_Femenino

Wimbledon 2019 es Cori ‘Coco’ Gauff

Alejandro Pérez @aperezgom 08-07-2019

etiquetas:

Hace mes y medio (21 de mayo), en su segundo partido individual en una previa de Grand Slam, Cori «Coco» Gauff (Delray Beach, FL, EEUU) consiguió su primera victoria en la categoría. Cayó en segunda ronda previa. En 2018, con invitación, jugó la calificación en el US Open sin conseguir victorias. En Wimbledon 2019, con su tercera invitación para un Grand Slam, ha desatado la locura absoluta.

El pasado 13 de marzo cumplió los 15 años. Dejó el circuito junior al agotar 2018. 14 torneos disputados, entre julio de 2017 y diciembre de 2018. Año y medio: finalista en el US Open 2017 y campeona de Roland Garros 2018.

En mayo de 2018 se estrenó en el circuito profesional ITF. Su primer registro en la clasificación WTA data del 2 de julio de 2018, hace un año y una semana, la 938ª. Tras jugar tres torneos ITF 25k y la previa del US Open, acabó la temporada la 686ª WTA.

En 2019 ha intercambiado ITF’s con las grandes plazas WTA: del 25k de Surprise (Arizona) a las Oracle Challenger Series 125k, previas a Indian Wells, el WTA Premier Mandatory de Miami y (sus dos últimas apariciones), París y Londres.

¿Por qué no ha jugado entre ambos torneos? Por la regla de edad de la WTA (Age Elegibility Rule) creada en 1995 para dosificar la entrada en el profesionalismo de talentos precoces. Para los 15 años de Gauff, pone un máximo de 10 torneos profesionales. El objetivo es claro: no saturar a una edad demasiado temprana de la exigencia de la élite. «Permite progresivamente al deportista jugar más y en niveles más altos al introducirlos de forma gradual en el tenis profesional en concordancia a su edad y clasificación», reza la norma WTA.

A estos 10 torneos, Gauff añade cuatro por méritos propios (campeona junior de Roland Garros 2014 y acabar la temporada en el top5 junior). Con los 15 años cumplidos (13 de marzo), Gauff está disputando su séptimo torneo profesional (Miami, 80k de Charlottesville, 100k de Charleston, 100k de Bonita Springs, 60k de Saint-Gaudens, Roland Garros y Wimbledon), por lo que de aquí a marzo de 2020 podrá aparecer en otros siete torneos (ITF/WTA), si se clasifica para la Copa de Maestras y, de ser seleccionada, la Fed Cup.

Con el boom de la tenista en Londres, el entorno ha criticado de forma discreta esta norma razonando que si bien es necesario proteger a los talentos tan precoces, quizás esté, al mismo tiempo, cortando una mayor progresión de la que incluso tienen. El padre de la tenista (Corey) o Federer (cuya agencia de representación, Team8, lleva a la tenista) se han expresado en este sentido.

Hace menos de dos semanas, Cori saltó a pista en la primera ronda previa de Wimbledon ante Aliona Bolsova. La primera favorita de la calificación frente a una niña de 15 años con invitación. Ganó la invitación en 72′ y dos sets. Repitió al día siguiente ante la rusa Ivakhnenko (65 minutos) y un día después activó el récord: 55 minutos ante la belga Minnen para ser la tenista más joven en Era Open en pasar la previa de Wimbledon. Era la 313ª WTA, cerca de su mejor clasificación (299ª dos semanas antes).

El sorteo del cuadro la emparejó en primera ronda ante una de sus ídolos, Venus Williams. 39 años frente a 15. La mayor de las Williams duró 79 minutos, en los que cometió 28 errores. El fenómeno Gauff cogía fuerza. En segunda ronda, la semifinalista de 2017, Magdalena Rybaricova, estuvo en pista 69 minutos con un doble 6-3. Más fácil que ante Williams. Más leña al fuego adolescente.

La tercera ronda llevó a Gauff a la pista central ante Polona Hercog. La eslovena consiguió en 36 minutos lo que las últimas cuatro rivales no habían podido: quitarle un set a Gauff. En la segunda manga tuvo dos puntos de partido (6-3 5-2 30-40 y 6-3 5-3 40-30): el primero, Gauff lo salvó con una bola cortada que limpió la línea lateral. El segundo, Hercog se lo comió con una doble falta. Rotura, desempate impecable (7-1) y nueva rotura en el 12º juego de la tercera manga para entrar en la segunda semana (3-6 7-6 7-5 en 2h47′). En las dos primeras rondas juntas invirtió 20 minutos menos que en toda la tercera ronda.

Es la tenista más joven en jugar la segunda semana de un Major desde Jennifer Capriati en Wimbledon 1991 (llegó a semifinales). Hace 28 años. En octavos jugará su primer partido ante una top10. Tendrá enfrente a Simona Halep, tres veces cuartofinalista en el All England Tennis Club.

En la tercera ronda, el famoso «The Hill» de Wimbledon vibró con el triunfo de Gauff. Pase lo que pase en octavos ante Simona, Cori Gauff es la indiscutible protagonista del torneo. Al menos hasta que tengamos campeones. Su vida, en adelante, no volverá a ser igual. Pero conviene recordar que tiene 15 años. Está formándose. Por mucho que esté en una segunda semana de Grand Slam. Los tiempos no deben acelerarse más de la cuenta. Para eso está la regla de edad de la WTA. Bienvenida Cori «Coco» Gauff, Wimbledon 2019 es tuyo.

