_Celta

Subastadores de niños

Marcos Pimentel @PimenMarcos77 07-09-2021

En estas últimas semanas se ha estado especulando con una posible salida de Denis Suárez del Celta de Vigo. De hecho, solo hasta que se cerró el mercado pudimos estar seguros de su permanencia en el equipo celeste. En Vigo se han escuchado declaraciones como “yo le recomiendo que haga la mejor temporada posible para conseguir un buen contrato y salir el año que viene, como hizo Rafinha”, y no es la opinión de un aficionado ni de un periodista, son palabras del mismísimo Carlos Mouriño, presidente del RC Celta.

Es triste pensar que esta situación viene dada por motivos extradeportivos. En el campo, Denis está cumpliendo y, como también afirmó Mouriño, es el relevo natural de Hugo Mallo y Iago Aspas como líder y abanderado del Celta, más aún tras la marcha de Sergio Álvarez. Entonces, ¿a qué se debe el pleito? Todo comenzó por un niño: Bryan Bugarín. Bryan es un chico de 12 años que, hasta esta temporada, jugaba en las categorías inferiores del equipo celeste. Tras brillar en el torneo LaLiga Promises en categoría alevín, multitud de equipos se interesaron por él. Aprovechando la oportunidad, la agencia de representación de jugadores Intermedia Sport Player, agencia a la que también pertenecen Iago Aspas y Denis Suárez, decidieron buscarle un nuevo equipo al joven en un afán por acelerar su proceso formativo. Finalmente Bryan se unió al Real Madrid.

Este movimiento fue muy criticado en Vigo, tanto que Carlos Mouriño calificó a esta agencia como “subastadores de niños” y la vetó de por vida. Esto significa que ningún jugador representado por dicha agencia podrá jugar en el Celta de Vigo. Cabe recordar que no solo Aspas y Denis están involucrados con dicha agencia, sino que joyas de la cantera como Miguel Rodríguez o Gabri Veiga (ambos ya debutados con el primer equipo) deberán cortar relaciones con la empresa si quieren seguir vistiendo la celeste.

Como el propio Mouriño admitió, es un movimiento arriesgado pues se podrían perder hasta dos años de cantera por las bajas. Además, se la jugó a que Aspas y Denis no quisieran abandonar dicha agencia y, manteniendo su decisión inicial, tuvieran que abandonar el club. En ruedas de prensa posteriores al incidente, Mouriño confirmó haber hablado del tema con ambos jugadores. Parece ser que la reacción de Iago fue favorable y positiva para el club. Pese a no estar confirmado, el presidente del Celta dio a entender que no habría problema en el caso Aspas pues abandonaría dicha agencia. Pero con Denis fue diferente.

En palabras de Carlos Mouriño: “Denis antepuso sus negocios a su parte como jugador del Celta”. Estas declaraciones dan a entender que, a falta de dos años para el final de su contrato, Denis jugará su última temporada como celeste. Si no hay un cambio de actitud, el verano que viene Denis deberá traer una oferta convincente a las oficinas del Celta para poder salir, pues dudo que desde A Sede permitan que se marche gratis en junio de 2023, fecha de vencimiento de su contrato. Otra opción sería que Carlos Mouriño se retracte y elimine el veto a dicha agencia de representación, sin duda la opción menos probable.

Con este movimiento, desde el Celta se pretende demostrar que ningún jugador está por encima del escudo y de los valores del club. El Celta de Vigo siempre tuvo una filosofía muy marcada, una filosofía que no contempla ir ofreciendo a un niño de 12 años a todos los clubes en busca del mejor postor. O al menos así lo entiende el presidente y su junta directiva, si está haciendo lo correcto o no es opinable. Pero no todo va a ser negativo con Denis Suárez. El presidente también agradeció de manera infinita el esfuerzo que hizo el jugador para regresar al Celta después de pasar por el Manchester City, Barça, Sevilla, Villarreal y Arsenal. No olvidemos que es un jugador de casa, formado en la cantera. Sería muy triste que esta historia terminase con Denis fuera del equipo por un pleito extradeportivo del que él ni siquiera es protagonista. Veremos qué ocurre en el verano de 2022. Ah, y para los celtistas como yo, un consejo: disfrutad de Denis, por lo que pueda pasar.

