_Otros

Una última semana de altura para salvar el Giro

Enrique Julián Gómez @EnriqueJulian23 26-05-2014

etiquetas:

Enrique JULIÁN

Enrique JULIÁN GÓMEZTercer y último día descanso en el Giro d'Italia y la sensación general es de decepción. Los elementos externos como el mal tiempo, la lluvia y las caídas han creado más diferencias que la propia actuación y táctica de los ciclistas sobre la bicicleta. Solo la contrarreloj de Barolo con la exhibición de Rigoberto Urán marcó las distancias actuales con competición pura.

Pero de momento, en la montaña, poco o casi nada entre los grandes favoritos. Un par de movimientos de Pozzovivo en Sestola y en Oropa, este último con Quintana a su rueda, siempre cerca de meta, y el ataque ganador de Fabio Aru ayer en Montecampione. Solo Pierre Rolland, ahora mismo octavo en la general, ha hecho de la valentía su 'modus operandi', con un éxito discreto pero loable.

Sin embargo, la gran mayoría de la alta montaña está por llegar en la descomunal última semana diseñada por la organización. Un final de carrera que puede iniciar torcido si finalmente se confirman los peores augurios y mañana no se pueden subir Gavia y Stelvio, que hoy se han despertado cerrados por la nieve. Aunque de momento el Giro confirma el recorrido, no es más que otra irresponsabilidad en una etapa con final en Val Martello que, con el mismo recorrido, ya tuvo que ser suspendida el año pasado por el mismo motivo.

En el caso de subirse, los ciclistas se enfrentarían a un terrible encadenado con los dos puertos míticos, siempre por encima de 2.000 metros y el ascenso final a Val Martello en una etapa de apenas 130 kilómetros. Posteriormente, el jueves llegada en Valsugana previo paso por San Pellegrino, el viernes la larga y dura cronoescalada en Monte Grappa y la traca final en en el temible Zoncolan.

Terreno hay, pero ¿alguien capaz de desbancar al líder? Pese a mostrar -o al menos parecerlo- algunas dudas en Oropa, Rigoberto Urán controló y administró sus fuerzas en Montecampione, hasta el punto que ganó medio minuto a Cadel Evans, segundo, ya a más de un minuto. Aunque el veterano australiano no tiene pinta de ser el rival a batir por Urán, sino más bien lo será Nairo Quintana. Todavía cuenta con un colchón importante, a 2:40 de distancia, y con un gregario de lujo como Wout Poels para manejar la carrera.

El líder de Movistar, tras pasar las dos primeras semanas más bien escondido, arañó sin excesivo desgaste una veintena de segundos a Urán en las dos últimas etapas de montaña. En aparente crecimiento, el gran golpe de Nairo debería llegar en los próximos días, si todavía quiere conseguir su primera gran vuelta por etapas. Duelo 'cafetero' en la alta montaña, tocará valorar la madurez del líder ante la previsible presión de Quintana.

Atención al joven sardo Fabio Aru, que se presenta como el mejor escalador joven italiano y ya ocupa la cuarta plaza a apenas medio minuto del podio tras su gran actuación en Montecampione, donde además consiguió su primera victoria profesional. También a Domenico Pozzovivo, que aunque en ese mismo día no se mostró tan activo, todavia tiene cosas que demostrar en los últimos días de montaña. Sin olvidar a los muy regulares Rafal Majka, que todavía mantiene la tercera posición, y el neerlandés Wilco Kelderman. Además otros habituales animadores, aunque lejos en la general, como el ya mencionado Rolland, Julián Arredondo, Fabio Duarte o Robert Kiserlovski.

De ellos dependerá hacer brillar o no esta última semana de Giro. Y de la lucidez de estos últimos dias de carrera dependerá que esta edición de la Corsa Rosa deje un buen sabor de boca o, por el contrario, la sensación de que se han perdido tres semanas de ciclismo sin pena ni gloria.

