_Tenis

Wimbledon: claves, y 10 favoritos

Gonzalo de Melo @gonzalodemelo 23-06-2022

etiquetas:

Tenis Wimbledon

No hay mejor torneo en el mundo del deporte que Wimbledon. Cual bolígrafo BIC, imperturbable al paso del tiempo y con el blanco impoluto como norma indispensable para sentarte delante de la pantalla, hacerte unas fresas con nata y ver ese verde inconfundible de la hierba cortada al milímetro. Era tradición, desde hace 20 años, ver a Roger Federer defenderse en su jardín, pero no veremos al suizo en su catedral, por lo que vamos a desgranar las claves y los 10 favoritos de la presente edición:

Nadal y su físico: el único ganador de Grand Slams en 2022 quiere cometer la proeza (qué corta se queda esa palabra para su leyenda) de enlazar su tercer Grand Slam consecutivo. Con apenas rodaje en hierba, ¿qué más da? Hace años que Rafa dejó de ser el rey absolutista de la tierra batida para ser un tenista total capaz de cualquier hazaña.

Iga Swiatek: la nueva reina. En un circuito tan cambiante como el de la WTA en la última década, la polaca es la que tiene más argumentos para convertirse en el referente más sólido del circuito femenino. Cierto es que la hierba no es su superficie favorita, pero no deja de ser una número 1 con muchos visos de marcar una época.

Novak Djokovic; una incógnita: si perder en la final del US Open 2021 le dolió, su decisión personal de no vacunarse le apartó de todo ritmo de competición. Impone su nombre, pero tendrá que subir mucho su nivel si quiere sumar su Grand Slam número 21.

Coco Gauff; recuerdos imborrables. Despuntó con apenas 15 años en Wimbledon, y ahora se perfila como la amenaza más real al liderazgo de Swiatek. Finalista en Roland Garros, y mucho más madura del bonito e inocente recuerdo de Wimbledon 2019, la estadounidense viene para hacerse un hueco en el desierto actual de tenistas norteamericanos.

Matteo Berrettini; la apuesta segura: siendo como es la hierba su hábitat natural, viene de cerrar una previa en Queens de ensueño. Poco importó que se perdiera la gira de tierra batida. Finalista en 2021, es uno de los grandes candidatos, más allá de los dos sospechosos habituales. Su fantástico servicio y su derecha son los argumentos para hacer del gigantón el italiano que levante, por fin, un Grand Slam para su país.

Emma Raducanu; recuperar sensaciones. Nos encandiló en ese US Open 2021, para devolvérnoslo con una montaña rusa de altibajos que no ayudan en nada a la proyección de una tenista que, como Carlitos, prefiere la superficie rápida a lo lenta. Y tiene el componente extra de jugar en casa, siendo la única baza real del tenis británico.

Carlos Alcaraz; ¿el estirón definitivo? Graduado definitivamente en el Masters 1000 de Madrid, Carlos vuelve a las pistas que más se adaptan su tipo de juego, siendo esa rara avis de tenista español que prefiere la pista rápida a la tierra batida. Y me atrevo a tirarme a la piscina para afirmar que si no es en Wimbledon, el US Open será el Grand Slam en el que Alcaraz podría levantar su primer grande. Está en ese punto en el que la fruta está lista y madura. 

Leyla Fernández; la finalista del US Open 2021 es otra de las grandes favoritas en el cuadro femenino que, como es habitual, dejará por el camino a más de una Top-10 a lo largo de la primera semana.

Hubert Hurcakz; la alternativa polaca. Su gira en hierba le avala, además de sus anteriores resultados en Wimbledon.

Ons Jabeur: probablemente estemos hablando de una de las tenistas que están más en forma en el circuito. Al igual que Hubert, que ganó en Halle, el título en Berlín de la tenista tunecina le hace ser una de las tenistas a evitar en el cuadro principal.

La meteorología en una de las ciudades más húmedas y lluviosas, el estado de la hierba con el paso de las semanas y, por encima de todo, las sensaciones de los tenistas que lleguen a la segunda semana londinense serán las claves del tercer y más especial Grand Slam del año.

