_Otros

Un paso adelante

José Gavilán @futbol_internac 25-10-2018

etiquetas:

Después de los primeros dos meses de competición, el balance
del Sevilla Fútbol Club de Pablo Machín es más que positivo. El conjunto
hispalense transita por los puestos más altos de la clasificación en La Liga
habiendo jugado ya con rivales complicados como Real Madrid, Barcelona,
Villarreal o Betis. En UEFA Europa League, los de Nervión tienen la posibilidad
de resarcirse de la derrota en Krasnodar en las dos próximas citas ante el
rival, en teoría, más débil del grupo. En total, el balance es de 12 victorias,
5 derrotas y un empate. Motivos para mantener viva la ilusión.

El punto de inflexión fue la derrota en casa ante el Getafe.
Fue en ese momento donde el técnico soriano transformó los problemas en
soluciones. Las bajas en el centro del campo obligaron a Machín a buscar
alternativas, la falta de gol (hubo un momento en el que el Sevilla estuvo 3
partidos sin marcar en liga) obligó al ex del Girona a poner a dos delanteros
como titulares. Y la apuesta salió bien. El sistema ‘sufrió’ una leve
modificación y el entrenador encontró un once tipo capaz de sacar adelante
cualquier partido ante cualquier rival.

Sin embargo, precisamente en UEFA Europa League, la rotación
en el Sevilla ha provocado dudas. Hay jugadores lejos de su mejor estado de
forma y su participación baja el nivel del equipo. Futbolistas que deben dar un
paso al frente para competir con su compañero de posición y que siguen sin
hacerlo. La exigencia de jugar cada tres días obliga a tener enchufados a más
de 12-13 futbolistas. Gnagnon, Roque Mesa, Muriel, Nolito o Quincy Promes no
pueden dejar escapar las oportunidades que el calendario les brinda. Es el
pescado que se muerde la cola. Todos ellos necesitan estar al 100% físicamente,
algo que solo con minutos pueden conseguir, pero claro, Machín no puede
permitirse el lujo de perder puntos por el camino mientras alcanzan su mejor
nivel. El paso adelante debe plantearse desde otro punto de vista. Encontrar
confianza aún sabiendo que eres suplente no debe ser tarea fácil pero solo así
podrán cambiar su rol.

A los mencionados hay que sumar otros futbolistas que tampoco
han participado demasiado en este inicio de campeonato, aunque sus motivos
están más justificados. Las lesiones han azotado a la defensa y al centro del
campo, las zonas más vulnerables del Sevilla. Es el caso de Sergio Escudero,
Gaby Mercado, Amadou o Gonalons. Solo éste último sigue en proceso de
rehabilitación –ya le queda poco- y sin lugar a dudas, todos ellos darán
oxígeno a los que se han ganado su puesto sobre el terreno de juego en las
últimas semanas.

Una vez encontrado molde al sistema encajando filosofía con
futbolistas, el trabajo del cuerpo técnico pasa por encontrar recambios de
garantía e incluso alternativas según oponente o adversidades. El éxito pasa
por ampliar el número de jugadores cuya participación no haga resentirse al
equipo. Solo se podrá llegar a marzo o abril en las mejores condiciones si
Roque Mesa haces las veces de Banega en el corazón del equipo, si Quincy Promes
demuestra su talento cuando sustituye a Ben Yedder, si Muriel encuentra el gol
sin que echemos demasiado de menos a André Silva. Un nuevo reto para Machín. Un
paso adelante para los menos habituales, y para el equipo. 

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

Después de los primeros dos meses de competición, el balance
del Sevilla Fútbol Club de Pablo Machín es más que positivo. El conjunto
hispalense transita por los puestos más altos de la clasificación en La Liga
habiendo jugado ya con rivales complicados como Real Madrid, Barcelona,
Villarreal o Betis. En UEFA Europa League, los de Nervión tienen la posibilidad
de resarcirse de la derrota en Krasnodar en las dos próximas citas ante el
rival, en teoría, más débil del grupo. En total, el balance es de 12 victorias,
5 derrotas y un empate. Motivos para mantener viva la ilusión.

El punto de inflexión fue la derrota en casa ante el Getafe.
Fue en ese momento donde el técnico soriano transformó los problemas en
soluciones. Las bajas en el centro del campo obligaron a Machín a buscar
alternativas, la falta de gol (hubo un momento en el que el Sevilla estuvo 3
partidos sin marcar en liga) obligó al ex del Girona a poner a dos delanteros
como titulares. Y la apuesta salió bien. El sistema ‘sufrió’ una leve
modificación y el entrenador encontró un once tipo capaz de sacar adelante
cualquier partido ante cualquier rival.

Sin embargo, precisamente en UEFA Europa League, la rotación
en el Sevilla ha provocado dudas. Hay jugadores lejos de su mejor estado de
forma y su participación baja el nivel del equipo. Futbolistas que deben dar un
paso al frente para competir con su compañero de posición y que siguen sin
hacerlo. La exigencia de jugar cada tres días obliga a tener enchufados a más
de 12-13 futbolistas. Gnagnon, Roque Mesa, Muriel, Nolito o Quincy Promes no
pueden dejar escapar las oportunidades que el calendario les brinda. Es el
pescado que se muerde la cola. Todos ellos necesitan estar al 100% físicamente,
algo que solo con minutos pueden conseguir, pero claro, Machín no puede
permitirse el lujo de perder puntos por el camino mientras alcanzan su mejor
nivel. El paso adelante debe plantearse desde otro punto de vista. Encontrar
confianza aún sabiendo que eres suplente no debe ser tarea fácil pero solo así
podrán cambiar su rol.

A los mencionados hay que sumar otros futbolistas que tampoco
han participado demasiado en este inicio de campeonato, aunque sus motivos
están más justificados. Las lesiones han azotado a la defensa y al centro del
campo, las zonas más vulnerables del Sevilla. Es el caso de Sergio Escudero,
Gaby Mercado, Amadou o Gonalons. Solo éste último sigue en proceso de
rehabilitación –ya le queda poco- y sin lugar a dudas, todos ellos darán
oxígeno a los que se han ganado su puesto sobre el terreno de juego en las
últimas semanas.

Una vez encontrado molde al sistema encajando filosofía con
futbolistas, el trabajo del cuerpo técnico pasa por encontrar recambios de
garantía e incluso alternativas según oponente o adversidades. El éxito pasa
por ampliar el número de jugadores cuya participación no haga resentirse al
equipo. Solo se podrá llegar a marzo o abril en las mejores condiciones si
Roque Mesa haces las veces de Banega en el corazón del equipo, si Quincy Promes
demuestra su talento cuando sustituye a Ben Yedder, si Muriel encuentra el gol
sin que echemos demasiado de menos a André Silva. Un nuevo reto para Machín. Un
paso adelante para los menos habituales, y para el equipo. 

etiquetas:

_Otros

Proyectos que suman

Sara Giménez @_SaraGimenez
22-12-2021

_Otros

La mentira de Serdar Çoban

Diego G. Argota @DiegoGArgota21
17-12-2021