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

Enrique JULIÁN GÓMEZTercer y último día descanso en el Giro d'Italia y la sensación general es de decepción. Los elementos externos como el mal tiempo, la lluvia y las caídas han creado más diferencias que la propia actuación y táctica de los ciclistas sobre la bicicleta. Solo la contrarreloj de Barolo con la exhibición de Rigoberto Urán marcó las distancias actuales con competición pura.

Pero de momento, en la montaña, poco o casi nada entre los grandes favoritos. Un par de movimientos de Pozzovivo en Sestola y en Oropa, este último con Quintana a su rueda, siempre cerca de meta, y el ataque ganador de Fabio Aru ayer en Montecampione. Solo Pierre Rolland, ahora mismo octavo en la general, ha hecho de la valentía su 'modus operandi', con un éxito discreto pero loable.

Sin embargo, la gran mayoría de la alta montaña está por llegar en la descomunal última semana diseñada por la organización. Un final de carrera que puede iniciar torcido si finalmente se confirman los peores augurios y mañana no se pueden subir Gavia y Stelvio, que hoy se han despertado cerrados por la nieve. Aunque de momento el Giro confirma el recorrido, no es más que otra irresponsabilidad en una etapa con final en Val Martello que, con el mismo recorrido, ya tuvo que ser suspendida el año pasado por el mismo motivo.

En el caso de subirse, los ciclistas se enfrentarían a un terrible encadenado con los dos puertos míticos, siempre por encima de 2.000 metros y el ascenso final a Val Martello en una etapa de apenas 130 kilómetros. Posteriormente, el jueves llegada en Valsugana previo paso por San Pellegrino, el viernes la larga y dura cronoescalada en Monte Grappa y la traca final en en el temible Zoncolan.

Terreno hay, pero ¿alguien capaz de desbancar al líder? Pese a mostrar -o al menos parecerlo- algunas dudas en Oropa, Rigoberto Urán controló y administró sus fuerzas en Montecampione, hasta el punto que ganó medio minuto a Cadel Evans, segundo, ya a más de un minuto. Aunque el veterano australiano no tiene pinta de ser el rival a batir por Urán, sino más bien lo será Nairo Quintana. Todavía cuenta con un colchón importante, a 2:40 de distancia, y con un gregario de lujo como Wout Poels para manejar la carrera.

El líder de Movistar, tras pasar las dos primeras semanas más bien escondido, arañó sin excesivo desgaste una veintena de segundos a Urán en las dos últimas etapas de montaña. En aparente crecimiento, el gran golpe de Nairo debería llegar en los próximos días, si todavía quiere conseguir su primera gran vuelta por etapas. Duelo 'cafetero' en la alta montaña, tocará valorar la madurez del líder ante la previsible presión de Quintana.

Atención al joven sardo Fabio Aru, que se presenta como el mejor escalador joven italiano y ya ocupa la cuarta plaza a apenas medio minuto del podio tras su gran actuación en Montecampione, donde además consiguió su primera victoria profesional. También a Domenico Pozzovivo, que aunque en ese mismo día no se mostró tan activo, todavia tiene cosas que demostrar en los últimos días de montaña. Sin olvidar a los muy regulares Rafal Majka, que todavía mantiene la tercera posición, y el neerlandés Wilco Kelderman. Además otros habituales animadores, aunque lejos en la general, como el ya mencionado Rolland, Julián Arredondo, Fabio Duarte o Robert Kiserlovski.

De ellos dependerá hacer brillar o no esta última semana de Giro. Y de la lucidez de estos últimos dias de carrera dependerá que esta edición de la Corsa Rosa deje un buen sabor de boca o, por el contrario, la sensación de que se han perdido tres semanas de ciclismo sin pena ni gloria.

etiquetas:

Enrique JULIÁN

_Otros

Jordan Larsson, el hijo del Rey de Reyes

Diego G. Argota @DiegoGArgota21
28-05-2021

_Otros

The Breakfast

Redacción @SpheraSports
18-05-2021