_Femenino

Unidas por un Mundial de fútbol sala

Hace siete años, en 2015, la Asociación de Jugadoras de Fútbol Sala, presidida por la española Natalia Orive, inició una serie de reuniones y conversaciones con los responsables de fútbol sala de la FIFA. En todos los encuentros celebrados a lo largo de ese tiempo una promesa se repitió, pero nunca se cumplió: la de celebrar un Mundial de fútbol sala femenino. El septiembre del año pasado la gota colmó el vaso, pues se sintieron totalmente ninguneadas al no recibir ni una sola respuesta oficial: «Nos dirigimos a la FIFA por el maltrato y abandono público hacia las jugadoras de fútbol sala», arranca un vídeo que está dando la vuelta al mundo.

Desde la AJFSF consideran una discriminación que se hayan disputado 9 ediciones del Mundial de fútbol sala masculino (desde 1989 hasta 2021, el próximo será en 2024) y en cambio no se haya organizado una sola edición femenina. «La rama femenina del fútbol sala no cuenta con un plan estratégico, programas de desarrollo y mucho menos con un calendario internacional oficial. Nos hemos sentido continuamente marginadas. Se ha incumplido el código de buena gobernanza en el que FIFA proclama que debe estar en vanguardia de la promoción de la igualdad de género en el fútbol y luchar contra la discriminación”, es uno de los párrafos de la carta entregada a FIFA en 2020, según recoge El País.

Desde FIFA nunca les han dicho que no habrá Mundial, al contrario. El problema es que acaban dando largas y las promesas nunca se cumplen. Se han hartado de oír frases como «Habrá Mundial» o «el tema está sobre la mesa«. Las comparaciones son odiosas con el fútbol sala masculino, pero también duele que cada año se duplique la inversión en fútbol femenino y no se haga nada por el fútbol sala. «No existimos», es el mensaje que mejor plasma lo que sienten desde hace tanto tiempo.

Por eso, las futbolistas han decidido dar un paso adelante. Por primera vez en la historia, jugadoras representando distintos países se han unido por una causa común: en el vídeo aparecen estrellas de diferentes partes del globo: Anita Luján (España), Amandinha (Brasil) Janice da Silva (Portugal), Fátima Villar (Uruguay), Nancy Loth (Países Bajos), Chikage Kichibayashi (Japón), Ersilia D’Incecco (Italia), Julia Paz Dupuy (Argentina), Zahra Lotfabadi (Irán) y Vika Kyslov (Ucrania). «Han sido meses de trabajo, era una fantasía pensar en reunir a tantas jugadoras, y queríamos evitar la filtración», ha reconocido la propia Natalia Orive en el canal de Twitch de Andrea Menéndez Faya. «Hay jugadoras que no salen en el vídeo porque su Federación no les dejaba salir con la camiseta de la Selección».

¿El siguiente paso? Mandar la petición formal de reunión, un informe internacional y los vídeos subtitulados que tanta sensación han provocado. Figuras como Ricardinho o Carlos Ortiz se han sumado a una causa que cuanto más se visibiliza, más adeptos gana. «Es nuestra última carta. Más que esto no se puede hacer. Reuniste a 10 jugadoras de distintas selecciones a protestar contra la FIFA, no se hizo nunca en ningún deporte«, asegura la argentina Julia Paz Dupuy en el canal de Ménendez Faya. Como dice el lema de esta campaña, han dejado de ser escuchadas, pero ahora las van a ver. Hasta en la sopa.

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

Hace siete años, en 2015, la Asociación de Jugadoras de Fútbol Sala, presidida por la española Natalia Orive, inició una serie de reuniones y conversaciones con los responsables de fútbol sala de la FIFA. En todos los encuentros celebrados a lo largo de ese tiempo una promesa se repitió, pero nunca se cumplió: la de celebrar un Mundial de fútbol sala femenino. El septiembre del año pasado la gota colmó el vaso, pues se sintieron totalmente ninguneadas al no recibir ni una sola respuesta oficial: «Nos dirigimos a la FIFA por el maltrato y abandono público hacia las jugadoras de fútbol sala», arranca un vídeo que está dando la vuelta al mundo.

Desde la AJFSF consideran una discriminación que se hayan disputado 9 ediciones del Mundial de fútbol sala masculino (desde 1989 hasta 2021, el próximo será en 2024) y en cambio no se haya organizado una sola edición femenina. «La rama femenina del fútbol sala no cuenta con un plan estratégico, programas de desarrollo y mucho menos con un calendario internacional oficial. Nos hemos sentido continuamente marginadas. Se ha incumplido el código de buena gobernanza en el que FIFA proclama que debe estar en vanguardia de la promoción de la igualdad de género en el fútbol y luchar contra la discriminación”, es uno de los párrafos de la carta entregada a FIFA en 2020, según recoge El País.

Desde FIFA nunca les han dicho que no habrá Mundial, al contrario. El problema es que acaban dando largas y las promesas nunca se cumplen. Se han hartado de oír frases como «Habrá Mundial» o «el tema está sobre la mesa«. Las comparaciones son odiosas con el fútbol sala masculino, pero también duele que cada año se duplique la inversión en fútbol femenino y no se haga nada por el fútbol sala. «No existimos», es el mensaje que mejor plasma lo que sienten desde hace tanto tiempo.

Por eso, las futbolistas han decidido dar un paso adelante. Por primera vez en la historia, jugadoras representando distintos países se han unido por una causa común: en el vídeo aparecen estrellas de diferentes partes del globo: Anita Luján (España), Amandinha (Brasil) Janice da Silva (Portugal), Fátima Villar (Uruguay), Nancy Loth (Países Bajos), Chikage Kichibayashi (Japón), Ersilia D’Incecco (Italia), Julia Paz Dupuy (Argentina), Zahra Lotfabadi (Irán) y Vika Kyslov (Ucrania). «Han sido meses de trabajo, era una fantasía pensar en reunir a tantas jugadoras, y queríamos evitar la filtración», ha reconocido la propia Natalia Orive en el canal de Twitch de Andrea Menéndez Faya. «Hay jugadoras que no salen en el vídeo porque su Federación no les dejaba salir con la camiseta de la Selección».

¿El siguiente paso? Mandar la petición formal de reunión, un informe internacional y los vídeos subtitulados que tanta sensación han provocado. Figuras como Ricardinho o Carlos Ortiz se han sumado a una causa que cuanto más se visibiliza, más adeptos gana. «Es nuestra última carta. Más que esto no se puede hacer. Reuniste a 10 jugadoras de distintas selecciones a protestar contra la FIFA, no se hizo nunca en ningún deporte«, asegura la argentina Julia Paz Dupuy en el canal de Ménendez Faya. Como dice el lema de esta campaña, han dejado de ser escuchadas, pero ahora las van a ver. Hasta en la sopa.

_Femenino

Zona Mixta: la ilusión

Mari Paz Vilas @maripaz_vilas
02-12-2022

_Betis

Tu camino

Rosa Márquez @RosaMB_4
25-11-2022