratégico. La santapolera era la mejor defensora las Guerreras.

“Al equipo en general nos ha afectado mucho, Lara hace un trabajo fundamental en defensa. Es difícil que alguien lo reemplace. Cada partido, consigamos lo que consigamos, irá dedicado en parte hacia ella porque se merece más que nadie estar en este Mundial. Luchó como una Guerrera para que este torneo se celebrara en España”, señaló Paula Arcos. Laura también tuvo palabras para ella: “Es una referente para nosotras, la líder de la defensa. Entre todas intentaremos cubrir ese hueco que ha dejado Lara y dedicarle todas las victorias”. En cada partido en Torrevieja se han podido ver en las gradas pancartas de todo tipo apoyando a una de las Guerreras más queridas.

Torrevieja y el balonmano alicantino salen ganando

Si las Guerreras se van contentas y agradecidas tras dos semanas maravillosas en Torrevieja, la ciudad y su consistorio no son menos. El impacto social y económico que les ha supuesto albergar los seis primeros partidos de la Selección española ha superado todas las previsiones. Gradas llenas, ambiente insuperable, y un retorno directo de más de cuatro millones de euros, según confirmó la Diputación de Alicante.

La comarca de la Vega Baja también se ha visto beneficiada. Jugadoras de la Selección se han desplazado en varias ocasiones a localidades próximas para participar en actividades lúdicas, y la demanda tanto en hostelería como en reservas de hoteles y apartamentos se ha disparado, aprovechando el buen tiempo del sureste peninsular a orillas del Mediterráneo y coincidiendo con el puente de la Inmaculada. No solo los españoles han abarrotado las costas alicantinas: centenares de argentinos y austriacos se han dejado caer para disfrutar de los partidos de su combinado nacional y de paso disfrutar del atractivo turístico de una ciudad que siempre se ha destacado como uno de los destinos favoritos por los españoles.

Una de las artífices de que el Mundial se disputase en España y que Torrevieja fuera una de las sedes principales fue Diana Box, ex jugadora internacional, concejal de Deportes del Ayuntamiento de la ciudad y miembro de la Junta Directiva de la Real Federación Española de Balonmano. Junto al presidente, Francisco Blázquez, presentó la candidatura hace cuatro años, siendo aceptada. Pero para que la ciudad fuera una de las sedes (la propuesta llegó el año pasado), el Palacio de los Deportes necesitó de una remodelación integral en tiempo récord y una inversión general que oscila los 470.000 euros.

El resultado ha sido un éxito, y Box puede sentirse orgullosa. Jugadora de la Selección durante muchos años, formó parte del equipo español en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004, disputó más de 400 partidos a lo largo de su carrera y ganó varias Ligas con el Elda Prestigio. En el ‘Diario de Alicante’, la concejal reconocía la envidia sana al ver la repercusión que ahora disfruta el balonmano femenino español. “Todo el mundo conoce los nombres de las jugadoras de balonmano. Había un empeño desde la federación, el presidente lo tenía clarísimo que había que generar otra imagen del balonmano femenino, así que no puedo estar más orgullosa de tener un mundial aquí, de ver lo que está suponiendo. Nos hubiera encantado tener esa opción cuando nosotras estábamos ahí”. Fue una pionera en la pista y su trabajo ha sido crucial en los despachos. Otra alicantina a la que aplaudir, el balonmano femenino puede estar agradecido.

Contenido patrocinado por Iberdrola

Imagen de cabecera: Real Federación Española de Balonmano