_Femenino

Una nueva esperanza

Patricia Muñoz @patrims 19-04-2018

etiquetas:

La permanencia. Una batalla sin tregua. Un combate a vida o
muerte. Raquetas en alto. El peso de una bandera a las espaldas. Todo en juego.
Nada, fruto del azar. 5 mujeres y un único destino: mantener a España en el
Grupo Mundial II de la Copa Federación. Garbiñe Muguruza, Carla Suárez, María
José Martínez, Georgina García Pérez y la capitana Anabel Medina saben de la
importancia de esta eliminatoria ante Paraguay y sólo pueden tener una palabra
en mente: ganar. 

No es tiempo de dudas ni de titubeos ni tampoco de pensar en
posibles derrotas o eventuales carambolas. Esta eliminatoria sólo puede tener
resultado positivo para volver a hacer creer al público español que nuestra
armada femenina también merece estar en la élite del tenis mundial. Esta
batalla ante Paraguay se presenta, sin duda, como la primera piedra en la
construcción de una nueva esperanza para nuestro país en la máxima competición por
naciones. 

La ‘era Anabel Medina’ no comenzó con buen pie tras la eliminación
de las nuestras ante Italia el pasado mes de febrero. Un cara a cara que
suponía el primer paso para entrar en la pugna por el retorno a la máxima
categoría de la Copa Federación. Las cosas no salieron bien e Italia se llevó
el gato al agua. Sin embargo, en esta nueva eliminatoria la derrota no puede
ser, en ningún caso, una opción. Las españolas han de jugarse, más que nunca,
el todo por el todo para alcanzar ese primer escalón hacia la reconquista de la
élite del tenis mundial.

Un primer paso absolutamente psicológico que nos ayudará a
despertar ese espíritu ganador que tantas alegrías nos dio hace unos años. Con
Arantxa Sánchez Vicario y Conchita Martínez a la cabeza de la expedición
española, la década de los 90 (y parte de los 2000) se convirtió en la de
máximo esplendor para el equipo nacional. Cinco títulos (1991, 1993, 1994, 1995
y 1998) y seis finales (1989, 1992, 1996, 2000, 2002 y 2008) acreditan una
época dorada para el tenis femenino español que, sin duda, refleja que nuestro
país sabe cómo ganar este torneo. 

Y si hay alguien que cree en este equipo esa es Anabel Medina. Tanto
es así que la valenciana decidió renunciar a continuar en el banquillo de la
letona Jelena Ostapenko para poder dirigir al cuadro español. Un compromiso que
ya mantuvo como jugadora durante más de una veintena de eliminatorias y que,
sin duda, le permitirá afrontar esta nueva etapa como capitana con cierto nivel
de experiencia a sus espaldas. Aún en activo, Medina tiene confianza plena en
un equipo que, esta vez sí, cuenta con su número uno, Garbiñe Muguruza. Junto a
ella, Carla Suárez,  María José Martínez
y Georgina García (incorporación de última hora por la lesión de muñeca de Lara
Arruabarrena) repiten bajo las órdenes de Medina con la intención de resarcirse
de la decepción vivida ante Italia.

Así pues, las españolas se verán las caras en La Manga Club (Cartagena,
Murcia) ante un equipo con el que, en principio, no deberían tener demasiados
problemas. Sin embargo, cada partido, cada eliminatoria y cada torneo es
diferente y las paraguayas llegan con la motivación por la nubes en busca de
dar la sorpresa.  Verónica Cepede,
Montserrat González, Camila Giangreco y Laura Escuariza conforman el equipo que
tratará de aguarle la fiesta a las españolas. Dos jornadas (21 y 22 de abril) de
lucha sin descanso. Dos días de batalla a vida o muerte. Un fin de semana para
recobrar la esperanza en nuestro equipo español de Copa Federación.


