_

Tim Howard: la fuerza bajo presión 

Borja Pardo @Borja_Pardo 23-05-2014

etiquetas:

Paco LÓPEZ

Paco LÓPEZ – Las comparaciones siempre son odiosas, pero irremediables. En la retina del aficionado quedan grabadas actuaciones épicas, jugadores que son capaces de levantar escudos y entidades enteras. El problema viene cuando hay que dejar paso. Muchas veces lo suele entender antes el propio héroe que el aficionado, ya que la memoria llega a pesar más que los hechos.

La situación incómoda le toca entonces al novato, luchando contra una afición que anhela a otro (con quien se le comparar) y el tiempo de adaptación no existe. Deberá rendir desde el primer momento. Muchos han avanzado rápidamente gracias a situaciones extremas como David De Gea, otros han sido devorados por la sombra de su predecesor como David Moyes o el protagonista de estas líneas.

La aventura de Tim Howard en Inglaterra comenzó a un ritmo frenético. El Manchester United pujó fuerte por el meta de Nueva Jersey, que despuntaba en el equipo de su ciudad, los MetroStars, y en su primer partido oficial dio la Community Shield en la tanda de penaltis para el club de Old Trafford. Buen inicio para tapar el hueco dejado por Barthez. Su primer semestre prosiguió de manera agridulce con críticas de todo menos constructivas, como quien quiere cambiar a su pareja comparándole con su ex. Howard no era Barthez, menos aún aquel inexperto Howard.

Entonces llegó la noche. Vuelta de octavos de Final de la UEFA Champions League 2003/2004; minuto 90, defendiendo el 1-0 contra el Oporto (2-1 en la ida). Falta lejana que va a puerta, Tim no se aclara entre atrapar y despejar, el balón queda muerto y Costinha anota. Silencio sepulcral en Old Trafford.

Aquel Manchester United jamás sería el mismo. Aquel error propició el fichaje de van der Sar, tras no conseguir buenos resultados con otros porteros como con Roy Carroll y Ricardo López. El holandés llegaba y el norteamericano marchaba.

La sombra de Barthez nunca le dejó respirar en Manchester y el precio de un error era irreparable. En el verano de 2006 llamó el Everton a su puerta y Tim Howard encontró su casa. Desde el primer día se instaló en la meta de Goodison Park y de ahí no ha salido. Incluso llegó a cerrar el círculo parando dos penaltis al United en las semifinales de FA Cup, en 2008.

Muchos se hubiesen derrumbado en esas circunstancias, pero Tim Howard no, y su carrera no se ha frenado. La 2013/2014 ha sido la temporada de mayor nivel para el meta estadounidense que encara la más que probable última cita mundialista del jugador de 35 años.

Sin la agilidad de sus primeros años en Goodison Park, pero con las muestras de mayor entereza, sin acciones aceleradas de uno contra uno (su lunar más grande) e intimidando como nunca. Esta nueva etapa para el Everton le ha colocado como una de las voces cantantes del vestuario.

Y eso es lo más envidiable de Howard, esa autoconfianza para erigirse tras malos momentos. Ya sea con un gol fallado pagando cara la novatada en Europa o tras el verano de 2013 en el que Guzan le amenaza en la portería de la selección y Joel llegaba para presentar batalla en el Everton.

 

NOTA.- Puedes comprar la #GuiaBrasil2014 aquí: http://goo.gl/P5U0NV

Usa el código promocional SPHERAPROMO y te sale la Guía por 3,99€ (230 páginas). Datos de OPTA y opinión + información de más de 50 analistas de diferentes medios internacionales como Eurosport, Canal+, Sky Sports, Cadena COPE, CNN, ESPN, Televisa, Le Parisien, Cadena COPE, Corriere dello Sport y diferentes medios de Centroamérica y Sudamérica.

Además, con la compra de la Guía recibirás cupones de descuento y la actualización gratuita a primeros de junio, una vez se conozcan los 23 representantes de cada país.

