_Fórmula 1

Un piloto para una nueva época

Abraham Marqués @AbrahamMarques_ 08-04-2020

McLaren decidió renovar por completo su alineación para 2019. Tras la marcha de Fernando Alonso y un segundo mal año de Stoffel Vandoorne, los de Woking optaron por una dupla nueva y muy joven. Montaron en uno de sus monoplazas a un joven, pero bastante experimentado, Carlos Sainz. Para el otro asiento, optaron por un piloto de la cantera que no llegaba a los 20 años: Lando Norris.

El equipo vio conveniente darle la oportunidad a un joven de 19 años que venía de hacer un muy buen papel en la Fórmula 2 durante la temporada 2018. Lando, el cual perteneció al programa de jóvenes pilotos de McLaren desde inicios de 2017, firmó un segundo puesto en el campeonato de Fórmula 2 en su primer año completo en la categoría. Dada la situación de renovación estructural en la que se encontraba el equipo, y visto el buen papel desarrollado por el británico, consideraron más que oportuno tenerle en Fórmula 1 a pesar de su corta edad.

Cuando un equipo se encuentra en horas bajas, lo mejor es tener unos pilotos experimentados que ayuden al equipo a levantar el vuelo lo antes posible. Los pilotos debutantes tienen que centrarse en conocer la categoría, por lo que no pueden aportar los conocimientos que haría uno que llevase varios años en la competición. McLaren, con Sainz y Norris, quiso encontrar un equilibrio entre experiencia y apuesta de futuro.

La primera temporada con esta dupla le salió bien a los de Woking. Sainz se ha colocado como líder del equipo, sabiendo mejorar y sacar lo máximo de su monoplaza y Norris ha estado aprendiendo y aportando todo lo que iba conociendo al desarrollo del MCL34.

A pesar de su corta edad, tan solo tiene 20 años, Lando Norris ha demostrado tener el nivel y la madurez suficiente para ser piloto de Fórmula 1. Durante los Grandes Premios de la temporada pasada siempre mostró un gran nivel. Bien es cierto que fue algo inconsistente durante los domingos, lo cual le llevó a conseguir menos puntos de los que podría haber logrado, pero para ser su primera temporada, aprobó con notable.

Norris está destinado a ser uno de los pilotos referencias de la nueva era en la que se adentrará la Fórmula 1. Además de ser buen piloto, tiene otros factores que muy pocos otros de la parrilla tienen. Combina madurez con ser alegre y simpático con todos de una manera extraordinaria. Tras un año por el paddock, todos saben de la alegría que desprende Norris. Siempre tiene lugar para una broma que no sienta mal a nadie o un buen gesto que saca la sonrisa a cualquiera que se encuentre con él. Lando es un buen niño que tiene la posibilidad de correr contra los pilotos más rápidos del planeta.

Lo comentado en el anterior párrafo puede parecer una tontería a la que no se le debería dedicar unas letras, pero el británico, puede que sin quererlo, ha hecho que con su forma de ser se convierta en uno de los pilotos más especiales del paddock.

La categoría está obligada a cambiar de rumbo en el corto plazo. Cada vez menos jóvenes se animan por ver las carreras y la privatización de las emisiones en cadenas de pago hace que el mercado se reduzca aún más. Aquí es donde entra de lleno Lando para ayudar a la Fórmula 1. Como se ha comentado anteriormente, Lando es similar a un niño que le han dejado pilotar en la categoría. Como niño que es, sabe gestionar las redes sociales como lo haría cualquier otro.

Es natural, cuenta su vida y no se esconde detrás de estereotipos o continuos mensajes patrocinados para marcas. Enseña su vida por las redes sociales como lo haría cualquiera de su edad, lo que ocurre que él es piloto de Fórmula 1. Es muy activo en las redes y no pierde oportunidad cada vez que puede competir en una carrera virtual. Ahora, que no tenemos carreras reales, está todas las semanas emitiendo directos con las carreras que disputa desde su casa.

Además, no se muestra solo compitiendo. Para el primer Gran Premio virtual que preparó la Fórmula 1, se puso a llamar en directo a pilotos como Verstappen o Sainz, con bromas incluidas, para que le diesen consejo para la carrera. Incluso conectó en directo con Zak Brown, su jefe de equipo, para que le aconsejara. Detalles como este hacen que le conviertan en especial y que los aficionados quieran seguirle. No es un piloto aburrido que se dedica solo a correr. Es alguien al que entran ganas de ver para disfrutar con cómo interactúa dentro de la competición. Lo que necesitan los jóvenes para aficionarse a la Fórmula 1.

Como se ha comentado anteriormente, para muchos lo expuesto en este artículo sobre Lando Norris puede ser algo insignificante que carece de interés. Pero, para los tiempos que corren actualmente, un piloto como el que tiene ahora McLaren es de lo mejor que le puede pasar a la Fórmula 1. La competición se tiene que adaptar a la nueva era que vendrá. En ella, interesará más la cercanía de piloto y competición al glamour y la exclusividad que ha caracterizado siempre a la categoría. Para ello, el carácter alegre de Norris es perfecto.

Combina de una manera impecable todo lo que siempre ha caracterizado a la Fórmula 1 con la naturalidad de ser una persona normal. Alguien que disfruta de su trabajo, que reparte alegría y que se adapta a los nuevos tiempos. Además, tiene solo 20 años y una carrera prometedora por delante. Solo lleva un año en la parrilla y ha conseguido ser uno de los más conocidos. McLaren acertó dándole la oportunidad.

