_Otros

Un domingo cualquiera

Adrián Lede @lede_b 07-09-2018

etiquetas:

Levantarse un domingo hace unos años era pura
felicidad. Sabías que ese día era el día del fútbol: un día donde te pasabas la
tarde con la oreja pegada a la radio, viajando de Vigo a Sevilla, pasando por
Santander, Zaragoza o Salamanca. El fin era uno: recorrer España a través de
las rondas deportivas del mítico Carrusel Deportivo.
Tras esa intensa tarde, llegaba la noche, donde quienes tenían la suerte de
tener el Plus disfrutaban del partido de la jornada ―el resto soñábamos con
descifrar algo entre las rayas codificadas―. Como fin de fiesta, teníamos los
resúmenes de Estudio Estadio o Tercer Tiempo ―más tarde sería El día del
fútbol―, donde podías ver esos goles que tu mente dibujaba en la tarde
radiofónica.
 
Parecía que esta felicidad duraría eternamente, pero no fue así…
Los domingos pasaron a ser días donde nos levantábamos con la boca pastosa,
dolor de cabeza y algún que otro arrepentimiento por la noche anterior.
Mientras nosotros nos hacíamos mayores, el fútbol se hacía cada vez más joven;
proceso rejuvenecedor que aún se da. Las rondas informativas, los resúmenes y
los programas de calidad deportiva ya no interesan, por eso, la radio ha
perdido parte de su magia y programas como Fiebre Maldini o El día del Fútbol
han pasado a mejor vida ante el dolor de muchos aficionados que crecimos con
ellos.
 
Quizás nos estemos haciendo viejos y la nostalgia se esté apoderando de
nosotros; quizás el fútbol en España esté perdiendo su esencia a pasos
agigantados o quizás se esté produciendo una mezcla entre ambas cosas. Mi
pasión, como la de muchos, se apaga cada temporada más, pero recordar aquellos
domingos de la infancia hace que la llama siga encendida a su modo, al recordar
aquellos domingos en los que no era un día cualquiera.

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

Levantarse un domingo hace unos años era pura
felicidad. Sabías que ese día era el día del fútbol: un día donde te pasabas la
tarde con la oreja pegada a la radio, viajando de Vigo a Sevilla, pasando por
Santander, Zaragoza o Salamanca. El fin era uno: recorrer España a través de
las rondas deportivas del mítico Carrusel Deportivo.
Tras esa intensa tarde, llegaba la noche, donde quienes tenían la suerte de
tener el Plus disfrutaban del partido de la jornada ―el resto soñábamos con
descifrar algo entre las rayas codificadas―. Como fin de fiesta, teníamos los
resúmenes de Estudio Estadio o Tercer Tiempo ―más tarde sería El día del
fútbol―, donde podías ver esos goles que tu mente dibujaba en la tarde
radiofónica.
 
Parecía que esta felicidad duraría eternamente, pero no fue así…
Los domingos pasaron a ser días donde nos levantábamos con la boca pastosa,
dolor de cabeza y algún que otro arrepentimiento por la noche anterior.
Mientras nosotros nos hacíamos mayores, el fútbol se hacía cada vez más joven;
proceso rejuvenecedor que aún se da. Las rondas informativas, los resúmenes y
los programas de calidad deportiva ya no interesan, por eso, la radio ha
perdido parte de su magia y programas como Fiebre Maldini o El día del Fútbol
han pasado a mejor vida ante el dolor de muchos aficionados que crecimos con
ellos.
 
Quizás nos estemos haciendo viejos y la nostalgia se esté apoderando de
nosotros; quizás el fútbol en España esté perdiendo su esencia a pasos
agigantados o quizás se esté produciendo una mezcla entre ambas cosas. Mi
pasión, como la de muchos, se apaga cada temporada más, pero recordar aquellos
domingos de la infancia hace que la llama siga encendida a su modo, al recordar
aquellos domingos en los que no era un día cualquiera.

etiquetas:

_Otros

10 días

Héctor Ruiz @HectorRuizPardo
06-10-2021

_FC Barcelona

Funambulismo

Cristina Caparrós @criscaparros
30-09-2021