_Baloncesto

Un vistazo al pasado

No son días fáciles los que nos están tocando vivir, pero, como en cualquier otra situación adversa que se nos presente, debemos buscar la parte positiva. Aquello que nos mantenga felices e ilusionados. Y no nos engañemos, si has llegado a estas letras es porque lo tuyo es el deporte en general y el baloncesto en particular, y lo estás echando de menos.

Por supuesto, el deporte es lo menos importante ahora mismo, pero la falta de competición nos ha creado un vacío que está siendo difícil volver a llenar. Nos han quitado las tardes de Euroliga y las noches de NBA. Nos hemos quedado, sin tiempo para asimilarlo, sin las exhibiciones de Larkin, las canastas ganadoras de Mirotić o el histórico duelo angelino que están protagonizando Lakers y Clippers.

¿Y si aprovechamos este tiempo? Seguramente tengas ídolos, como los tengo yo, ya retirados, o sientas envidia de esa gente que siempre habla de héroes pasados. O simplemente te apetezca volver a disfrutar de un buen rato de baloncesto, como puede ser ver a Marc Gasol dominando la ACB con el Akasvayu Girona o a ‘Chichi’ Creus llevando a la gloria al TDK Manresa. Esos partidos y momentos que normalmente no tienes tiempo para ver y que ahora, con la competición en tiempo muerto, se convierten en salvación.

La oferta de estos días en la televisión, ya sea en abierto o de pago, es muy amplia e internet siempre ofrece posibilidades. Disfruta de un joven Pau Gasol dándonos una pequeña muestra, allá por 2001, de lo que iba a llegar a ser o de los duelos para la historia entre la URSS y Yugoslavia.

El archivo de TVE nos está permitiendo, a través de Teledeporte, disfrutar de dos jugadores que marcaron, como mínimo, a un par de generaciones. Y no es para menos. Son, indudablemente, dos de los más grandes. Los what if por excelencia del baloncesto europeoVer a Sabonis correr la pista antes de las lesiones te hace preguntarte qué hubiera sido sin ellas. Tampoco ayudó el contexto de la URSS y la imposibilidad de salir antes a jugar en el extranjero. Una situación parecida vivió Petrović hasta conseguir desembarcar en el Madrid, pero cuando estaba en su mejor momento, en una NBA muy diferente a la actual, nos dejó.

Hemos podido disfrutar estos días de un histórico partido, como fue esa semifinal del Mundobasket de 1986, por cierto, disputado en España entre la URSS y Yugoslavia. Los dos genios en plena juventud y con sed de títulos. Acompañados por jugadores como Dalipagić, Divać, Vólkov o Valters, que empató el choque para llevarlo a la prórroga con un triple espectacular. Ese partido cayó del lado soviético, al igual que la final de los Juegos Olímpicos del 88, donde ambas selecciones se volvieron a cruzar.

Si realizas o ya estás realizando este viaje al pasado, te darás cuenta de lo que ha cambiado todo. Importante: ten en cuenta el contexto, tanto social como deportivo, del momento para poder disfrutar del pasado. Y hazlo porque en cualquier momento volverá la competición, esa que nos engancha y nos deja poco tiempo para lo demásEsa que tanto echamos de menos y que vamos a disfrutar como aquellos primeros torneos que vivimos como niños y siempre nos van a acompañar en nuestros recuerdos.

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

No son días fáciles los que nos están tocando vivir, pero, como en cualquier otra situación adversa que se nos presente, debemos buscar la parte positiva. Aquello que nos mantenga felices e ilusionados. Y no nos engañemos, si has llegado a estas letras es porque lo tuyo es el deporte en general y el baloncesto en particular, y lo estás echando de menos.

Por supuesto, el deporte es lo menos importante ahora mismo, pero la falta de competición nos ha creado un vacío que está siendo difícil volver a llenar. Nos han quitado las tardes de Euroliga y las noches de NBA. Nos hemos quedado, sin tiempo para asimilarlo, sin las exhibiciones de Larkin, las canastas ganadoras de Mirotić o el histórico duelo angelino que están protagonizando Lakers y Clippers.

¿Y si aprovechamos este tiempo? Seguramente tengas ídolos, como los tengo yo, ya retirados, o sientas envidia de esa gente que siempre habla de héroes pasados. O simplemente te apetezca volver a disfrutar de un buen rato de baloncesto, como puede ser ver a Marc Gasol dominando la ACB con el Akasvayu Girona o a ‘Chichi’ Creus llevando a la gloria al TDK Manresa. Esos partidos y momentos que normalmente no tienes tiempo para ver y que ahora, con la competición en tiempo muerto, se convierten en salvación.

La oferta de estos días en la televisión, ya sea en abierto o de pago, es muy amplia e internet siempre ofrece posibilidades. Disfruta de un joven Pau Gasol dándonos una pequeña muestra, allá por 2001, de lo que iba a llegar a ser o de los duelos para la historia entre la URSS y Yugoslavia.

El archivo de TVE nos está permitiendo, a través de Teledeporte, disfrutar de dos jugadores que marcaron, como mínimo, a un par de generaciones. Y no es para menos. Son, indudablemente, dos de los más grandes. Los what if por excelencia del baloncesto europeoVer a Sabonis correr la pista antes de las lesiones te hace preguntarte qué hubiera sido sin ellas. Tampoco ayudó el contexto de la URSS y la imposibilidad de salir antes a jugar en el extranjero. Una situación parecida vivió Petrović hasta conseguir desembarcar en el Madrid, pero cuando estaba en su mejor momento, en una NBA muy diferente a la actual, nos dejó.

Hemos podido disfrutar estos días de un histórico partido, como fue esa semifinal del Mundobasket de 1986, por cierto, disputado en España entre la URSS y Yugoslavia. Los dos genios en plena juventud y con sed de títulos. Acompañados por jugadores como Dalipagić, Divać, Vólkov o Valters, que empató el choque para llevarlo a la prórroga con un triple espectacular. Ese partido cayó del lado soviético, al igual que la final de los Juegos Olímpicos del 88, donde ambas selecciones se volvieron a cruzar.

Si realizas o ya estás realizando este viaje al pasado, te darás cuenta de lo que ha cambiado todo. Importante: ten en cuenta el contexto, tanto social como deportivo, del momento para poder disfrutar del pasado. Y hazlo porque en cualquier momento volverá la competición, esa que nos engancha y nos deja poco tiempo para lo demásEsa que tanto echamos de menos y que vamos a disfrutar como aquellos primeros torneos que vivimos como niños y siempre nos van a acompañar en nuestros recuerdos.