_Otros

Todos los caminos pueden llevar al éxito

Javier Siñeriz @jsineriz96 11-10-2018

etiquetas:

En los últimos años, el fútbol ha ido encaminado hacia un estilo de juego
en el que el balón era el principal protagonista y en el que todos los equipos
parecían estar obsesionados con crear. Sin embargo, en el último año, esa
tendencia parece que ha empezado a cambiar. Ahora vemos más equipos replegados
y que tratan de salir a la contra, equipos que, con poquísima posesión,
consiguen ganar partidos, incluso campeonatos. Cada uno tiene su forma de jugar
preferida, la mía la desvelaré más adelante. No obstante, y gracias a Dios, en
el fútbol la verdad universal no existe y todos los caminos y estilos pueden
llevarte al éxito.

En la última semana se han producido dos hechos curiosos e importantes en
España. El primero fue una curiosa estadística que nos dejó el fin de semana. En
los siete primeros partidos de la pasada jornada de LaLiga, los equipos que
ganaron tuvieron menos posesión que su rival. Ese dato cambió ligeramente con
las victorias de Sevilla y Espanyol, quienes sí tuvieron más posesión de balón
que su rival.

El otro hecho es el Curso de Formación Continua de Licencia UEFA de
entrenadores que ha tenido lugar esta semana en la Ciudad del Fútbol de Las
Rozas. En estas jornadas en las que diferentes técnicos han charlado con
compañeros y con medios de comunicación, se ha remarcado que, para ganar un
partido de fútbol, no es vital tener más balón que tu rival. Por ejemplo,
Mauricio Pochettino decía que, “si no sales con el portero parece que no juegas
al fútbol”. Esto es una verdad como un templo, te puede gustar más o menos,
pero el juego de repliegue y contraataque te puede llevar al éxito igual que el
juego de toque y posesión.

A mí también me gusta el juego que proponen Pep Guardiola y Quique Setién,
sí. Pero, para poder llevar a cabo esa idea, tienes que tener una plantilla que
pueda desarrollar ese modelo de juego que ambos proponen. En este punto, quiero
remarcar que la posesión de balón no sirve solo para que en las estadísticas
aparezca que has tenido más balón que tu rival. La posesión sirve para
defenderte, para llevar tú la iniciativa del juego y para tener más opciones de
crear ocasiones de peligro y, por lo tanto, goles.

Puede sonar a tópico, pero es verdad, es mucho más difícil crear que
destruir, por eso tienen tanto mérito los equipos que proponen fútbol. En esta
temporada de LaLiga se ha comenzado a ver una tendencia clara, pocos equipos
tienen un porcentaje de posesión de balón muy superior al de sus rivales. Estos
son el Barcelona, el Madrid y el Betis, quienes tienen un porcentaje de más del
60%. En el otro punto aparecen los equipos que, teniendo menos balón, saben
aprovechar la coyuntura para hacer daño a sus rivales.

Esta tendencia táctica se ha visto en los últimos tiempos. El Leicester y
el Atlético de Madrid ganaron sendas ligas siendo inferiores en posesión a sus
rivales directos por el título. Esto parecía diluido hasta el Mundial de Rusia.
Francia ganó el campeonato con un juego de repliegue y juego directo que
potenciaba a sus grandes estrellas. Estábamos acostumbrados a lo contrario,
pero, en el fútbol, las tendencias también cambian.

En LaLiga se está viendo una variedad táctica que enriquece sobremanera el
campeonato. Se ven equipos que proponen de forma clara un juego de posesión y
equipos que se sienten tremendamente cómodos sin balón y que esperan el error
de su rival para hacer daño. Un ejemplo de este último grupo es el Alavés. El
equipo de Abelardo conoce sus virtudes y sus defectos, y hace todo a la
perfección para potenciar las primeras y esconder los segundos. Algo similar
ocurre con el Getafe de Bordalás, el Valencia de Marcelino y, sobre todo, con
el Atlético de Madrid de Simeone.

Está claro, cada uno tiene su forma de ver el fútbol y su modo de juego
preferido. Eso es lo bonito de este deporte, esa confrontación de estilos y de
maneras de entenderlo. Hace poco tiempo parecía un sacrilegio jugar replegado y
salir a la contra, ahora, el juego de transiciones y de contraataque está a la
orden del día. Las tendencias cambian, pero, la esencia de este maravilloso
deporte siempre está presente. Debemos tener claro que todos los caminos pueden
llevar al éxito.

