Se habla de:

18ª jornada para enmarcar en Serie A

La penúltima jornada del campeonato de Serie A ha sido sin duda una de las más divertidas de la temporada. Comenzando por el final, la Juventus se proclamó campeón de invierno tras ganar en Napoli (1-3). Pese al dominio inicial partenopeo, la Juventus pudo adelantarse con una gran volea de Pogba antes del descanso. El empate de Britos, tras un córner, fue una alegría efímera puesto que enseguida respondió Cáceres en el área contraria, tras una larga lesión. Vidal cerró el marcador en el descuento y la polémica quedó en el ambiente. En el seno del Napoli no han dudado en protestar tanto un gol anulado como un posible fuera de juego en el segundo gol. Tagliavento, de nuevo señalado.

Un derby para recordar, con emoción y alternativas para ambos equipos (2-2). La stracittadina fue un cúmulo de sentimientos, pasión y fútbol en estado puro. La Lazio, que actuaba como visitante, jugó una primera mitad fantástica. Stefano Pioli dirigió a la perfección a los suyos, apuntando a los flancos débiles de la Roma, y Felipe Anderson sirvió de nuevo como estilete. Un pase magistral del brasileño habilitó a Mauri, y luego el propio Anderson, con un latigazo desde la frontal, ampliaba la ventaja. Sin embargo, en la segunda parte, apareció una vez más Francesco Totti: dos goles -y un selfie con la afición- para convertirse en el máximo goleador de la historia de los derbis. El Olímpico explotó de alegría.

En Florencia se vivió otro emocionante partido (4-3). La Fiorentina jugó uno de sus mejores partidos esta temporada… en ataque. Liderados por un magnífico Borja Valero y Mati Fernández, se adelantaron con tantos de Pasqual y Basanta. Sin embargo, tras sendos graves errores defensivos, el sueco Robin Quaison empataba para el Palermo con un doblete. Cuadrado y Joaquín, con un espectacular disparo parecían sentenciar el partido, pero Belotti volvía a recortar distancias. El Palermo, sin Dybala, lesionado, cortó así una racha de nueve partidos invicto.

En Turín, el Milan sacó un punto ante el Toro (1-1) pese a disputar un partido desastroso. Menez, de penalty, adelantó enseguida a los rossoneri, que no aportaron nada más al encuentro. De Sciglio fue expulsado al borde del descanso, Inzaghi terminó jugando sin atacantes y el Torino, después de 26 disparos, consiguió empatar con un cabezazo del central Glik -cinco goles en Serie A-. El Inter, por su parte, superó en un completo encuentro al Genoa (3-1), con los tantos de Palacio, Icardi y Vidic, dando muchos síntomas de mejora bajo el mando de Mancini.

Además, la Sampdoria volvió a ganar ante el Empoli (1-0) con un solitario gol de Eder; Sassuolo y Udinese empataron (1-1) con los tantos de Zaza, tras gran centro de Vrsaljko, y Thereau; el Chievo sacó un punto de Bergamo (1-1), empatando con un libre directo de Lazarevic el tanto inicial de Zappacosta; Zola venció su primer partido en Cagliari ante el Cesena (2-1), gracias a dos goles tempraneros de Joao Pedro, aprovechando el rechace de un penalty parado por Leali, y el prometedor mediocentro Donsah; y el Parma salió derrotado de Verona (3-1) por los tantos de Jacopo Sala, Luca Toni y un influyente Mattia Valoti.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn