_Otros

Vienen curvas en Segunda

José Miguel Capel @JCapCar 07-05-2019

etiquetas:

Como cada temporada a estas alturas, la categoría de plata del fútbol español alcanza un nivel de emoción al alcance de pocas competiciones. Quedan ya sólo cinco jornadas por disputarse, 15 puntos en juego. Y en todos los frentes la lucha está servida, sin excepción. El ascenso directo, el playoff y el descenso son aún una incógnita.

En la zona alta, Osasuna está a un paso de alcanzar la gloria. Líder sólido, le espera ahora sumar los tres puntos de su enfrentamiento ante el Reus y con ellos podría quedarse a tan sólo una victoria de celebrar el ascenso directo. Arrasate ha terminado montando un bloque sólido, infranqueable en El Sadar y competitivo cuando se aleja del hogar. La otra plaza de ascenso directo, sin embargo, no está adjudicada ni mucho menos. A la lucha que libraban por ella Granada y Albacete, se ha sumado un RCD Mallorca que suma tres victorias consecutivas para soñar en la vía directa para retornar la élite.

El playoff, de igual forma, está en el aire. Ningún equipo lo tiene asegurado, si bien de los tres mencionados probablemente dos ocupen lugar en ellos. Las otras dos plazas se adjudicarán entre hasta cinco equipos que están en siete puntos. El Sporting, a seis  de la sexta plaza, aún podría soñar con ellos. Cádiz, Deportivo, Málaga y Oviedo están comprimidos en cuatro puntos y lucharán por esos puestos sin lugar a dudas.

Y el drama se vivirá en distintas plazas. De las tres en juego, una ya está adjudicada, la del Nàstic, que consumó su descenso la pasada jornada. Y otra, la del Córdoba, prácticamente. Quedará un solo hueco por ocupar y muchos equipos en peligro. Actualmente, el Lugo es el dueño de ese cajón de peligro, aunque tan sólo a un punto de Numancia y Rayo Majadahonda. Estos dos cuentan con el colchón de que aún deben sumar los tres puntos de su enfrentamiento ante el Reus. No así el resto. El Tenerife, a tres puntos de la zona roja pese a ganar el derbi canario, continúa en peligro real. El Real Zaragoza, tras caer en La Romareda, mantiene cuatro puntos de margen y sigue sin olvidar lo que tiene debajo. Incluso el Extremadura, que acumula cinco victorias consecutivas, está a cinco puntos y aún debe sumar para asegurar la permanencia.

En definitiva, la liga de plata vivirá en las próximas cinco semanas duelos no aptos para cardíacos. Los corazones de las aficiones implicadas en los objetivos sufrirán sin remedio y los aficionados neutrales pueden prepararse para disfrutar de la emoción de la liga más competitiva del mundo. Se vienen curvas. 

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

Como cada temporada a estas alturas, la categoría de plata del fútbol español alcanza un nivel de emoción al alcance de pocas competiciones. Quedan ya sólo cinco jornadas por disputarse, 15 puntos en juego. Y en todos los frentes la lucha está servida, sin excepción. El ascenso directo, el playoff y el descenso son aún una incógnita.

En la zona alta, Osasuna está a un paso de alcanzar la gloria. Líder sólido, le espera ahora sumar los tres puntos de su enfrentamiento ante el Reus y con ellos podría quedarse a tan sólo una victoria de celebrar el ascenso directo. Arrasate ha terminado montando un bloque sólido, infranqueable en El Sadar y competitivo cuando se aleja del hogar. La otra plaza de ascenso directo, sin embargo, no está adjudicada ni mucho menos. A la lucha que libraban por ella Granada y Albacete, se ha sumado un RCD Mallorca que suma tres victorias consecutivas para soñar en la vía directa para retornar la élite.

El playoff, de igual forma, está en el aire. Ningún equipo lo tiene asegurado, si bien de los tres mencionados probablemente dos ocupen lugar en ellos. Las otras dos plazas se adjudicarán entre hasta cinco equipos que están en siete puntos. El Sporting, a seis  de la sexta plaza, aún podría soñar con ellos. Cádiz, Deportivo, Málaga y Oviedo están comprimidos en cuatro puntos y lucharán por esos puestos sin lugar a dudas.

Y el drama se vivirá en distintas plazas. De las tres en juego, una ya está adjudicada, la del Nàstic, que consumó su descenso la pasada jornada. Y otra, la del Córdoba, prácticamente. Quedará un solo hueco por ocupar y muchos equipos en peligro. Actualmente, el Lugo es el dueño de ese cajón de peligro, aunque tan sólo a un punto de Numancia y Rayo Majadahonda. Estos dos cuentan con el colchón de que aún deben sumar los tres puntos de su enfrentamiento ante el Reus. No así el resto. El Tenerife, a tres puntos de la zona roja pese a ganar el derbi canario, continúa en peligro real. El Real Zaragoza, tras caer en La Romareda, mantiene cuatro puntos de margen y sigue sin olvidar lo que tiene debajo. Incluso el Extremadura, que acumula cinco victorias consecutivas, está a cinco puntos y aún debe sumar para asegurar la permanencia.

En definitiva, la liga de plata vivirá en las próximas cinco semanas duelos no aptos para cardíacos. Los corazones de las aficiones implicadas en los objetivos sufrirán sin remedio y los aficionados neutrales pueden prepararse para disfrutar de la emoción de la liga más competitiva del mundo. Se vienen curvas. 

etiquetas: