_Alemania

Thorgan Hazard, creando su propia historia

Juanma Perera @juanmaHumilAfic 20-11-2018

etiquetas:

Aunque Eden Hazard lleva tiempo entre los futbolistas mejor considerados del mundo, siempre ha existido la leyenda, alimentada entre otros por el propio Edenm de que su hermano Thorgan, el segundo de la saga, es mucho mejor que él. A pesar de que los dos llegaron al Chelsea de la mano, uno desde el LOSC Lille y el otro desde el RC Lens, donde compartió tiempo en la cantera con Geoffrey Kondogbia o Raphaël Varane, entre otros, pero su destino no acabaría siendo el mismo. Mientras Eden pudo quedarse con los blues y disfrutar de la Premier League, Thorgan hizo las maletas rumbo a su país, a las filas del Zulte Waregem, a pocas horas para finalizar el mercado de fichajes. Un lugar propicio para crecer como futbolista y volver al Chelsea con opciones de, al menos, contar con alguna oportunidad.

En Bélgica pasó dos temporadas, cada una de ellas con cosas muy buenas, tanto para el equipo como para su carrera profesional particular. En el primer año, con su aportación, mayor en número de asistencias que de goles, el equipo consiguió el subcampeonato de liga, tanto en la temporada regular como en los play-off. En el segundo, con un total de 17 goles y 20 asistencias, lideró al conjunto de Waregem hacia el subcampeonato de copa, participando en la fase previa de la Liga de Campeones y en la fase de grupos de la Europa League. Thorgan y sus compañeros habían llevado al club a su segunda participación continental. Había crecido como futbolista, pero la realidad del Chelsea era otra y aún no iba a tener un sitio dentro del equipo, por lo que tuvo que salir de nuevo.

Su nuevo destino fue Alemania. En Mönchengladbach se encontraría con Lucien Favre y jugadores como Xhaka, Max Kruse, Kramer, Raffael… Empezó como un actor secundario, con ganas de aparecer y demostrar que lo de Bélgica no había sido una casualidad y que en una gran liga podría rendir igual o mejor. Sin embargo, ese proceso iba para largo. Su progreso iba de menos a más, su nivel también. Aquellos que opinaban que era mejor que su hermano empezaban a tener argumentos para demostrar que esa idea no era tan descabellada, aunque Eden seguiría estando en un foco mayor que Thorgan, por mucho que el rendimiento de ambos fuera distinto.

Poco a poco, el papel que jugaba Eden en un equipo como el Chelsea, lo empezó a adoptar Thorgan en el Borussia, siendo una de las piezas importantes y sólidas. Tanto por la banda, sobre todo la izquierda, como por el centro, aunque en menor medida, el Gladbach necesitaría a Thorgan y Thorgan se apoyaría en los Potros para seguir creciendo y, tal vez, acompañar por fin a su hermano o, quien sabe, competir con él de igual a igual. No se dio el primer caso, puesto que fue tan bueno el rendimiento del ‘Otro Hazard’ en tierras alemanas, que los germanos decidieron darle la confianza que no iba a tener en Inglaterra y los minutos necesarios para sentirse importante, no en un grande, al menos en la actualidad, pero sí en un club histórico, con ganas de volver a estar en la primera plana del fútbol germano, después de temporadas algo irregulares.

Con la temporada actual, con Dieter Hecking al mando y tras una decepcionante temporada pasada, Hazard se ha apoyado en el fichaje estrella del equipo, Alassane Plea y el silencioso Jonas Hofmann, que lleva años en el club, pero hasta ahora no se había destapado como alguien importante. Los tres, juntos, compiten junto a otras tripletas como la mejor del país e, incluso, como las mejores del continente. Está Plea para marcar goles, Hofmann para asistir (además de marcar goles como nunca) y Hazard para ser una mezcla de ambos, un jugador que reparte asistencias y también marca goles. Sí, puede que no sea mejor que su hermano, pero de momento no han tenido las mismas oportunidades, la misma repercusión. Thorgan sufrió el mal de todo hermano menor de un deportista estrella, ser conocido como ‘hermano de’, aunque en estos últimos tiempos el futbolista del Gladbach ha empezado a escribir su propia historia y, junto a Eden, colaborar para el crecimiento de su selección. El futbolista completo que creció a la sombra de su hermano y, ahora, ha hecho que saliera a la luz su propio nombre, por méritos propios. Contribuyendo al buen año de un equipo que necesitaba una nueva esperanza para volver a optar a cosas grandes. De momento, todo funciona, el equipo, su rendimiento, su historia se escribe gracias a su propia fuerza, la de Thorgan Hazard, anteriormente conocido como ‘El Hermano de Eden’.