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

Paco LÓPEZ – Las comparaciones siempre son odiosas, pero irremediables. En la retina del aficionado quedan grabadas actuaciones épicas, jugadores que son capaces de levantar escudos y entidades enteras. El problema viene cuando hay que dejar paso. Muchas veces lo suele entender antes el propio héroe que el aficionado, ya que la memoria llega a pesar más que los hechos.

La situación incómoda le toca entonces al novato, luchando contra una afición que anhela a otro (con quien se le comparar) y el tiempo de adaptación no existe. Deberá rendir desde el primer momento. Muchos han avanzado rápidamente gracias a situaciones extremas como David De Gea, otros han sido devorados por la sombra de su predecesor como David Moyes o el protagonista de estas líneas.

La aventura de Tim Howard en Inglaterra comenzó a un ritmo frenético. El Manchester United pujó fuerte por el meta de Nueva Jersey, que despuntaba en el equipo de su ciudad, los MetroStars, y en su primer partido oficial dio la Community Shield en la tanda de penaltis para el club de Old Trafford. Buen inicio para tapar el hueco dejado por Barthez. Su primer semestre prosiguió de manera agridulce con críticas de todo menos constructivas, como quien quiere cambiar a su pareja comparándole con su ex. Howard no era Barthez, menos aún aquel inexperto Howard.

Entonces llegó la noche. Vuelta de octavos de Final de la UEFA Champions League 2003/2004; minuto 90, defendiendo el 1-0 contra el Oporto (2-1 en la ida). Falta lejana que va a puerta, Tim no se aclara entre atrapar y despejar, el balón queda muerto y Costinha anota. Silencio sepulcral en Old Trafford.

Aquel Manchester United jamás sería el mismo. Aquel error propició el fichaje de van der Sar, tras no conseguir buenos resultados con otros porteros como con Roy Carroll y Ricardo López. El holandés llegaba y el norteamericano marchaba.

La sombra de Barthez nunca le dejó respirar en Manchester y el precio de un error era irreparable. En el verano de 2006 llamó el Everton a su puerta y Tim Howard encontró su casa. Desde el primer día se instaló en la meta de Goodison Park y de ahí no ha salido. Incluso llegó a cerrar el círculo parando dos penaltis al United en las semifinales de FA Cup, en 2008.

Muchos se hubiesen derrumbado en esas circunstancias, pero Tim Howard no, y su carrera no se ha frenado. La 2013/2014 ha sido la temporada de mayor nivel para el meta estadounidense que encara la más que probable última cita mundialista del jugador de 35 años.

Sin la agilidad de sus primeros años en Goodison Park, pero con las muestras de mayor entereza, sin acciones aceleradas de uno contra uno (su lunar más grande) e intimidando como nunca. Esta nueva etapa para el Everton le ha colocado como una de las voces cantantes del vestuario.

Y eso es lo más envidiable de Howard, esa autoconfianza para erigirse tras malos momentos. Ya sea con un gol fallado pagando cara la novatada en Europa o tras el verano de 2013 en el que Guzan le amenaza en la portería de la selección y Joel llegaba para presentar batalla en el Everton.

 

NOTA.- Puedes comprar la #GuiaBrasil2014 aquí: http://goo.gl/P5U0NV

Usa el código promocional SPHERAPROMO y te sale la Guía por 3,99€ (230 páginas). Datos de OPTA y opinión + información de más de 50 analistas de diferentes medios internacionales como Eurosport, Canal+, Sky Sports, Cadena COPE, CNN, ESPN, Televisa, Le Parisien, Cadena COPE, Corriere dello Sport y diferentes medios de Centroamérica y Sudamérica.

Además, con la compra de la Guía recibirás cupones de descuento y la actualización gratuita a primeros de junio, una vez se conozcan los 23 representantes de cada país.

etiquetas:

Paco LÓPEZ

_Destacado

Arrancaron los Juegos Olímpicos

Redacción @SpheraSports
23-07-2021

_Destacado

El arte de la gimnasia española

David Orenes @david_lrl
23-07-2021