_Selecciones

UEFA Nations League: lo que pasó y lo que supone

¿Ha acabado la UEFA Nations League? Nunca termina del todo. Es evidente que esta competición, todavía denostada por el público, ha sido creada para ganar más dinero: la Liga A deja grandes encuentros que uno no podría ver normalmente en la fase de clasificación antigua. Aunque en plena etapa pandémica, donde las famosas burbujas se han hecho imprescindibles, mezclar jugadores y llevarlos a diferentes partes del mundo es una irresponsabilidad. Pero el calendario, apretado como el que más, debía continuar. Se suponía también que esta competición acabaría con los amistosos. De momento sigue habiendo. Estamos más o menos donde antes, aunque el trilero nos haya movido la bolita un poco y nosotros, fieles al fútbol, hayamos aplaudido el movimiento del balón.  

España, Bélgica, Francia e Italia, la probable organizadora, se encontrarán en la gran final de octubre de 2021. Son los campeones de la Liga A, donde destaca el descenso de Islandia, que tampoco fue capaz de conseguir el pase a la Eurocopa, confirmando su pésimo nivel en estos últimos años. Su condición de selección de la máxima categoría le aseguraba prácticamente un lugar del certamen que se celebrará el próximo verano. Sin embargo, tampoco pudo eliminar a Hungría en la repesca y no podrán revivir los sueños de 2016.

Y si antes hablábamos sobre los problemas de tener a una gran mayoría de futbolistas moviéndose por Europa, cuando topamos con la segunda categoría lo entendemos. Noruega tuvo que bajarse del avión tras la negativa de sus autoridades a viajar a Rumanía por el positivo de uno de sus futbolistas. Hay que recordar que cada gobierno tiene su propia manera de obrar en contextos así. ¿El resultado? Austria acabó subiendo a la primera división. Le acompañan República Checa, Hungría y Gales.

En la Liga C, Eslovenia y Grecia, compartían grupos en una división en la que se empieza a notar la diferencia que existe en Europa entre diferentes combinados. Fueron los eslovenos, con un empate en tierras helenas, los que se llevaron el gato al agua y se unieron a Montenegro, Armenia y Albania en el ascenso. Aquí, para los descensos, se aplicó un cambio que la propia Uefa Nations League explica así: “Después de un ajuste a la competición confirmado por la UEFA el 24 de septiembre de 2019, las Ligas A, B y C cuentan ahora con 16 selecciones mientras que siete selecciones están en la Liga D para la edición 2020/21. Con la introducción de la nueva estructura de la liga, dos selecciones de la Liga C descenderán a la Liga D para la tercera edición de la competición en 2022/23. Esas dos selecciones serán determinadas por dos play-offs (a ida y vuelta), que se jugarán entre las cuatro selecciones que queden cuartas en cada grupo de la Liga C”. Moldavia ante Kazajistán; y Estonia frente a Chipre son los que jugarán las castañas para no caer a la última división.  

En los infiernos, donde se concentran las selecciones de peor rango, Gibraltar obró su pequeño milagro y se aupó en un grupo con Liechtenstein y San Marino. Un gran paso para el conjunto del Peñón. En el otro Islas Feroe, demostrando sus avances, consiguió un preciado ascenso sin perder ni un choque.

La fase clasificatoria para el Mundial se mantendrá igual: los diez primeros clasificados obtendrán un billete para Catar. El formato de los play-offs, sin embargo, ha evolucionado y consistirá en dos rondas eliminatorias, en vez de una, con tres selecciones logrando el pase. Involucrará a los diez segundos clasificados de los grupos y a los dos ganadores de grupo de la UEFA Nations League. Pese a ello, ellos mismos aseguran que este formato todavía tiene que ser aprobado por la FIFA. Como si no tuviéramos suficiente incertidumbre con el coronavirus.  

