_

Trabajar en silencio para ser un portero de récord

Christian Díez @http://www.twitter.com/christiandiez 27-01-2014

etiquetas:

Christian DÍEZ

Christian DÍEZ – El pasado sábado, el mismo día que el Real Madrid jugó contra el Granada en el Santiago Bernabéu y consiguió por unas horas ser líder de la tabla clasificatoria, Diego López estaba de aniversario. El cancerbero gallego celebraba un año desde que arribara de nuevo a la casa blanca. Un año difícil, tenso, de trabajo en silencio, pocas veces reconocido por la prensa, pero valorada por un sector de la afición que va más allá de las disputas que algunos han querido crear entre él e Iker Casillas. Disputas creadas por ese sector, que intencionadamente, y con el oscurantismo propio del que hace el mal, interpreta y valoriza a uno por encima del otro. Ambos tiene su valor, su importancia, y Diego ha sabido trabajar en silencio para revitalizar su calidad, una vez más, más que contrastada.

Diego López volvió a casa en un momento complicado, con Casillas lesionado y con el debate de la portería más vivo que nunca. Mourinho había perdido la fe en Iker, en su vitalidad única, en su omnipresencia. Quería ponerle a prueba, buscarle competencia. Adán tuvo su oportunidad, pero al canterano se le vio bastante verde como para ocupar una plaza tan complicada como es la portería del Real Madrid. El técnico luso no lo dudó. Peinó el mercado y encontró en Diego López lo que buscaba. Madridismo de cuna, de corazón. Siete años en el club bien valían para volver a darle una oportunidad, esa que en el pasado le negó el momento de forma de Iker. Único por aquel entonces.


Iker Casillas y Diego López durante un entrenamiento | Getty Images

El cancerbero gallego llegó un 25 de enero de 2013 de nuevo al Bernabéu, pero no fue hasta cinco días después cuando se produjo su ‘re-debut’. Un partido en el banquillo, y de nuevo al campo, frente al Barça, en las semifinales de la Copa del Rey. Diego López volvía a defender un escudo por el que había peleado en su juventud, el mismo que le brindaba de nuevo una oportunidad una vez cumplida la treintena. Una oportunidad que sabía no podía desaprovechar.

Pasaron las fechas, Casillas se recuperó de su la fractura en la base del primer metacarpiano de su mano izquierda. Dos meses en el dique seco para el hasta entonces indiscutible portero del Real Madrid. El salvador de la última década del conjunto blanco, conocía la otra cara de la moneda. Diego mostraba firmeza, no se arrugaba. Había aprendido a trabajar en silencio, a confiar en su talento. Él era ahora el titular del Real Madrid y nadie le desbancaba.

Muchas campañas mediáticas intentaron acabar con él, pero el gallego ha pasado y se ha dedicado a lo que debe dedicarse un portero, a trabajar por ser titular, a luchar en los campos de entrenamiento por un puesto, sin ayudas ni tiranteces. Se marchó Mourinho y llegó Ancelotti y las tornas no cambiaron demasiado. Diego siguió siendo el preferido para el italiano. Le dio las llaves de la portería en Liga, dejando para Iker la Copa y la Champions. Dura papeleta resuelta con galantería por el nuevo míster blanco.


Los números de Diego López en su año en Madrid | Infografía de Christian Díez

Carlo ha conseguido encontrar en la duplicidad entre ambos un seguro de vida para el conjunto blanco. En estos momentos, entre ambos suman siete partidos sin encajar un gol, todo un récord que no se conseguía el equipo desde la temporada 1994/1995. El debate ha quedado atrás. Ambos parecen haber asumido su rol en el equipo, más que pese a un sector de la prensa que sigue radicalizando el debate de la portería, tema más que cerrado en la casa blanca.
Diego López está de aniversario y cumple récords, siendo el cancerbero que más minutos suma esta temporada dejando su portería a cero en Liga (388 minutos hasta la fecha), el único que ha acabado cuatro partidos consecutivos sin encajar un gol. Situación de la cual también presume Casillas, sumando un total de 592 minutos sin recibir un tanto, su máxima a lo largo de su carrera. Dos porteros únicos de los que sólo puede presumir el Real Madrid.