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

McLaren decidió renovar por completo su alineación para 2019. Tras la marcha de Fernando Alonso y un segundo mal año de Stoffel Vandoorne, los de Woking optaron por una dupla nueva y muy joven. Montaron en uno de sus monoplazas a un joven, pero bastante experimentado, Carlos Sainz. Para el otro asiento, optaron por un piloto de la cantera que no llegaba a los 20 años: Lando Norris.

El equipo vio conveniente darle la oportunidad a un joven de 19 años que venía de hacer un muy buen papel en la Fórmula 2 durante la temporada 2018. Lando, el cual perteneció al programa de jóvenes pilotos de McLaren desde inicios de 2017, firmó un segundo puesto en el campeonato de Fórmula 2 en su primer año completo en la categoría. Dada la situación de renovación estructural en la que se encontraba el equipo, y visto el buen papel desarrollado por el británico, consideraron más que oportuno tenerle en Fórmula 1 a pesar de su corta edad.

Cuando un equipo se encuentra en horas bajas, lo mejor es tener unos pilotos experimentados que ayuden al equipo a levantar el vuelo lo antes posible. Los pilotos debutantes tienen que centrarse en conocer la categoría, por lo que no pueden aportar los conocimientos que haría uno que llevase varios años en la competición. McLaren, con Sainz y Norris, quiso encontrar un equilibrio entre experiencia y apuesta de futuro.

La primera temporada con esta dupla le salió bien a los de Woking. Sainz se ha colocado como líder del equipo, sabiendo mejorar y sacar lo máximo de su monoplaza y Norris ha estado aprendiendo y aportando todo lo que iba conociendo al desarrollo del MCL34.

A pesar de su corta edad, tan solo tiene 20 años, Lando Norris ha demostrado tener el nivel y la madurez suficiente para ser piloto de Fórmula 1. Durante los Grandes Premios de la temporada pasada siempre mostró un gran nivel. Bien es cierto que fue algo inconsistente durante los domingos, lo cual le llevó a conseguir menos puntos de los que podría haber logrado, pero para ser su primera temporada, aprobó con notable.

Norris está destinado a ser uno de los pilotos referencias de la nueva era en la que se adentrará la Fórmula 1. Además de ser buen piloto, tiene otros factores que muy pocos otros de la parrilla tienen. Combina madurez con ser alegre y simpático con todos de una manera extraordinaria. Tras un año por el paddock, todos saben de la alegría que desprende Norris. Siempre tiene lugar para una broma que no sienta mal a nadie o un buen gesto que saca la sonrisa a cualquiera que se encuentre con él. Lando es un buen niño que tiene la posibilidad de correr contra los pilotos más rápidos del planeta.

Lo comentado en el anterior párrafo puede parecer una tontería a la que no se le debería dedicar unas letras, pero el británico, puede que sin quererlo, ha hecho que con su forma de ser se convierta en uno de los pilotos más especiales del paddock.

La categoría está obligada a cambiar de rumbo en el corto plazo. Cada vez menos jóvenes se animan por ver las carreras y la privatización de las emisiones en cadenas de pago hace que el mercado se reduzca aún más. Aquí es donde entra de lleno Lando para ayudar a la Fórmula 1. Como se ha comentado anteriormente, Lando es similar a un niño que le han dejado pilotar en la categoría. Como niño que es, sabe gestionar las redes sociales como lo haría cualquier otro.

Es natural, cuenta su vida y no se esconde detrás de estereotipos o continuos mensajes patrocinados para marcas. Enseña su vida por las redes sociales como lo haría cualquiera de su edad, lo que ocurre que él es piloto de Fórmula 1. Es muy activo en las redes y no pierde oportunidad cada vez que puede competir en una carrera virtual. Ahora, que no tenemos carreras reales, está todas las semanas emitiendo directos con las carreras que disputa desde su casa.

Además, no se muestra solo compitiendo. Para el primer Gran Premio virtual que preparó la Fórmula 1, se puso a llamar en directo a pilotos como Verstappen o Sainz, con bromas incluidas, para que le diesen consejo para la carrera. Incluso conectó en directo con Zak Brown, su jefe de equipo, para que le aconsejara. Detalles como este hacen que le conviertan en especial y que los aficionados quieran seguirle. No es un piloto aburrido que se dedica solo a correr. Es alguien al que entran ganas de ver para disfrutar con cómo interactúa dentro de la competición. Lo que necesitan los jóvenes para aficionarse a la Fórmula 1.

Como se ha comentado anteriormente, para muchos lo expuesto en este artículo sobre Lando Norris puede ser algo insignificante que carece de interés. Pero, para los tiempos que corren actualmente, un piloto como el que tiene ahora McLaren es de lo mejor que le puede pasar a la Fórmula 1. La competición se tiene que adaptar a la nueva era que vendrá. En ella, interesará más la cercanía de piloto y competición al glamour y la exclusividad que ha caracterizado siempre a la categoría. Para ello, el carácter alegre de Norris es perfecto.

Combina de una manera impecable todo lo que siempre ha caracterizado a la Fórmula 1 con la naturalidad de ser una persona normal. Alguien que disfruta de su trabajo, que reparte alegría y que se adapta a los nuevos tiempos. Además, tiene solo 20 años y una carrera prometedora por delante. Solo lleva un año en la parrilla y ha conseguido ser uno de los más conocidos. McLaren acertó dándole la oportunidad.

_Fórmula 1

Las opciones de Fernando Alonso

Abraham Marqués @AbrahamMarques_
25-05-2020

_Fórmula 1

Carlos Sainz, una nueva esperanza

Abraham Marqués @AbrahamMarques_
18-05-2020