_FC Barcelona

Vitamina B

Xavi Vallés @xavivalles14 04-03-2019

etiquetas:

Como bien sabemos, una buena nutrición está asociada a una buena salud y a la prevención y tratamiento de numerosas patologías y afecciones. El correcto aporte diario de vitaminas es una parte importante de nuestra alimentación, y en este sentido, hay varios grupos de estas sustancias que son esenciales para un óptimo estado de salud. Uno de estos grupos es conocido como las vitaminas B.

El estadio Santiago Bernabéu se ha convertido en vitamina para el FC Barcelona a lo largo de la última década. La finalización del partido con un resultado favorable (a veces abultado) para el conjunto azulgrana empieza a ser una surrealista costumbre que nada tiene que ver con lo que el feudo blanco había significado a lo largo de la historia. Sin ir más lejos, el FC Barcelona ha conseguido ganar allí las mismas veces (13 de 23 partidos) desde 2003 que las que ganó a lo largo de todo el siglo XX (13 de 74 partidos). Un dato maravillosamente demoledor que va ligado, como no podía ser de otra forma, al debut, crecimiento, consolidación y reinado futbolístico de Leo Messi. 

A medida que voy repitiéndolo me doy cuenta de lo que llega a encajar el símil: el estadio del Real Madrid es un aporte vitamínico para la salud del FC Barcelona y de su masa social, que ha aprendido a afrontar cada partido en el estadio blanco como una acción saludable. La buena predisposición ante un hábito es clave para llevarlo y consolidarlo de la mejor forma posible, y tengo la sensación que es un planteamiento que se puede definir ya como extendido entre jugadores y aficionados. Ir al Bernabéu es, ahora mismo, ese primer día de dieta saludable, ese calzarse las zapatillas de running después de algunas semanas de sedentarismo, ese volver a casa con las piernas cansadas y satisfecho después de una clase de spinning que te ha dejado exhausto, ese “esto no toca” que pronuncias a nivel interno al pasar por el pasillo del supermercado donde se encuentran los productos refinados y de bollería. Se acerca un Clásico en el Bernabéu y sonreímos, nos acordamos de lo que generamos y provocamos cada vez que pisamos ese césped, nos preguntamos qué va a pasar esta vez, disfrutamos metiéndonos en la piel y la mente de los jugadores y aficionados rivales y celebramos las victorias atónitos a la vez que repetimos “lo hemos hecho otra vez, hemos ganado otra vez!”.

Lo hacemos conscientes de que hemos conseguido, una vez más, un resultado sanador para nuestro metabolismo. Agradecidos de haber transformado el resultado favorable en este nutriente esencial para conseguir un estado adecuado de nuestro organismo. Un organismo que, esta temporada, necesitaba más que nunca la vitamina Bernabéu para sanar algunas afectaciones que existen desde hace un tiempo y que no nos dejan del todo tranquilos. Porque si algo es este partido es también anestésico: es capaz de hacer desaparecer, durante un tiempo, las dolencias que podemos tener en cualquier zona localizada. Por muy persistente que sea. Por muy complicada que parezca de erradicar. Por mucho que lo vivido en las semanas anteriores no nos dé motivos para el optimismo. Si un Clásico ganado en el Santiago Bernabéu todo lo cura, imagínense lo beneficiosos que son dos en cuatro días. 

Gracias, FC Barcelona. Gracias por esta doble ración de vitamina B(ernabéu) que tanto agradece nuestro cuerpo. Gracias por recordarnos la satisfacción que da la realización y consecución de acciones saludables. Gracias por sanarme hasta el próximo partido. ¿Seguimos con el tratamiento?

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

Como bien sabemos, una buena nutrición está asociada a una buena salud y a la prevención y tratamiento de numerosas patologías y afecciones. El correcto aporte diario de vitaminas es una parte importante de nuestra alimentación, y en este sentido, hay varios grupos de estas sustancias que son esenciales para un óptimo estado de salud. Uno de estos grupos es conocido como las vitaminas B.

El estadio Santiago Bernabéu se ha convertido en vitamina para el FC Barcelona a lo largo de la última década. La finalización del partido con un resultado favorable (a veces abultado) para el conjunto azulgrana empieza a ser una surrealista costumbre que nada tiene que ver con lo que el feudo blanco había significado a lo largo de la historia. Sin ir más lejos, el FC Barcelona ha conseguido ganar allí las mismas veces (13 de 23 partidos) desde 2003 que las que ganó a lo largo de todo el siglo XX (13 de 74 partidos). Un dato maravillosamente demoledor que va ligado, como no podía ser de otra forma, al debut, crecimiento, consolidación y reinado futbolístico de Leo Messi. 

A medida que voy repitiéndolo me doy cuenta de lo que llega a encajar el símil: el estadio del Real Madrid es un aporte vitamínico para la salud del FC Barcelona y de su masa social, que ha aprendido a afrontar cada partido en el estadio blanco como una acción saludable. La buena predisposición ante un hábito es clave para llevarlo y consolidarlo de la mejor forma posible, y tengo la sensación que es un planteamiento que se puede definir ya como extendido entre jugadores y aficionados. Ir al Bernabéu es, ahora mismo, ese primer día de dieta saludable, ese calzarse las zapatillas de running después de algunas semanas de sedentarismo, ese volver a casa con las piernas cansadas y satisfecho después de una clase de spinning que te ha dejado exhausto, ese “esto no toca” que pronuncias a nivel interno al pasar por el pasillo del supermercado donde se encuentran los productos refinados y de bollería. Se acerca un Clásico en el Bernabéu y sonreímos, nos acordamos de lo que generamos y provocamos cada vez que pisamos ese césped, nos preguntamos qué va a pasar esta vez, disfrutamos metiéndonos en la piel y la mente de los jugadores y aficionados rivales y celebramos las victorias atónitos a la vez que repetimos “lo hemos hecho otra vez, hemos ganado otra vez!”.

Lo hacemos conscientes de que hemos conseguido, una vez más, un resultado sanador para nuestro metabolismo. Agradecidos de haber transformado el resultado favorable en este nutriente esencial para conseguir un estado adecuado de nuestro organismo. Un organismo que, esta temporada, necesitaba más que nunca la vitamina Bernabéu para sanar algunas afectaciones que existen desde hace un tiempo y que no nos dejan del todo tranquilos. Porque si algo es este partido es también anestésico: es capaz de hacer desaparecer, durante un tiempo, las dolencias que podemos tener en cualquier zona localizada. Por muy persistente que sea. Por muy complicada que parezca de erradicar. Por mucho que lo vivido en las semanas anteriores no nos dé motivos para el optimismo. Si un Clásico ganado en el Santiago Bernabéu todo lo cura, imagínense lo beneficiosos que son dos en cuatro días. 

Gracias, FC Barcelona. Gracias por esta doble ración de vitamina B(ernabéu) que tanto agradece nuestro cuerpo. Gracias por recordarnos la satisfacción que da la realización y consecución de acciones saludables. Gracias por sanarme hasta el próximo partido. ¿Seguimos con el tratamiento?

etiquetas:

_FC Barcelona

Sin complejos

Cristina Caparrós @criscaparros
24-11-2021

_FC Barcelona

El ADN Barça

Alberto López Frau @alberlopezfrau
22-11-2021