_Tenis

Alcaraz progresa; Davidovich y Muguruza se caen

Tras una primera ronda de mucho sufrimiento, Carlos Alcaraz ha disipado sus dudas. No sabemos si el murciano, que juega desprovisto de miedos y traumas, ha tenido en algún momento incertidumbres, pero la gente sí que había recelado con su debut en la hierba de Wimbledon. Sin embargo, ayer ante Griekspoor aceleró y le superó en tres mangas, siendo muy superior desde sus primeros golpes. Oscar Otte, número 32 del mundo, es el siguiente escollo del Alcaraz.

«He tenido un poco de retraso mental», dijo Alejandro Davidovich. Su tenis ante Vesely fue notable, pero cortocircuitó en el super tiebreak. El malagueño recibió un primer warning por hablar mal y ,posteriormente, con bola de partido en contra, pegó un pelotazo a otra pista. El resultado fue otro aviso del juez que le hizo perder el punto definitivo. Aún tenía opciones de llevarse el envite. Toda una lástima. Jaume Munar, por su parte, estuvo a poco de dar la sorpresa ante un Norrie que tenía el apoyo del público. Cuajó tres buenos sets, pero se deshizo en los dos últimos (6-4, 3-6, 5-7, 6-0 y 6-2).

Ayer, también, tropezó en primera ronda toda una campeona de Wimbledon. Garbiñe Muguruza, que jamás estuvo cómoda, tenía que terminar su partido ante Minnen. Se había suspendido el día anterior por falta de luz. La reacción jamás llegó: tras el 6-4 inicial se llevó un rosco en 18 minutos para despedirse de Londres con tremenda tristeza. La incertidumbre con su futuro es brutal.

Imagen de cabecera: @Wimbledon

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

Tras una primera ronda de mucho sufrimiento, Carlos Alcaraz ha disipado sus dudas. No sabemos si el murciano, que juega desprovisto de miedos y traumas, ha tenido en algún momento incertidumbres, pero la gente sí que había recelado con su debut en la hierba de Wimbledon. Sin embargo, ayer ante Griekspoor aceleró y le superó en tres mangas, siendo muy superior desde sus primeros golpes. Oscar Otte, número 32 del mundo, es el siguiente escollo del Alcaraz.

«He tenido un poco de retraso mental», dijo Alejandro Davidovich. Su tenis ante Vesely fue notable, pero cortocircuitó en el super tiebreak. El malagueño recibió un primer warning por hablar mal y ,posteriormente, con bola de partido en contra, pegó un pelotazo a otra pista. El resultado fue otro aviso del juez que le hizo perder el punto definitivo. Aún tenía opciones de llevarse el envite. Toda una lástima. Jaume Munar, por su parte, estuvo a poco de dar la sorpresa ante un Norrie que tenía el apoyo del público. Cuajó tres buenos sets, pero se deshizo en los dos últimos (6-4, 3-6, 5-7, 6-0 y 6-2).

Ayer, también, tropezó en primera ronda toda una campeona de Wimbledon. Garbiñe Muguruza, que jamás estuvo cómoda, tenía que terminar su partido ante Minnen. Se había suspendido el día anterior por falta de luz. La reacción jamás llegó: tras el 6-4 inicial se llevó un rosco en 18 minutos para despedirse de Londres con tremenda tristeza. La incertidumbre con su futuro es brutal.

Imagen de cabecera: @Wimbledon