Imagen de cabecera RFET

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

La permanencia. Una batalla sin tregua. Un combate a vida o
muerte. Raquetas en alto. El peso de una bandera a las espaldas. Todo en juego.
Nada, fruto del azar. 5 mujeres y un único destino: mantener a España en el
Grupo Mundial II de la Copa Federación. Garbiñe Muguruza, Carla Suárez, María
José Martínez, Georgina García Pérez y la capitana Anabel Medina saben de la
importancia de esta eliminatoria ante Paraguay y sólo pueden tener una palabra
en mente: ganar. 

No es tiempo de dudas ni de titubeos ni tampoco de pensar en
posibles derrotas o eventuales carambolas. Esta eliminatoria sólo puede tener
resultado positivo para volver a hacer creer al público español que nuestra
armada femenina también merece estar en la élite del tenis mundial. Esta
batalla ante Paraguay se presenta, sin duda, como la primera piedra en la
construcción de una nueva esperanza para nuestro país en la máxima competición por
naciones. 

La ‘era Anabel Medina’ no comenzó con buen pie tras la eliminación
de las nuestras ante Italia el pasado mes de febrero. Un cara a cara que
suponía el primer paso para entrar en la pugna por el retorno a la máxima
categoría de la Copa Federación. Las cosas no salieron bien e Italia se llevó
el gato al agua. Sin embargo, en esta nueva eliminatoria la derrota no puede
ser, en ningún caso, una opción. Las españolas han de jugarse, más que nunca,
el todo por el todo para alcanzar ese primer escalón hacia la reconquista de la
élite del tenis mundial.

Un primer paso absolutamente psicológico que nos ayudará a
despertar ese espíritu ganador que tantas alegrías nos dio hace unos años. Con
Arantxa Sánchez Vicario y Conchita Martínez a la cabeza de la expedición
española, la década de los 90 (y parte de los 2000) se convirtió en la de
máximo esplendor para el equipo nacional. Cinco títulos (1991, 1993, 1994, 1995
y 1998) y seis finales (1989, 1992, 1996, 2000, 2002 y 2008) acreditan una
época dorada para el tenis femenino español que, sin duda, refleja que nuestro
país sabe cómo ganar este torneo. 

Y si hay alguien que cree en este equipo esa es Anabel Medina. Tanto
es así que la valenciana decidió renunciar a continuar en el banquillo de la
letona Jelena Ostapenko para poder dirigir al cuadro español. Un compromiso que
ya mantuvo como jugadora durante más de una veintena de eliminatorias y que,
sin duda, le permitirá afrontar esta nueva etapa como capitana con cierto nivel
de experiencia a sus espaldas. Aún en activo, Medina tiene confianza plena en
un equipo que, esta vez sí, cuenta con su número uno, Garbiñe Muguruza. Junto a
ella, Carla Suárez,  María José Martínez
y Georgina García (incorporación de última hora por la lesión de muñeca de Lara
Arruabarrena) repiten bajo las órdenes de Medina con la intención de resarcirse
de la decepción vivida ante Italia.

Así pues, las españolas se verán las caras en La Manga Club (Cartagena,
Murcia) ante un equipo con el que, en principio, no deberían tener demasiados
problemas. Sin embargo, cada partido, cada eliminatoria y cada torneo es
diferente y las paraguayas llegan con la motivación por la nubes en busca de
dar la sorpresa.  Verónica Cepede,
Montserrat González, Camila Giangreco y Laura Escuariza conforman el equipo que
tratará de aguarle la fiesta a las españolas. Dos jornadas (21 y 22 de abril) de
lucha sin descanso. Dos días de batalla a vida o muerte. Un fin de semana para
recobrar la esperanza en nuestro equipo español de Copa Federación.


Imagen de cabecera RFET

etiquetas:

_Femenino

Eva Moral, una vida maravillosa

David Orenes @david_lrl
10-09-2021

_Femenino

Ons Jabeur ya tiene el primero

Alejandro Pérez @aperezgom
23-06-2021