Imagen de cabecera: Getty Images

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

No hay mejor torneo en el mundo del deporte que Wimbledon. Cual bolígrafo BIC, imperturbable al paso del tiempo y con el blanco impoluto como norma indispensable para sentarte delante de la pantalla, hacerte unas fresas con nata y ver ese verde inconfundible de la hierba cortada al milímetro. Era tradición, desde hace 20 años, ver a Roger Federer defenderse en su jardín, pero no veremos al suizo en su catedral, por lo que vamos a desgranar las claves y los 10 favoritos de la presente edición:

Nadal y su físico: el único ganador de Grand Slams en 2022 quiere cometer la proeza (qué corta se queda esa palabra para su leyenda) de enlazar su tercer Grand Slam consecutivo. Con apenas rodaje en hierba, ¿qué más da? Hace años que Rafa dejó de ser el rey absolutista de la tierra batida para ser un tenista total capaz de cualquier hazaña.

Iga Swiatek: la nueva reina. En un circuito tan cambiante como el de la WTA en la última década, la polaca es la que tiene más argumentos para convertirse en el referente más sólido del circuito femenino. Cierto es que la hierba no es su superficie favorita, pero no deja de ser una número 1 con muchos visos de marcar una época.

Novak Djokovic; una incógnita: si perder en la final del US Open 2021 le dolió, su decisión personal de no vacunarse le apartó de todo ritmo de competición. Impone su nombre, pero tendrá que subir mucho su nivel si quiere sumar su Grand Slam número 21.

Coco Gauff; recuerdos imborrables. Despuntó con apenas 15 años en Wimbledon, y ahora se perfila como la amenaza más real al liderazgo de Swiatek. Finalista en Roland Garros, y mucho más madura del bonito e inocente recuerdo de Wimbledon 2019, la estadounidense viene para hacerse un hueco en el desierto actual de tenistas norteamericanos.

Matteo Berrettini; la apuesta segura: siendo como es la hierba su hábitat natural, viene de cerrar una previa en Queens de ensueño. Poco importó que se perdiera la gira de tierra batida. Finalista en 2021, es uno de los grandes candidatos, más allá de los dos sospechosos habituales. Su fantástico servicio y su derecha son los argumentos para hacer del gigantón el italiano que levante, por fin, un Grand Slam para su país.

Emma Raducanu; recuperar sensaciones. Nos encandiló en ese US Open 2021, para devolvérnoslo con una montaña rusa de altibajos que no ayudan en nada a la proyección de una tenista que, como Carlitos, prefiere la superficie rápida a lo lenta. Y tiene el componente extra de jugar en casa, siendo la única baza real del tenis británico.

Carlos Alcaraz; ¿el estirón definitivo? Graduado definitivamente en el Masters 1000 de Madrid, Carlos vuelve a las pistas que más se adaptan su tipo de juego, siendo esa rara avis de tenista español que prefiere la pista rápida a la tierra batida. Y me atrevo a tirarme a la piscina para afirmar que si no es en Wimbledon, el US Open será el Grand Slam en el que Alcaraz podría levantar su primer grande. Está en ese punto en el que la fruta está lista y madura. 

Leyla Fernández; la finalista del US Open 2021 es otra de las grandes favoritas en el cuadro femenino que, como es habitual, dejará por el camino a más de una Top-10 a lo largo de la primera semana.

Hubert Hurcakz; la alternativa polaca. Su gira en hierba le avala, además de sus anteriores resultados en Wimbledon.

Ons Jabeur: probablemente estemos hablando de una de las tenistas que están más en forma en el circuito. Al igual que Hubert, que ganó en Halle, el título en Berlín de la tenista tunecina le hace ser una de las tenistas a evitar en el cuadro principal.

La meteorología en una de las ciudades más húmedas y lluviosas, el estado de la hierba con el paso de las semanas y, por encima de todo, las sensaciones de los tenistas que lleguen a la segunda semana londinense serán las claves del tercer y más especial Grand Slam del año.

Imagen de cabecera: Getty Images

etiquetas:

Tenis Wimbledon

_Tenis

Nadal ya mira a la tercera ronda

Redacción @SpheraSports
01-07-2022