_Otros

El tremendo error de la portera danesa Petersen ante Alemania

La selección de Dinamarca ha conseguido convertirse en el blanco de todas las miradas en esta Eurocopa al derrotar a la todopoderosa Alemania por 1-2 y alcanzar las semifinales del torneo europeo. Sin embargo, no todo fueron alegrías para las danesas, que fueron capaces de lo mejor y de lo peor en un mismo partido. 90 minutos para demostrar que podían llevar a cabo una increíble remontada ante la gran selección germana así como para cometer errores garrafales como el de su portera, Stina Lykke Petersen, en los primeros compases del duelo.

Las danesas dieron la campanada al término del encuentro, en cambio, su portera no disfrutó de uno de los mejores partidos de su vida. La guardameta se llevó, en los primeros minutos del partido, la peor parte en toda esta historia al ser víctima de los nervios y la precipitación, los cuales le jugaron una mala pasada. Un mal trago tras cometer un grave error en un despeje que permitió a Alemania adelantarse en el segundo minuto de partido tras un disparo lejano de Isabel Kerschowski.

La germana realizó un lanzamiento desde el vértice del área que parecía no ser demasiado peligroso. Centrado y sin una potencia desmedida, el esférico resultaba un caramelo para Petersen, que, en principio, solo tenía que coger la pelota sin hacer un gran esfuerzo. Sin embargo, la guardameta danesa se propuso despejar de puños, a mano cambiada, para evitar cualquier imprevisto, lo que terminó siendo una mala idea.

El balón golpeó en su guante derecho y tomó la dirección contraria a la esperada por el conjunto danés y, en especial, la deseada por la guardameta Petersen, que acabó metiéndose el esférico en su propia portería. Así pues, un inicio de partido nefasto que, de manera contraria a lo esperado, alentó a las jugadoras danesas para que llevaran a cabo la mejor remontada, sin duda, de sus vidas.

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

La selección de Dinamarca ha conseguido convertirse en el blanco de todas las miradas en esta Eurocopa al derrotar a la todopoderosa Alemania por 1-2 y alcanzar las semifinales del torneo europeo. Sin embargo, no todo fueron alegrías para las danesas, que fueron capaces de lo mejor y de lo peor en un mismo partido. 90 minutos para demostrar que podían llevar a cabo una increíble remontada ante la gran selección germana así como para cometer errores garrafales como el de su portera, Stina Lykke Petersen, en los primeros compases del duelo.

Las danesas dieron la campanada al término del encuentro, en cambio, su portera no disfrutó de uno de los mejores partidos de su vida. La guardameta se llevó, en los primeros minutos del partido, la peor parte en toda esta historia al ser víctima de los nervios y la precipitación, los cuales le jugaron una mala pasada. Un mal trago tras cometer un grave error en un despeje que permitió a Alemania adelantarse en el segundo minuto de partido tras un disparo lejano de Isabel Kerschowski.

La germana realizó un lanzamiento desde el vértice del área que parecía no ser demasiado peligroso. Centrado y sin una potencia desmedida, el esférico resultaba un caramelo para Petersen, que, en principio, solo tenía que coger la pelota sin hacer un gran esfuerzo. Sin embargo, la guardameta danesa se propuso despejar de puños, a mano cambiada, para evitar cualquier imprevisto, lo que terminó siendo una mala idea.

El balón golpeó en su guante derecho y tomó la dirección contraria a la esperada por el conjunto danés y, en especial, la deseada por la guardameta Petersen, que acabó metiéndose el esférico en su propia portería. Así pues, un inicio de partido nefasto que, de manera contraria a lo esperado, alentó a las jugadoras danesas para que llevaran a cabo la mejor remontada, sin duda, de sus vidas.

_Otros

Se retira Ander Mirambell, un pionero

Marcos Pimentel @PimenMarcos77
18-05-2022

_Otros

EA Sports rompe con FIFA

Redacción @SpheraSports
11-05-2022