_Femenino

Zona Mixta: Sentimiento de equipo

Zaïra Flores @zairafn 20-01-2022

Un equipo de fútbol es un conjunto de personas juntadas (por una razón u otra) que durante diez meses comparten la mayor parte del tiempo luchando por un mismo objetivo colectivo y teniendo cada una de esas personas sus propios objetivos individuales.

Pero no basta con compartir ese objetivo colectivo para poder tener éxito en su consecución. Necesitamos más ingredientes en este punto.

Es evidente que a más calidad y competencias tengan esas personas, más cerca estarán de conseguir el objetivo. No obstante, entre dos equipos que tengan un mismo nivel profesional e individual de cada integrante, ¿qué puede marcar la diferencia entre ellos?

En mi opinión, aquí entra la fuerza del sentimiento que tenga ese grupo de personas y su implicación con el conjunto.

Conseguir que esas personas individuales se conviertan en un equipo, que se sientan parte de un grupo, que se vean identificadas con sus valores y maneras, que vayan de la mano ante las adversidades de la temporada, que las personas que forman parte de alguna manera conecten entre sí. Conseguir que se cuiden entre ellas siendo tan fuertes como su eslabón más débil, que todas las personas se sientan importantes, que sientan que aportan al grupo y al equipo (siendo jugadoras o staff, teniendo más o menos minutos, siendo titular, suplente, banquillo, no convocada, lesionada…). Siendo conscientes de que habrá diferencias personales, de carácter y personalidad, de gustos, de convivencia, pero que aun así todas esas personas se sientan parte de esa familia y luchen por ella.

Esto es lo que puede marcar diferencias a la hora de perseguir los objetivos del equipo y determinar el éxito del grupo.

Contenido patrocinado por Iberdrola

Imagen de cabecera: Zaïra Flores

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

Un equipo de fútbol es un conjunto de personas juntadas (por una razón u otra) que durante diez meses comparten la mayor parte del tiempo luchando por un mismo objetivo colectivo y teniendo cada una de esas personas sus propios objetivos individuales.

Pero no basta con compartir ese objetivo colectivo para poder tener éxito en su consecución. Necesitamos más ingredientes en este punto.

Es evidente que a más calidad y competencias tengan esas personas, más cerca estarán de conseguir el objetivo. No obstante, entre dos equipos que tengan un mismo nivel profesional e individual de cada integrante, ¿qué puede marcar la diferencia entre ellos?

En mi opinión, aquí entra la fuerza del sentimiento que tenga ese grupo de personas y su implicación con el conjunto.

Conseguir que esas personas individuales se conviertan en un equipo, que se sientan parte de un grupo, que se vean identificadas con sus valores y maneras, que vayan de la mano ante las adversidades de la temporada, que las personas que forman parte de alguna manera conecten entre sí. Conseguir que se cuiden entre ellas siendo tan fuertes como su eslabón más débil, que todas las personas se sientan importantes, que sientan que aportan al grupo y al equipo (siendo jugadoras o staff, teniendo más o menos minutos, siendo titular, suplente, banquillo, no convocada, lesionada…). Siendo conscientes de que habrá diferencias personales, de carácter y personalidad, de gustos, de convivencia, pero que aun así todas esas personas se sientan parte de esa familia y luchen por ella.

Esto es lo que puede marcar diferencias a la hora de perseguir los objetivos del equipo y determinar el éxito del grupo.

Contenido patrocinado por Iberdrola

Imagen de cabecera: Zaïra Flores