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

Aunque Eden Hazard lleva tiempo entre los futbolistas mejor considerados del mundo, siempre ha existido la leyenda, alimentada entre otros por el propio Edenm de que su hermano Thorgan, el segundo de la saga, es mucho mejor que él. A pesar de que los dos llegaron al Chelsea de la mano, uno desde el LOSC Lille y el otro desde el RC Lens, donde compartió tiempo en la cantera con Geoffrey Kondogbia o Raphaël Varane, entre otros, pero su destino no acabaría siendo el mismo. Mientras Eden pudo quedarse con los blues y disfrutar de la Premier League, Thorgan hizo las maletas rumbo a su país, a las filas del Zulte Waregem, a pocas horas para finalizar el mercado de fichajes. Un lugar propicio para crecer como futbolista y volver al Chelsea con opciones de, al menos, contar con alguna oportunidad.

En Bélgica pasó dos temporadas, cada una de ellas con cosas muy buenas, tanto para el equipo como para su carrera profesional particular. En el primer año, con su aportación, mayor en número de asistencias que de goles, el equipo consiguió el subcampeonato de liga, tanto en la temporada regular como en los play-off. En el segundo, con un total de 17 goles y 20 asistencias, lideró al conjunto de Waregem hacia el subcampeonato de copa, participando en la fase previa de la Liga de Campeones y en la fase de grupos de la Europa League. Thorgan y sus compañeros habían llevado al club a su segunda participación continental. Había crecido como futbolista, pero la realidad del Chelsea era otra y aún no iba a tener un sitio dentro del equipo, por lo que tuvo que salir de nuevo.

Su nuevo destino fue Alemania. En Mönchengladbach se encontraría con Lucien Favre y jugadores como Xhaka, Max Kruse, Kramer, Raffael… Empezó como un actor secundario, con ganas de aparecer y demostrar que lo de Bélgica no había sido una casualidad y que en una gran liga podría rendir igual o mejor. Sin embargo, ese proceso iba para largo. Su progreso iba de menos a más, su nivel también. Aquellos que opinaban que era mejor que su hermano empezaban a tener argumentos para demostrar que esa idea no era tan descabellada, aunque Eden seguiría estando en un foco mayor que Thorgan, por mucho que el rendimiento de ambos fuera distinto.

Poco a poco, el papel que jugaba Eden en un equipo como el Chelsea, lo empezó a adoptar Thorgan en el Borussia, siendo una de las piezas importantes y sólidas. Tanto por la banda, sobre todo la izquierda, como por el centro, aunque en menor medida, el Gladbach necesitaría a Thorgan y Thorgan se apoyaría en los Potros para seguir creciendo y, tal vez, acompañar por fin a su hermano o, quien sabe, competir con él de igual a igual. No se dio el primer caso, puesto que fue tan bueno el rendimiento del ‘Otro Hazard’ en tierras alemanas, que los germanos decidieron darle la confianza que no iba a tener en Inglaterra y los minutos necesarios para sentirse importante, no en un grande, al menos en la actualidad, pero sí en un club histórico, con ganas de volver a estar en la primera plana del fútbol germano, después de temporadas algo irregulares.

Con la temporada actual, con Dieter Hecking al mando y tras una decepcionante temporada pasada, Hazard se ha apoyado en el fichaje estrella del equipo, Alassane Plea y el silencioso Jonas Hofmann, que lleva años en el club, pero hasta ahora no se había destapado como alguien importante. Los tres, juntos, compiten junto a otras tripletas como la mejor del país e, incluso, como las mejores del continente. Está Plea para marcar goles, Hofmann para asistir (además de marcar goles como nunca) y Hazard para ser una mezcla de ambos, un jugador que reparte asistencias y también marca goles. Sí, puede que no sea mejor que su hermano, pero de momento no han tenido las mismas oportunidades, la misma repercusión. Thorgan sufrió el mal de todo hermano menor de un deportista estrella, ser conocido como ‘hermano de’, aunque en estos últimos tiempos el futbolista del Gladbach ha empezado a escribir su propia historia y, junto a Eden, colaborar para el crecimiento de su selección. El futbolista completo que creció a la sombra de su hermano y, ahora, ha hecho que saliera a la luz su propio nombre, por méritos propios. Contribuyendo al buen año de un equipo que necesitaba una nueva esperanza para volver a optar a cosas grandes. De momento, todo funciona, el equipo, su rendimiento, su historia se escribe gracias a su propia fuerza, la de Thorgan Hazard, anteriormente conocido como ‘El Hermano de Eden’.

etiquetas:

_Alemania

El hundimiento

Juanma Perera @juanmaHumilAfic
18-01-2022

_Alemania

Callando bocas

Juanma Perera @juanmaHumilAfic
11-01-2022