Imagen de caebecera: Matthias Hangst/Getty Images

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

¿Ha acabado la UEFA Nations League? Nunca termina del todo. Es evidente que esta competición, todavía denostada por el público, ha sido creada para ganar más dinero: la Liga A deja grandes encuentros que uno no podría ver normalmente en la fase de clasificación antigua. Aunque en plena etapa pandémica, donde las famosas burbujas se han hecho imprescindibles, mezclar jugadores y llevarlos a diferentes partes del mundo es una irresponsabilidad. Pero el calendario, apretado como el que más, debía continuar. Se suponía también que esta competición acabaría con los amistosos. De momento sigue habiendo. Estamos más o menos donde antes, aunque el trilero nos haya movido la bolita un poco y nosotros, fieles al fútbol, hayamos aplaudido el movimiento del balón.  

España, Bélgica, Francia e Italia, la probable organizadora, se encontrarán en la gran final de octubre de 2021. Son los campeones de la Liga A, donde destaca el descenso de Islandia, que tampoco fue capaz de conseguir el pase a la Eurocopa, confirmando su pésimo nivel en estos últimos años. Su condición de selección de la máxima categoría le aseguraba prácticamente un lugar del certamen que se celebrará el próximo verano. Sin embargo, tampoco pudo eliminar a Hungría en la repesca y no podrán revivir los sueños de 2016.

Y si antes hablábamos sobre los problemas de tener a una gran mayoría de futbolistas moviéndose por Europa, cuando topamos con la segunda categoría lo entendemos. Noruega tuvo que bajarse del avión tras la negativa de sus autoridades a viajar a Rumanía por el positivo de uno de sus futbolistas. Hay que recordar que cada gobierno tiene su propia manera de obrar en contextos así. ¿El resultado? Austria acabó subiendo a la primera división. Le acompañan República Checa, Hungría y Gales.

En la Liga C, Eslovenia y Grecia, compartían grupos en una división en la que se empieza a notar la diferencia que existe en Europa entre diferentes combinados. Fueron los eslovenos, con un empate en tierras helenas, los que se llevaron el gato al agua y se unieron a Montenegro, Armenia y Albania en el ascenso. Aquí, para los descensos, se aplicó un cambio que la propia Uefa Nations League explica así: “Después de un ajuste a la competición confirmado por la UEFA el 24 de septiembre de 2019, las Ligas A, B y C cuentan ahora con 16 selecciones mientras que siete selecciones están en la Liga D para la edición 2020/21. Con la introducción de la nueva estructura de la liga, dos selecciones de la Liga C descenderán a la Liga D para la tercera edición de la competición en 2022/23. Esas dos selecciones serán determinadas por dos play-offs (a ida y vuelta), que se jugarán entre las cuatro selecciones que queden cuartas en cada grupo de la Liga C”. Moldavia ante Kazajistán; y Estonia frente a Chipre son los que jugarán las castañas para no caer a la última división.  

En los infiernos, donde se concentran las selecciones de peor rango, Gibraltar obró su pequeño milagro y se aupó en un grupo con Liechtenstein y San Marino. Un gran paso para el conjunto del Peñón. En el otro Islas Feroe, demostrando sus avances, consiguió un preciado ascenso sin perder ni un choque.

La fase clasificatoria para el Mundial se mantendrá igual: los diez primeros clasificados obtendrán un billete para Catar. El formato de los play-offs, sin embargo, ha evolucionado y consistirá en dos rondas eliminatorias, en vez de una, con tres selecciones logrando el pase. Involucrará a los diez segundos clasificados de los grupos y a los dos ganadores de grupo de la UEFA Nations League. Pese a ello, ellos mismos aseguran que este formato todavía tiene que ser aprobado por la FIFA. Como si no tuviéramos suficiente incertidumbre con el coronavirus.  

Imagen de caebecera: Matthias Hangst/Getty Images

_Selecciones

Gracias por todo, Eurocopa

Daniel Fernández-Pacheco @DFPV96
09-07-2021

_Selecciones

Una Eurocopa que se nos va

Daniel Fernández-Pacheco @DFPV96
01-07-2021