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

En los últimos años, el fútbol ha ido encaminado hacia un estilo de juego
en el que el balón era el principal protagonista y en el que todos los equipos
parecían estar obsesionados con crear. Sin embargo, en el último año, esa
tendencia parece que ha empezado a cambiar. Ahora vemos más equipos replegados
y que tratan de salir a la contra, equipos que, con poquísima posesión,
consiguen ganar partidos, incluso campeonatos. Cada uno tiene su forma de jugar
preferida, la mía la desvelaré más adelante. No obstante, y gracias a Dios, en
el fútbol la verdad universal no existe y todos los caminos y estilos pueden
llevarte al éxito.

En la última semana se han producido dos hechos curiosos e importantes en
España. El primero fue una curiosa estadística que nos dejó el fin de semana. En
los siete primeros partidos de la pasada jornada de LaLiga, los equipos que
ganaron tuvieron menos posesión que su rival. Ese dato cambió ligeramente con
las victorias de Sevilla y Espanyol, quienes sí tuvieron más posesión de balón
que su rival.

El otro hecho es el Curso de Formación Continua de Licencia UEFA de
entrenadores que ha tenido lugar esta semana en la Ciudad del Fútbol de Las
Rozas. En estas jornadas en las que diferentes técnicos han charlado con
compañeros y con medios de comunicación, se ha remarcado que, para ganar un
partido de fútbol, no es vital tener más balón que tu rival. Por ejemplo,
Mauricio Pochettino decía que, “si no sales con el portero parece que no juegas
al fútbol”. Esto es una verdad como un templo, te puede gustar más o menos,
pero el juego de repliegue y contraataque te puede llevar al éxito igual que el
juego de toque y posesión.

A mí también me gusta el juego que proponen Pep Guardiola y Quique Setién,
sí. Pero, para poder llevar a cabo esa idea, tienes que tener una plantilla que
pueda desarrollar ese modelo de juego que ambos proponen. En este punto, quiero
remarcar que la posesión de balón no sirve solo para que en las estadísticas
aparezca que has tenido más balón que tu rival. La posesión sirve para
defenderte, para llevar tú la iniciativa del juego y para tener más opciones de
crear ocasiones de peligro y, por lo tanto, goles.

Puede sonar a tópico, pero es verdad, es mucho más difícil crear que
destruir, por eso tienen tanto mérito los equipos que proponen fútbol. En esta
temporada de LaLiga se ha comenzado a ver una tendencia clara, pocos equipos
tienen un porcentaje de posesión de balón muy superior al de sus rivales. Estos
son el Barcelona, el Madrid y el Betis, quienes tienen un porcentaje de más del
60%. En el otro punto aparecen los equipos que, teniendo menos balón, saben
aprovechar la coyuntura para hacer daño a sus rivales.

Esta tendencia táctica se ha visto en los últimos tiempos. El Leicester y
el Atlético de Madrid ganaron sendas ligas siendo inferiores en posesión a sus
rivales directos por el título. Esto parecía diluido hasta el Mundial de Rusia.
Francia ganó el campeonato con un juego de repliegue y juego directo que
potenciaba a sus grandes estrellas. Estábamos acostumbrados a lo contrario,
pero, en el fútbol, las tendencias también cambian.

En LaLiga se está viendo una variedad táctica que enriquece sobremanera el
campeonato. Se ven equipos que proponen de forma clara un juego de posesión y
equipos que se sienten tremendamente cómodos sin balón y que esperan el error
de su rival para hacer daño. Un ejemplo de este último grupo es el Alavés. El
equipo de Abelardo conoce sus virtudes y sus defectos, y hace todo a la
perfección para potenciar las primeras y esconder los segundos. Algo similar
ocurre con el Getafe de Bordalás, el Valencia de Marcelino y, sobre todo, con
el Atlético de Madrid de Simeone.

Está claro, cada uno tiene su forma de ver el fútbol y su modo de juego
preferido. Eso es lo bonito de este deporte, esa confrontación de estilos y de
maneras de entenderlo. Hace poco tiempo parecía un sacrilegio jugar replegado y
salir a la contra, ahora, el juego de transiciones y de contraataque está a la
orden del día. Las tendencias cambian, pero, la esencia de este maravilloso
deporte siempre está presente. Debemos tener claro que todos los caminos pueden
llevar al éxito.

etiquetas:

_Otros

Aunque solo uno fuera

Borja Pardo @Borja_Pardo
09-06-2020

_Otros

En tiempo de crisis, cantera y recámara

Diego G. Argota @Diego21Garcia
05-05-2020