[Sigue la actualidad del Real Madrid en @RMsphera]

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

Christian DÍEZ – El pasado sábado, el mismo día que el Real Madrid jugó contra el Granada en el Santiago Bernabéu y consiguió por unas horas ser líder de la tabla clasificatoria, Diego López estaba de aniversario. El cancerbero gallego celebraba un año desde que arribara de nuevo a la casa blanca. Un año difícil, tenso, de trabajo en silencio, pocas veces reconocido por la prensa, pero valorada por un sector de la afición que va más allá de las disputas que algunos han querido crear entre él e Iker Casillas. Disputas creadas por ese sector, que intencionadamente, y con el oscurantismo propio del que hace el mal, interpreta y valoriza a uno por encima del otro. Ambos tiene su valor, su importancia, y Diego ha sabido trabajar en silencio para revitalizar su calidad, una vez más, más que contrastada.

Diego López volvió a casa en un momento complicado, con Casillas lesionado y con el debate de la portería más vivo que nunca. Mourinho había perdido la fe en Iker, en su vitalidad única, en su omnipresencia. Quería ponerle a prueba, buscarle competencia. Adán tuvo su oportunidad, pero al canterano se le vio bastante verde como para ocupar una plaza tan complicada como es la portería del Real Madrid. El técnico luso no lo dudó. Peinó el mercado y encontró en Diego López lo que buscaba. Madridismo de cuna, de corazón. Siete años en el club bien valían para volver a darle una oportunidad, esa que en el pasado le negó el momento de forma de Iker. Único por aquel entonces.


Iker Casillas y Diego López durante un entrenamiento | Getty Images

El cancerbero gallego llegó un 25 de enero de 2013 de nuevo al Bernabéu, pero no fue hasta cinco días después cuando se produjo su ‘re-debut’. Un partido en el banquillo, y de nuevo al campo, frente al Barça, en las semifinales de la Copa del Rey. Diego López volvía a defender un escudo por el que había peleado en su juventud, el mismo que le brindaba de nuevo una oportunidad una vez cumplida la treintena. Una oportunidad que sabía no podía desaprovechar.

Pasaron las fechas, Casillas se recuperó de su la fractura en la base del primer metacarpiano de su mano izquierda. Dos meses en el dique seco para el hasta entonces indiscutible portero del Real Madrid. El salvador de la última década del conjunto blanco, conocía la otra cara de la moneda. Diego mostraba firmeza, no se arrugaba. Había aprendido a trabajar en silencio, a confiar en su talento. Él era ahora el titular del Real Madrid y nadie le desbancaba.

Muchas campañas mediáticas intentaron acabar con él, pero el gallego ha pasado y se ha dedicado a lo que debe dedicarse un portero, a trabajar por ser titular, a luchar en los campos de entrenamiento por un puesto, sin ayudas ni tiranteces. Se marchó Mourinho y llegó Ancelotti y las tornas no cambiaron demasiado. Diego siguió siendo el preferido para el italiano. Le dio las llaves de la portería en Liga, dejando para Iker la Copa y la Champions. Dura papeleta resuelta con galantería por el nuevo míster blanco.


Los números de Diego López en su año en Madrid | Infografía de Christian Díez

Carlo ha conseguido encontrar en la duplicidad entre ambos un seguro de vida para el conjunto blanco. En estos momentos, entre ambos suman siete partidos sin encajar un gol, todo un récord que no se conseguía el equipo desde la temporada 1994/1995. El debate ha quedado atrás. Ambos parecen haber asumido su rol en el equipo, más que pese a un sector de la prensa que sigue radicalizando el debate de la portería, tema más que cerrado en la casa blanca.
Diego López está de aniversario y cumple récords, siendo el cancerbero que más minutos suma esta temporada dejando su portería a cero en Liga (388 minutos hasta la fecha), el único que ha acabado cuatro partidos consecutivos sin encajar un gol. Situación de la cual también presume Casillas, sumando un total de 592 minutos sin recibir un tanto, su máxima a lo largo de su carrera. Dos porteros únicos de los que sólo puede presumir el Real Madrid.

[Sigue la actualidad del Real Madrid en @RMsphera]

etiquetas:

Christian DÍEZ

_Destacado

Arrancaron los Juegos Olímpicos

Redacción @SpheraSports
23-07-2021

_Destacado

El arte de la gimnasia española

David Orenes @david_lrl
23-07-2021