Imagen de cabecera: @RCCelta

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

En estas últimas semanas se ha estado especulando con una posible salida de Denis Suárez del Celta de Vigo. De hecho, solo hasta que se cerró el mercado pudimos estar seguros de su permanencia en el equipo celeste. En Vigo se han escuchado declaraciones como “yo le recomiendo que haga la mejor temporada posible para conseguir un buen contrato y salir el año que viene, como hizo Rafinha”, y no es la opinión de un aficionado ni de un periodista, son palabras del mismísimo Carlos Mouriño, presidente del RC Celta.

Es triste pensar que esta situación viene dada por motivos extradeportivos. En el campo, Denis está cumpliendo y, como también afirmó Mouriño, es el relevo natural de Hugo Mallo y Iago Aspas como líder y abanderado del Celta, más aún tras la marcha de Sergio Álvarez. Entonces, ¿a qué se debe el pleito? Todo comenzó por un niño: Bryan Bugarín. Bryan es un chico de 12 años que, hasta esta temporada, jugaba en las categorías inferiores del equipo celeste. Tras brillar en el torneo LaLiga Promises en categoría alevín, multitud de equipos se interesaron por él. Aprovechando la oportunidad, la agencia de representación de jugadores Intermedia Sport Player, agencia a la que también pertenecen Iago Aspas y Denis Suárez, decidieron buscarle un nuevo equipo al joven en un afán por acelerar su proceso formativo. Finalmente Bryan se unió al Real Madrid.

Este movimiento fue muy criticado en Vigo, tanto que Carlos Mouriño calificó a esta agencia como “subastadores de niños” y la vetó de por vida. Esto significa que ningún jugador representado por dicha agencia podrá jugar en el Celta de Vigo. Cabe recordar que no solo Aspas y Denis están involucrados con dicha agencia, sino que joyas de la cantera como Miguel Rodríguez o Gabri Veiga (ambos ya debutados con el primer equipo) deberán cortar relaciones con la empresa si quieren seguir vistiendo la celeste.

Como el propio Mouriño admitió, es un movimiento arriesgado pues se podrían perder hasta dos años de cantera por las bajas. Además, se la jugó a que Aspas y Denis no quisieran abandonar dicha agencia y, manteniendo su decisión inicial, tuvieran que abandonar el club. En ruedas de prensa posteriores al incidente, Mouriño confirmó haber hablado del tema con ambos jugadores. Parece ser que la reacción de Iago fue favorable y positiva para el club. Pese a no estar confirmado, el presidente del Celta dio a entender que no habría problema en el caso Aspas pues abandonaría dicha agencia. Pero con Denis fue diferente.

En palabras de Carlos Mouriño: “Denis antepuso sus negocios a su parte como jugador del Celta”. Estas declaraciones dan a entender que, a falta de dos años para el final de su contrato, Denis jugará su última temporada como celeste. Si no hay un cambio de actitud, el verano que viene Denis deberá traer una oferta convincente a las oficinas del Celta para poder salir, pues dudo que desde A Sede permitan que se marche gratis en junio de 2023, fecha de vencimiento de su contrato. Otra opción sería que Carlos Mouriño se retracte y elimine el veto a dicha agencia de representación, sin duda la opción menos probable.

Con este movimiento, desde el Celta se pretende demostrar que ningún jugador está por encima del escudo y de los valores del club. El Celta de Vigo siempre tuvo una filosofía muy marcada, una filosofía que no contempla ir ofreciendo a un niño de 12 años a todos los clubes en busca del mejor postor. O al menos así lo entiende el presidente y su junta directiva, si está haciendo lo correcto o no es opinable. Pero no todo va a ser negativo con Denis Suárez. El presidente también agradeció de manera infinita el esfuerzo que hizo el jugador para regresar al Celta después de pasar por el Manchester City, Barça, Sevilla, Villarreal y Arsenal. No olvidemos que es un jugador de casa, formado en la cantera. Sería muy triste que esta historia terminase con Denis fuera del equipo por un pleito extradeportivo del que él ni siquiera es protagonista. Veremos qué ocurre en el verano de 2022. Ah, y para los celtistas como yo, un consejo: disfrutad de Denis, por lo que pueda pasar.

Imagen de cabecera: @RCCelta

_Celta

Un Celta de oro

Marcos Pimentel @PimenMarcos77
22-09-2021

_Celta

Subastadores de niños

Marcos Pimentel @PimenMarcos77
07-09-2021