_Inglaterra

Una fantasía real

Daniel Fernández-Pacheco @DFPV96 09-01-2019

etiquetas:

El año pasado, enganchado a un famoso videojuego de fútbol en el que tú eres el entrenador, me encontré con un Wolverhampton Wanderers revoltoso. En su temporada en segunda ascendió sin poner la quinta marcha, casi en abril, con pocas gotas de sudor en su camiseta. En su primer curso en la élite el conjunto de Nuno Espírito Santo -aquel portugués que levantó durante unos meses a toda una ciudad como Valencia- estaba en Europa League. «Qué juego más falso», pensaba. Ya los veremos en la vida real, donde no puedes ser entrenador de primera teniendo una experiencia de jugador de «fin de semana». Una ficción que, por supuesto, fue superada por los hechos acontecidos. 

La realidad es que su temporada pasada en el Championship fue espectacular, aunque tuvieran que sobrellevar el tremendo vigor de una competición inacabable, con 46 envites, de una dureza muy característica. Con 99 puntos, los Wolves mostraron al resto de Inglaterra que su aterrizaje en la Premier sería con estilo. La mezcla de futbolistas autóctonos y extranjeros -muchos de ellos habían llegado a debutar en la Champions League -gritaba con fiereza que su estancia en segunda solo sería de paso, como una parada nocturna en tu itinerario, casi sin preparar. Antes de llegar a la gran ciudad. 

Los de West Midlands tienen como asesor a un Jorge Mendes que ya se le conoce: se maneja de diez en los despachos. El luso tiene una ristra de jugadores de calidad a los que les busca cobijo en un santiamén, para seguir llenándose unos bolsillos saturados. Sin embargo, la plantilla confeccionada por el ex entrenador che aboga por el orden y la disciplina de un bloque amparado por sus 3 centrales y un portero de Champions League, Rui Patricio. El 3-4-3 da una libertad a unos carrileros ávidos de los espacios que dejan los extremos, a pesar de que también les gusta recibir fuera por para centrar. Porque el área contraria la suelen pisar sus tremendos llegadores, y un Raúl Jiménez acertado de cara a gol. 

Ese equilibrio de posiciones y de nivel ha cuajado un conjunto que lucha este curso por Europa y que ya ha vencido a varios de los grandes de Inglaterra. Aunque, sí, hay alguien que brilla con luz propia. Tanto, que ciega a los posibles compradores, dispuestos a pagar lo que sea por él. Rúben Neves es el eje de un conjunto obsesionado en las transiciones rápidas, donde sorprende con sus pases, pero también con su disparo. Así, los Wolves sueñan con estar en el Top 7 de la Premier League con la conciencia tranquila de que no han salido del juego para cargar la partida después de perder. Esta, es una fantasía real.

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

El año pasado, enganchado a un famoso videojuego de fútbol en el que tú eres el entrenador, me encontré con un Wolverhampton Wanderers revoltoso. En su temporada en segunda ascendió sin poner la quinta marcha, casi en abril, con pocas gotas de sudor en su camiseta. En su primer curso en la élite el conjunto de Nuno Espírito Santo -aquel portugués que levantó durante unos meses a toda una ciudad como Valencia- estaba en Europa League. «Qué juego más falso», pensaba. Ya los veremos en la vida real, donde no puedes ser entrenador de primera teniendo una experiencia de jugador de «fin de semana». Una ficción que, por supuesto, fue superada por los hechos acontecidos. 

La realidad es que su temporada pasada en el Championship fue espectacular, aunque tuvieran que sobrellevar el tremendo vigor de una competición inacabable, con 46 envites, de una dureza muy característica. Con 99 puntos, los Wolves mostraron al resto de Inglaterra que su aterrizaje en la Premier sería con estilo. La mezcla de futbolistas autóctonos y extranjeros -muchos de ellos habían llegado a debutar en la Champions League -gritaba con fiereza que su estancia en segunda solo sería de paso, como una parada nocturna en tu itinerario, casi sin preparar. Antes de llegar a la gran ciudad. 

Los de West Midlands tienen como asesor a un Jorge Mendes que ya se le conoce: se maneja de diez en los despachos. El luso tiene una ristra de jugadores de calidad a los que les busca cobijo en un santiamén, para seguir llenándose unos bolsillos saturados. Sin embargo, la plantilla confeccionada por el ex entrenador che aboga por el orden y la disciplina de un bloque amparado por sus 3 centrales y un portero de Champions League, Rui Patricio. El 3-4-3 da una libertad a unos carrileros ávidos de los espacios que dejan los extremos, a pesar de que también les gusta recibir fuera por para centrar. Porque el área contraria la suelen pisar sus tremendos llegadores, y un Raúl Jiménez acertado de cara a gol. 

Ese equilibrio de posiciones y de nivel ha cuajado un conjunto que lucha este curso por Europa y que ya ha vencido a varios de los grandes de Inglaterra. Aunque, sí, hay alguien que brilla con luz propia. Tanto, que ciega a los posibles compradores, dispuestos a pagar lo que sea por él. Rúben Neves es el eje de un conjunto obsesionado en las transiciones rápidas, donde sorprende con sus pases, pero también con su disparo. Así, los Wolves sueñan con estar en el Top 7 de la Premier League con la conciencia tranquila de que no han salido del juego para cargar la partida después de perder. Esta, es una fantasía real.

etiquetas:

_Destacado

Sonrojo en Goodison

Daniel Fernández-Pacheco @DFPV96
02-12-2021