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

Hace mes y medio (21 de mayo), en su segundo partido individual en una previa de Grand Slam, Cori «Coco» Gauff (Delray Beach, FL, EEUU) consiguió su primera victoria en la categoría. Cayó en segunda ronda previa. En 2018, con invitación, jugó la calificación en el US Open sin conseguir victorias. En Wimbledon 2019, con su tercera invitación para un Grand Slam, ha desatado la locura absoluta.

El pasado 13 de marzo cumplió los 15 años. Dejó el circuito junior al agotar 2018. 14 torneos disputados, entre julio de 2017 y diciembre de 2018. Año y medio: finalista en el US Open 2017 y campeona de Roland Garros 2018.

En mayo de 2018 se estrenó en el circuito profesional ITF. Su primer registro en la clasificación WTA data del 2 de julio de 2018, hace un año y una semana, la 938ª. Tras jugar tres torneos ITF 25k y la previa del US Open, acabó la temporada la 686ª WTA.

En 2019 ha intercambiado ITF’s con las grandes plazas WTA: del 25k de Surprise (Arizona) a las Oracle Challenger Series 125k, previas a Indian Wells, el WTA Premier Mandatory de Miami y (sus dos últimas apariciones), París y Londres.

¿Por qué no ha jugado entre ambos torneos? Por la regla de edad de la WTA (Age Elegibility Rule) creada en 1995 para dosificar la entrada en el profesionalismo de talentos precoces. Para los 15 años de Gauff, pone un máximo de 10 torneos profesionales. El objetivo es claro: no saturar a una edad demasiado temprana de la exigencia de la élite. «Permite progresivamente al deportista jugar más y en niveles más altos al introducirlos de forma gradual en el tenis profesional en concordancia a su edad y clasificación», reza la norma WTA.

A estos 10 torneos, Gauff añade cuatro por méritos propios (campeona junior de Roland Garros 2014 y acabar la temporada en el top5 junior). Con los 15 años cumplidos (13 de marzo), Gauff está disputando su séptimo torneo profesional (Miami, 80k de Charlottesville, 100k de Charleston, 100k de Bonita Springs, 60k de Saint-Gaudens, Roland Garros y Wimbledon), por lo que de aquí a marzo de 2020 podrá aparecer en otros siete torneos (ITF/WTA), si se clasifica para la Copa de Maestras y, de ser seleccionada, la Fed Cup.

Con el boom de la tenista en Londres, el entorno ha criticado de forma discreta esta norma razonando que si bien es necesario proteger a los talentos tan precoces, quizás esté, al mismo tiempo, cortando una mayor progresión de la que incluso tienen. El padre de la tenista (Corey) o Federer (cuya agencia de representación, Team8, lleva a la tenista) se han expresado en este sentido.

Hace menos de dos semanas, Cori saltó a pista en la primera ronda previa de Wimbledon ante Aliona Bolsova. La primera favorita de la calificación frente a una niña de 15 años con invitación. Ganó la invitación en 72′ y dos sets. Repitió al día siguiente ante la rusa Ivakhnenko (65 minutos) y un día después activó el récord: 55 minutos ante la belga Minnen para ser la tenista más joven en Era Open en pasar la previa de Wimbledon. Era la 313ª WTA, cerca de su mejor clasificación (299ª dos semanas antes).

El sorteo del cuadro la emparejó en primera ronda ante una de sus ídolos, Venus Williams. 39 años frente a 15. La mayor de las Williams duró 79 minutos, en los que cometió 28 errores. El fenómeno Gauff cogía fuerza. En segunda ronda, la semifinalista de 2017, Magdalena Rybaricova, estuvo en pista 69 minutos con un doble 6-3. Más fácil que ante Williams. Más leña al fuego adolescente.

La tercera ronda llevó a Gauff a la pista central ante Polona Hercog. La eslovena consiguió en 36 minutos lo que las últimas cuatro rivales no habían podido: quitarle un set a Gauff. En la segunda manga tuvo dos puntos de partido (6-3 5-2 30-40 y 6-3 5-3 40-30): el primero, Gauff lo salvó con una bola cortada que limpió la línea lateral. El segundo, Hercog se lo comió con una doble falta. Rotura, desempate impecable (7-1) y nueva rotura en el 12º juego de la tercera manga para entrar en la segunda semana (3-6 7-6 7-5 en 2h47′). En las dos primeras rondas juntas invirtió 20 minutos menos que en toda la tercera ronda.

Es la tenista más joven en jugar la segunda semana de un Major desde Jennifer Capriati en Wimbledon 1991 (llegó a semifinales). Hace 28 años. En octavos jugará su primer partido ante una top10. Tendrá enfrente a Simona Halep, tres veces cuartofinalista en el All England Tennis Club.

En la tercera ronda, el famoso «The Hill» de Wimbledon vibró con el triunfo de Gauff. Pase lo que pase en octavos ante Simona, Cori Gauff es la indiscutible protagonista del torneo. Al menos hasta que tengamos campeones. Su vida, en adelante, no volverá a ser igual. Pero conviene recordar que tiene 15 años. Está formándose. Por mucho que esté en una segunda semana de Grand Slam. Los tiempos no deben acelerarse más de la cuenta. Para eso está la regla de edad de la WTA. Bienvenida Cori «Coco» Gauff, Wimbledon 2019 es tuyo.

etiquetas: